Carlos González: “El Ayuntamiento actúa con mala fe contra nosotros”

Carlos González en su entrevista a Cordópolis | MADERO CUBERO

Una lata de Coca Cola Zero, un paquete de tabaco y un mapa con una zona señalada con rotulador destacan sobre la mesa del despacho del presidente del Córdoba CF, de quien dicen que tiene el club vendido, que no se ha gastado ni un euro en el equipo, que colecciona conflictos con las instituciones y que lidera un modelo de gestión sospechoso, entre otras cuestiones. A Carlos González González (Tenerife, 1962) le ha tocado lidiar con las críticas desde 2011. En verano de ese año compró un club arruinado que celebraba las permanencias en Segunda División como si fueran la Champions. En los cinco años siguientes ha sucedido de todo. Y todo ha cambiado. Para bien o para mal, como dice el himno.

El caso es que en este final de temporada González tiene un buen puñado de frentes abiertos. Mientras el equipo sigue a lo suyo -anda peleando por engancharse al play off de ascenso-, él dirime su particular batalla contra aquellos que se interponen en su camino. Llega a la cita con CORDÓPOLIS dando la sensación de tener prisa -“él es así”, susurra alguien que le conoce del día a día-, pero en cuanto se cumple el protocolo de las presentaciones y se acomoda delante de las grabadoras, el tiempo se detiene para el presidente del Córdoba CF. Llueve afuera. Alguien comenta que es bueno para el campo. “Hombre, pues hablando de huertos, nosotros tenemos uno en el estadio. Enganchado a nuestro suministro de agua. Y hemos ido al juzgado a denunciarlo. En la terraza del IMD hay una huerta pinchada a nuestra agua. Eso es lo que hacen los del Ayuntamiento de Córdoba, estos que dicen que yo les debo el agua. Y yo no le debo nada a nadie”.

Ya está aquí Carlos González. Y tiene ganas de hablar.

PREGUNTA. Ya lo precisaron después. Parece que comprobaron y el agua, por lo visto, no.

RESPUESTA. Ni la luz. Esto siempre ha pasado. Iba la factura a ellos, pero si a mí no me la pasan... El tonto he sido yo por decírselo. Y luego dicen que la pagan desde lo público. Usted tiene una cara que te cagas. Desde lo público a una empresa están pagando al Puga: 300.000 euros el año pasado. Inversión pública para una institución privada. Y el Séneca no sale de Despeñaperros. Nuestros equipos infantiles, cadetes y juveniles han estado este año en torneos por toda Europa luciendo el nombre de Córdoba. Ya voy a hablar clarito. Ahí se hizo el año pasado una inversión de trescientos mil euros para una empresa privada. Y no he visto decir a nadie nada.

Desde lo público a una empresa están pagando al Puga: 300.000 euros el año pasado. Inversión pública para una institución privada. Y el Séneca no sale de Despeñaperros"

P. Se está investigando de todos modos esa inversión por el tema del césped.

R. El césped y los vestuarios enteros. Pero eso lo hacía el PSOE también. Y lo hacía Izquierda Unida. Y el PP. Y nadie ha puesto el grito en el cielo. Dinero público invertido en una entidad privada, que han puesto un circo que cobran la de Dios. Y el aparcamiento. En una instalación pública. Nadie dice nada de eso, ni la prensa ni nadie. Y lo que le dan a Carlos González, que a mí no me dan nada, es eso: nada. Y lo que ha hecho una entidad privada, el Córdoba CF, por una instalación pública, que es El Arcángel, es pagar casi dos millones de euros. Eso lo ha pagado el Córdoba. En Las Palmas, por ejemplo, todas las remodelaciones que se han hecho las ha pagado el Cabildo. Y aquí lo tuvimos que pagar nosotros. Que ahora se las voy a reclamar al Ayuntamiento, evidentemente. Porque cuando yo vine aquí no había ni videomarcador, que lo he puesto yo. Y en una instalación pública. A ver si algún periodista tiene cojones y lo dice. Ya está bien de apuntarse a dar caña al mono.

P. ¿Vamos por lo institucional o por lo deportivo?

R. Por lo institucional, que estoy caliente. Si no te importa.

P. ¿Y por qué esa calentura?

R. Porque me fastidia que mientan. Populismo lo podemos hacer todos. Y ya le dije a la alcaldesa hace unos meses que no utilizara al Córdoba para sus temas políticos, que el Córdoba está por encima de sus reyertas políticas. Yo le puedo explicar a la alcaldesa y a Izquierda Unida todo lo que se ha hecho de aportaciones públicas en entidades privadas. Se lo puedo explicar muy claro. Y aquí no ha hecho ninguna. Miente con lo de la luz, miente con lo del agua y miente claramente con lo de la parcela de Rabanales 21. Miente en todo lo que dijo, como hace siempre y como hacen casi todos los políticos. Para hacer populismo barato. Yo quiero que me explique por qué al Córdoba no se le da ninguna inversión y sí por ejemplo en el Puga se invierten 300.000 euros de dinero público para una entidad privada. El Córdoba ha invertido dinero privado en un lugar público, que como sigamos así vamos a tener que reclamárselos. Y ellos nos quitaron la concesión de la ciudad deportiva.

Miente con lo de la luz, miente con lo del agua y miente claramente con lo de la parcela de Rabanales 21. Miente en todo lo que dijo, como hace siempre y como hacen casi todos los políticos. Para hacer populismo barato"

P. ¿Por qué fue?

R. Pues yo voy a explicárselo. Porque yo me he reunido con Pedro García muchas veces durante estos meses y ya me llegó a decir que nos la habían quitado porque le había salido de los cojones. Eso es lo que me dijo. Ya le advertí de que populismo, ninguno. Se habían buscado la forma de hacerlo que dicen que es legal, y que no lo es, para quitármelo. ¿Y sabe usted por qué lo hicieron? Pues porque según Pedro y el Ayuntamiento de Córdoba, el Partido Popular nos dio esa parcela. Y eso también es mentira, porque no nos la dio. Se la pedimos nosotros, y ya lo he dicho por activa y por pasiva, y dicen que era porque había concejales del Partido Popular que tenían muchos intereses en esa zona porque tenían parcelas. Mienten cuando dicen que el PP nos la dio, porque fuimos nosotros los que se la pedimos ya que eran los que gobernaban la ciudad en en ese momento. Y vamos a dejar ya las cosas claras. Por eso nos quitaron la concesión. Dicho por Pedro García a mí, personalmente. Y por eso el otro día contesté que no iría a Rabanales “porque no me da la gana”. Lo hice por quedar fino, pero ahora aprovecho para contestar al mismo nivel: “Porque no me sale de los huevos”.

P. El tema del convenio del estadio sigue sin resolverse. En el mandato interior se intentó y ahora con esta corporación el asunto anda parado porque las relaciones no son muy fluidas.

R. Pero si es que con el Partido Popular estábamos igual de mal que con éstos. A mí el Partido Popular no me ha dado nada. Nada. Nos dieron esa parcela después de estar tres años a gorrazos detrás del Partido Popular. No sé si la gente se acuerda.

P. Fue una etapa partícularmente agria en las relaciones.

R. La gente es que se cree que a mí el Partido Popular... Mire, a mí me da lo mismo quién gobierna. Yo lo que quiero es que cuiden bien al Córdoba, algo que nunca han hecho en esta ciudad. Nunca. Pero no conmigo. Con los anteriores, tampoco. El Córdoba es su juguete. Y yo me llevo tan mal porque no lo permito. Aquí el Córdoba ha sido el juguete de mucha gente. Y entonces, cuando yo me planto y digo que esto no puede ser un juguete, pues aquí estamos. Esto ha sido el juguete de anteriores mandatarios, el juguete de cierta parte de la prensa, el juguete de las instituciones... Eso es así y ustedes saben que no estoy mintiendo. Cuando dije que se acabó, entonces empezó el enfrentamiento. No tenemos un enfrentamiento por tenerlo. Lo tenemos porque a algunos se les han acabado las prebendas. Y podría poner algún ejemplo. En la azotea del IMD hay huertos ilegalmente pinchados al agua que paga el Córdoba CF. Y podemos enseñar las fotos, ¿eh? Hemos ido al juzgado a ponerles una denuncia por robarnos los suministros. Es que la Feria se enganchaba en nuestra luz, que pagábamos nosotros.

Mire, a mí me da lo mismo quién gobierna. Yo lo que quiero es que cuiden bien al Córdoba, algo que nunca han hecho esta ciudad. Nunca. Pero no conmigo. Con los anteriores, tampoco. El Córdoba es su juguete"

P. ¿En la del estadio?

R. Sí, sí. Así fue hasta el año pasado, que pusimos candados. Recordarán que denunciamos al Ayuntamiento hace dos o tres años. Y nos tiraron la puerta a patadas. Estaban de gañote. Pero es que en el Fondo Sur, donde estaban las carrozas, no han pagado en su puñetera vida. Así que vamos ahora a tener que hacer cuentas. Además, por la negligencia de los mandatarios de esta ciudad, el Córdoba CF ha pagado un veinte por ciento más de luz todos los meses. Porque eran incapaces de hacer una llamada telefónica a Endesa para que cambiaran la fórmula de contratación. De diez mil euros que pagamos al mes, son dos mil euros mensuales. Y durante un montón de meses. Eso es un dinero que también le vamos a exigir al Ayuntamiento de Córdoba, por su negligencia. Además, es que yo no entiendo por qué no viene la factura al Córdoba en lugar de al Ayuntamiento. No lo entiendo. Si es que se lo desgravan ellos o lo meten en gastos o también nos los cobran a nosotros. No lo entiendo, de verdad, por qué no viene la factura a nombre del Córdoba Club de Fútbol. Es una lucha nuestra histórica.

P. Será porque el estadio es de titularidad municipal...

R. ¿Usted tiene casas alquiladas?

P. He vivido en una casa de alquiler.

R. Perfecto. ¿Y el contrato de la luz a nombre de quién está? ¿Al suyo, verdad? ¡Pues claro, hombre! ¡Claro! ¿Por qué no lo ponen a nombre del Córdoba CF?

P. ¿Por qué cree que no lo hacen?

R. ¡Pues porque no quieren! Estuvimos pagando un veinte por ciento más. Y después de tres años llamaron a Endesa porque nosotros estuvimos dándoles el coñazo. Y era una llamadita solo, ¿eh? Que nosotros nos reunimos cien veces con Endesa y ellos nos lo decían: que nos llamen y cambiamos el modelo de contratación. Lo mismo que hace usted, ¿no? Para tener unas condiciones más ventajosas económicamente. Pues hemos estado pagando un veinte por ciento más muchos años. Que son 30.000 euros anuales, que no es ninguna bromita. Y ahora vamos a hacer cuentas. Vamos a hacerlas absolutamente de todo.

P. Pero a día de hoy hay facturas de luz sin pagar.

R. No tengo ni idea. A mí me las pasa el Ayuntamiento.

P. Es que entonces el Córdoba se arriesga a que le corten la luz.

R. No, el Córdoba, no. Será el Ayuntamiento. Se la cortan al estadio municipal, según ellos. Pues bueno, pues no jugaremos. Si esto es muy fácil: son ellos los que no nos pasan las facturas. Y si no que digan qué factura hay impagada. Todas las que nos pasan las hemos pagado. Y dicen que las han pagado desde lo público... Es que tiene más cara que el carajo. ¡Claro! Porque ustedes no son capaces de hacernos el contrato a nosotros. Porque de esa manera ellos tienen que pagar la luz, hacernos la facturita y que nosotros les paguemos a ellos después. ¿Usted se cree que esto es serio? Ya está bien de demagogia.

Pues hemos estado pagando un veinte por ciento más muchos años. Que son 30.000 euros anuales, que no es ninguna bromita. Y ahora vamos a hacer cuentas"

P. ¿Y nunca ha habido falta de voluntad de pagar?

R. ¡Pero si somos nosotros los que les hemos avisado! Es el Córdoba es que les dice: ¿qué coño está pasando aquí? Y luego sale la alcaldesa y dice que cuando ellos llegaron en julio... ¡Miente! Y si no que saque la factura. ¡Miente!

P. Argumentan que hasta julio se devolvían las facturas a Endesa y que desde febrero es cuando el Córdoba dice algo.

R. Yo no sé qué es lo que hacen con las facturas. Yo no sé además cómo imputan las facturas en su contabilidad. Porque a lo mejor, yo no quiero decirlo, están haciendo doble imputación: lo que les pagamos nosotros y lo que pagan a Endesa. ¿Pero esto qué es?

P. Alguien tiene que darle el visto bueno a esas facturas.

R. A nosotros lo que nos llega, lo pagamos. Nunca hemos dejado de pagar nada. Por eso cuando dicen: le hemos pagado al Córdoba... Es mentira. Tú no le has pagado al Córdoba nada en tu vida. Al contrario, el Córdoba te ha pagado a ti bastante. Bastante.

P. ¿Qué inversión ha hecho el Córdoba en el estadio desde que Carlos González está al frente?

R. ¿Desde que estoy yo? Pues cerca de dos millones de euros.

P. ¿Puede especificar en qué concretamente?

R. Usted lo disfruta. Hemos hecho unas cabinas de prensa extraordinarias. Tenemos toda la zona de prensa nueva, gimnasio, vestuarios... El Fondo Sur lo terminamos nosotros con dinero nuestro. Los palcos. Los banquillos. El videomarcador. Todo lo hemos hecho nosotros. Y el césped que hemos puesto este año, que nos felicita todo el mundo. El mejor césped del fútbol español. Que con la que cayó el domingo, ni un charco. Pero ni barro. Hemos hecho una labor ahí extraordinaria. Y en el año 2010, que cayó una tromba de agua importante, ¿sabe usted quién pagó el arreglo de El Arcángel?

P. El Ayuntamiento.

R. Exacto, el Ayuntamiento. ¡Y no pasó nada! Y a mí que no me pagan ni la hora... Mire usted, ¿qué me están contando? Además, se nota que actúan de mala fe contra nosotros. Porque a nosotros nos llaman los de la Liga y acudimos. Pero nosotros les llamamos a ellos y lo primero que hacen es ir a corriendo a la prensa para meternos mierda. Yo no he visto en mi vida algo igual. A una persona la hacen alcaldesa y lo primero que hace es hablar del Córdoba. Eso es lo que hizo esta señora. Deslealtad con el Córdoba, toda. Ya se lo he dicho a ella. Porque si nos quieren quitar aquello [los terrenos para la nueva Ciudad Deportiva en el Parque del Canal] nos llaman y a ver cómo podemos solucionarlo. ¡No, no! Ella salió a la prensa a decirlo. No estoy mintiendo, ¿no? A las 24 horas de llegar. Eso es lo que hizo esta alcaldesa, con todos mis respetos, a la que ha votado uno de cada diez cordobeses. ¡Uno de cada diez cordobeses! Así está la democracia en España. Que a una persona la vota uno de cada diez y la hacen alcaldesa. Y encima va pegándose el pisto de que representa a Córdoba. Usted representa al diez por ciento de Córdoba, tenga el título de alcaldesa o el que le dé la gana. Y lo mismo que ella muchos alcaldes y otros cargos en España.

A una persona la hacen alcaldesa y lo primero que hace es hablar del Córdoba. Eso es lo que hizo esta señora. Deslealtad con el Córdoba, toda. Ya se lo he dicho a ella"

P. Las mayorías se han acabado.

R. ¡Que la ha votado uno de cada diez! ¡Es acojonante, vamos! Para luego ir por ahí tirándose el pisto.

P. Lo del convenio de El Arcángel es algo que no queda claro. ¿Tan difícil es llegar a un acuerdo entre el Córdoba y el Ayuntamiento?

R. A mí el gobierno municipal anterior me dijo: vamos a firmar el mismo convenio que el Granada. Porque sus amigos de Granada, con el alcalde que era del PP y tal. Y yo les dije: mañana. Lo ponían como ejemplo. Ahí está la prensa para comprobarlo. Yo le dije: claro, mañana. Y como nuestros políticos no se leen nada y no saben de nada, pues luego salen: no, no, no, no... ¡Pero qué convenio voy a firmar yo! ¿Por qué no arreglan el estadio? Para firmar un convenio hay que hacerlo como el de Las Palmas, que el Cabildo ha arreglado todo el estadio y lo ha dejado fetén. Aquí mis socios y mis aficionados tienen lo que hay. Los baños están hechos una... ¡Vamos, hombre! ¿Cuántos años hace que estos señores no meten un euro en El Arcángel? Que es suyo, que no paran de decirlo: esto es del Ayuntamiento. Pues mienten. Esto no es del Ayuntamiento. Es de los cordobeses. Eso para empezar. ¡De los cordobeses! Lo mismo que tu edificio, donde tienes tú el culo sentado en una silla. Esto es de los cordobeses, a ver si te enteras, no del Ayuntamiento de Córdoba.

P. ¿Pero qué problema hubo en ese convenio?

R. ¡Pues nada! ¡Que no quieren firmarlo! Nosotros, para firmar un convenio, reivindicamos que hay que sentar unas bases. Porque esto no es sólo entradas, como quieren ellos: no sé cuantos pases de palco, no sé cuántas entradas para otro lado... No, no, no... Mire usted. Aquí hablar de qué cantidades va a destinar usted a las mejoras del estadio. Porque esto es un edificio público y usted aquí no mete un euro. Aquí hicieron hace un año un reportaje de La Sexta y, aunque nos enfadáramos, es verdad: ¡la tribuna se cae a trozos! Que cuando llueve se nos mete agua hasta en las narices, ¿eh? Y en el palco estamos con paraguas, como los del Rayo. Eso es lamentable. ¿Cuánto va a invertir usted en el estadio? Pero no para el Córdoba, sino para los cordobeses, que son los dueños y los que vienen aquí. Y los que tienen que sufrir los accesos. Y la explicación que nos dan es que los terrenos de alrededor son de la Feria. ¡Pues quite usted la Feria de aquí! Porque mi gente se pone hasta las cejas de barro y de todo. Y luego te tiras dos horas para poder salir del estadio. No se puede ser más torpe. No sé quién fue el lumbreras al que se le ocurrió poner la Feria al lado del estadio, que hay que ser muy torpe para hacer eso.

P. O sea, que mientras la Feria esté ahí los accesos a El Arcángel no se arreglarán jamás.

R. Exacto. Jamás. Y encima oigo a los de Minoritarios decir que en vez de repartir beneficios, que los destine a arreglar los accesos del estadio. ¿Quién? ¿Yo? ¿El Córdoba CF tiene que arreglar los accesos al estadio? Ése es el nivelito de los Minoritarios. Que no paguen los niños, dicen. ¡Pero si en este club no paga ni Dios! Es más, el club les paga. Hay cadetes a los que les estamos pagando. Y juveniles. ¡Que no se enteran! Yo no tengo potestad legal para actuar sobre un suelo que es de titularidad municipal. Será el Ayuntamiento el que los tiene que arreglar, ¿no? Pues nada. Ése es el nivelito. Y luego lo aireamos por todos los medios. Vamos, que el comunicado que hicieron el otro día es para descojonarse de la risa. Porque no se enteran ni cómo es su club. En el Córdoba, las categorías inferiores no pagan ni un euro. No sé si tenéis hijos aquí...

Nosotros, para firmar un convenio, reivindicamos que hay que sentar unas bases. Porque esto no es sólo entradas, como quieren ellos: no sé cuantos pases de palco, no sé cuántas entradas para otro lado..."

P. Un sobrino.

R. ¿Y tu sobrino paga algo por jugar en el Córdoba? ¿A que no? Pues ya está. Y ése es el nivel. Tengo para aguantar todos los días. Todos los puñeteros días.

P. ¿El problema para firmar un convenio puede ser el pago de un cánon por el uso de la instalación?

R. Yo quiero pagar el mismo cánon que los demás clubes de España. El mismo. No tengo por qué pagar más.

P. ¿Y cuánto pagan los demás?

R. Nada. Nos dicen que una ley europea, que si tal... Mienten. No paga ninguno. Es más, al que paga, luego se lo da el Ayuntamiento como subvención. Nosotros vamos difundiendo el nombre de Córdoba, de nuestra ciudad, por todo el mundo. El otro día estuvieron nuestros equipos en Portugal, jugando un torneo. Y como resulta que somos muy buenos, pues ganamos partidos y llegamos a las finales. Y allí estaban el Oporto, el Sporting de Lisboa... Nos dieron trofeos al mejor equipo, al mejor jugador, al mejor entrenador... También estamos con un proyecto solidario en Marruecos, donde tenemos jugadores y técnicos trabajando. Llevamos el nombre de Córdoba a donde vamos y eso en otras ciudades tiene un reflejo en la cantidad que se aporta al club. ¿Cuándo le da al Córdoba el Ayuntamiento por promocionar la ciudad?

Llevamos el nombre de Córdoba a donde vamos y eso en otras ciudades tiene un reflejo en la cantidad que se aporta al club. ¿Cuándo le da al Córdoba el Ayuntamiento por promocionar la ciudad?"

P. ¿Y aquí no sucede eso?

R. Aquí nos cobran encima. Mira, os voy a enseñar algo que creo que es importante. Nosotros le hemos pagado al ayuntamiento 105.000 euros en tasas por la nueva ciudad deportiva del Córdoba. ¿Por qué no me lo devuelven si el terreno me lo han quitado? No tengo ni idea de dónde está ese dinero. Igual se lo han gastado en vino. Lo que sí sé es que les he pagado ciento y pico mil euros. ¿Por qué no me lo dan? Me quitaron la concesión, que para eso sí han corrido mucho, y lo han hecho ilegalmente. Eso ya lo veremos en los tribunales. ¿Por qué no me devuelven la pasta? Me quitas la concesión y me ingresas mi dinero que te pagué. No, amigo. Eso no. ¡Me quitan la concesión y se quedan con la tela! Y luego dices que yo te debo a ti. ¿Que yo te debo el qué? Pues pocas facturas le van a caer al Ayuntamiento. Poquitas le van a caer. Porque cuando se abre una batalla, se abre. Y lo que no se puede hacer es mentir. Y eso es lo que hizo la alcaldesa en una emisora de radio de esta ciudad. Porque todo lo que dijo es mentira. Ahora hablamos de que Rabanales 21 tiene suelo de uso deportivo. Que me diga cuál.

P. Habría que recalificar.

R. ¡Hombre! Hay que cambiarle el uso. Miente. Y su teniente alcalde dijo que al Córdoba no se le movía... ¿Estoy mintiendo o no? ¿Por qué aquí sí y en otro sitio no? Yo se lo puedo explicar a la gente. [Coloca sobre la mesa un mapa con la ubicación de los terrenos y señala]. Esta es la parcela que nos han dado, ¿verdad? Parcela de uso comercial. Parque ferial. Eso es lo que dicen que nos podían dar. Pero son tan torpes que no saben que ahí no se puede hacer, que los campos se  construyen con orientación norte-sur porque si no te da el solecito y no ves. Bueno, pues aquí no se pueden poner los campos. Además de que la parcela es pequeña. Eso es la propuesta. Parcela de uso comercial, parque ferial. Y le tienen que cambiar el uso a deportivo.

Me quitaron la concesión, que para eso sí han corrido mucho, y lo han hecho ilegalmente. Eso ya lo veremos en los tribunales. ¿Por qué no me devuelven la pasta? Me quitas la concesión y me ingresas mi dinero que te pagué"

P. Un trámite de un año.

R. Bueno, seis meses o así me dijeron. Porque aquí estuvo sentada la alcaldesa. Sí, en ese mismo sillón sentada. Además, compramos esa cafetera y un jueguecito de café. Para tratarla con cariño. Porque aquí nosotros lo tomamos de máquina. Eso fue en noviembre. Yo no he tomado café en mi vida, yo bebo Coca Cola. Y la compramos porque venía la alcaldesa. Con sus tacitas y todo. Aquí estuvieron sentados. Ella y el que manda en el Ayuntamiento. Les di tres localizaciones y quedaron en contestarme en quince días. ¿Te han dicho algo a ti? Pues a mí tampoco. ¡Quince días! Yo no sé cómo miden el tiempo.

P. Esos terrenos que les ofrecía eran para comprar.

R. Para comprar. No para lo que quiere ella, que me lo dijo aquí sentadita: una concesión. Que no compráramos nada, que mejor una concesión. Sí. Para tenernos cogidos por los huevos. Para estar todos los días diciendo: esto es nuestro. Pues no. Yo he querido comprar siempre. Y el Ayuntamiento nunca, ni los de antes ni los de ahora, me ha dejado comprar. ¡Nunca! Y si hace falta puede salir el alcalde anterior y esta señora, si alguna vez dice alguna verdad, también para corroborarlo. Que lo digan. Les ofrecimos comprar El Arcángel, que casi le da un infarto. También les ofrecimos comprar la ciudad deportiva actual. Que detectaran quién era el propietario actual. Que ya sabemos quién es. El Banco Popular. Y lo hemos podido detectar por ti. Nos pondremos en contacto con ellos. Y también vimos la posibilidad de unos terrenos, quince hectáreas, que están en una zona en la que hay una gasolinera. Esas quince hectáreas están cerca del Parque Joyero. Le dijimos que teníamos intención de construir un estadio en la nueva parcela que compráramos, para no tener que oír más que el estadio era del Ayuntamiento cuando es mentira. Es de los cordobeses. Igual que el edificio en el que tiene el culo. Igual, igual. Pero hay una diferencia: que las obras que se hacen allí las pagan todos los cordobeses y las que se hacen aquí las pagamos nosotros. Esas tres localizaciones les dimos para comprar. Para comprar nosotros. Y el que diga que no les damos ninguna solución, miente. Miente. Y es que no dice una puñetera verdad. Y después de eso le mandé un whatsapp. Cariñosísimo, ¿eh? Y ella, como es así de soberbia, me contestó con otro. Y entonces yo dije para mí: pues ahora te vas a cagar. Vamos a contar la verdad de todo. Quedaron en contestar en quince días. Hasta hoy.

Aquí estuvieron sentados. Ella y el que manda en el Ayuntamiento. Les di tres localizaciones y quedaron en contestarme en quince días. ¿Te han dicho algo a ti? Pues a mí tampoco. ¡Quince días! Yo no sé cómo miden el tiempo"

P. ¿Pero no ha habido ninguna comunicación con el Ayuntamiento desde noviembre?

R. Sí. Yo con Pedro he ido a comer alguna vez. Y después en la tertulia posterior, mientras él se tomaba unas copas y yo unas coca colas, me decía siempre que por qué no me iba a Rabanales 21. Tienen una perra con Rabanales 21, chico. Es que yo no lo entiendo. ¿Tienen algún interés en Rabanales 21? Pues que me lo digan y yo me siento con ellos: ¿Queréis que os echemos una mano en Rabanales 21? Y que me lo digan y ya veremos que podemos hacer. Yo estoy abierto a hablar.

P. Pero el Córdoba CF no quiere ir a Rabanales 21.

R. No quiere porque nos dijeron... Mire. Esto ya es una cuestión de cojones. ¿Sabe usted? Yo lo voy a decir muy clarito. Si me quitan por cojones mi parcela, no mía sino de mi club, de mi gente, de mis aficionados, de mis jugadores, de los niños de Córdoba, pues por cojones yo no voy a donde me dices tú. Porque entre otras cosas lo vamos a pagar nosotros. Somos el único club del mundo que no ha pedido ninguna subvención ni nada. Yo le puedo explicar en otros sitios quién ha pagado las ciudades deportivas. Y nadie dice nada de eso. Yo lo entiendo. No lo voy a criticar porque les entiendo. Si ustedes se ponen muy pesados con el Ayuntamiento les cortan la financiación. Yo entiendo a todo el mundo en esta vida, mire usted. Pero usted tiene que reconocer conmigo que es la hostia que esta ciudad no se haya levantado ante una situación como ésta: unos tíos quieren invertir y no les dejan. Y crearíamos empleo, y sería un beneficio para nuestros niños... ¡Y nadie dice nada! ¡Y le dan la razón al Ayuntamiento! Yo hay veces que estoy en mi casa y pienso: esto es un mundo de locos. El Córdoba CF quiere invertir cuatro millones y medio de euros en la ciudad, no le dejan y encima son ellos los hijoputas. El bueno es el Ayuntamiento. ¿Pero qué coño va a hacer en El Tablero? ¿Qué van a hacer allí si se han montado las ovejas? Yo me quedo... Y a veces pienso: ¡Que le den por culo! Si no tengo ningún beneficio personal. Y luego me dicen: ¡Pues subid a Primera! ¿Pero cómo? ¿Con las instalaciones aquellas que cada dos por tres nos están saboteando los campos? Cada dos por tres, ¿eh?

P. ¿En qué quedó aquel asunto del sabotaje?

R. En nada. ¿La investigación? Yo creo que ni se hizo. Ni puto caso. Qué más da. Yo se lo dije al comisario y él me contestó: sí, sí, sí... Hasta hoy. No han llamado a declarar a nadie. A nadie. Han pasado. El Córdoba, desde que estoy yo, aunque antes también, no importa. Y luego nos dicen que subamos a Primera, que el equipo y que tal. Joder, ¿y usted qué hace? Hemos tenido que buscar un patrocinador de fuera de la ciudad para la camiseta. Es que no hemos tenido ni eso.

Mire. Esto ya es una cuestión de cojones. ¿Sabe usted? Yo lo voy a decir muy clarito. Si me quitan por cojones mi parcela, no mía sino de mi club, de mi gente, de mis aficionados, de mis jugadores, de los niños de Córdoba, pues por cojones yo no voy a donde me dices tú"

P. ¿Se ve solo?

R. Mire usted. Cuando la gente habla y dice: es que Ecco Documática tiene el 98 por ciento. Pues porque usted ha querido. No digo la compra, ojo, porque antes lo tuvo Prasa. Y despues vendrá otro y lo tendrá. Pero, ¿por qué nadie se apuntó a la ampliación de capital que hubo en la conversión a sociedad anónima? Que era muy baratito. En otros clubes ocurrió y se metieron todos los socios. La Real Sociedad funciona así y otros muchos lo hicieron, pero en Córdoba no fue nadie. Pues así siempre habrá una empresa, la que sea, que tenga el 98 por ciento de las acciones. La que sea. Antes fue Prasa, ahora es Ecco y mañana será Periquito Pérez del Valle. No nos podemos quejar de lo que permitimos que fuera así. Y no digo que el dueño tenga que ser cordobés, porque aunque vosotros lo decís y lo respeto, no creo que haya que ser cordobés para comprar algo como un club de fútbol. Porque aquí hay una xenofobia de cojones. Si un cordobés no quiere comprar algo, pues no lo compra. Pero si les digo a los que se quejan que si hay una empresa que tiene tanto porcentaje de las acciones es porque ellos quisieron. Hubo una conversión a sociedad anónima en la que en otros clubes se apuntaron muchos socios. Aquí no. Y luego hubo una ampliación de capital y tampoco fue nadie. Lo que pretenden algunos iluminados es que les vendas acciones ahora a dos pesetas. ¿Usted está mal de la cabeza o qué?

P. ¿Cuánto vale ahora el Córdoba CF?

R. Veintitantos millones de euros. Y ofertas tengo, ¿eh? Te las puedo enseñar. No voy a mentir porque no soy político. [Muestra un mensaje de whatsapp con un documento adjunto, en el que se lee una oferta en libras]. Ésta es la última, está en inglés. Ahí está, firmada y rubricada: 17 y medio más 5. Esto es muy fácil, para qué vamos a mentir. La mentira tiene los pies muy cortitos. Ya has visto lo que le ha costado su mentira a la alcaldesa y lo que le va a costar, ¿eh? Porque ya no me pienso callar ni una. Ni una. Que me he callado durante mucho tiempo las mentiras de esta señora y de otros muchos, pero ya no. Hasta aquí he llegado. Y luego que titulen como les dé la gana. Que el presidente es un soberbio, que no sé qué. Soberbia, ninguna. Estoy hasta las narices de que ustedes no paren de mentir.

El Córdoba vale veintitantos millones de euros. Y ofertas tengo, ¿eh? Te las puedo enseñar. No voy a mentir porque no soy político"

P. ¿Y va a vender?

R. No.

P. Tajante.

R. No. Pero vamos, que esto es como todos los años. Yo creo que lo hacen para que se joda el equipo.

P. ¿Nunca había tenido tantas ofertas como ahora?

R. Siempre. Bueno, siempre después de arreglar el club. Porque al principio no quería venir ni el Tato. Ni los jugadores siquiera. ¿Os acordáis? El equipo de oro, como tituló un iluminado de Córdoba. Que salió en primera página publicado para darnos por culo, como siempre. Trajimos jugadores de Tercera y de Segunda B. Que casi me matáis ese verano. A Patiño lo encontré en el Sanse y le dije a Paco [Jémez]: “Tronco, vete a verle”. Y fue a Galicia porque allí había una eliminatoria de ascenso y yo a Madrid. Ése era Patiño. Y Borja, que no lo conocía nadie. Estuvo en mi casa firmando. Aquí muchos de los que hablan no son ni socios del Córdoba ni lo han sido nunca. Estos que tenemos todos los días en la prensa. Ahí tengo los ficheros y los voy a sacar. Porque el día que me vaya de Córdoba se va a armar la marimorena. Voy a contar la verdad de todo. De todo. Y no mi verdad. La verdad. Con papeles y documentación. Como cuando saque delante de la prensa los kilitos. Que pusieron en un titular que el club estaba arruinado y que debíamos no sé cuántos millones de euros. ¿Te acuerdas? Cuatro millones y medio de euros en la cuenta. Ahi está. Pues cuando me vaya y dé una rueda de prensa de todo... Vamos a hablar.

P. Las relaciones con distintos sectores de la ciudad nunca han sido pacíficas.

R. Es que no pueden serlo. Son pacíficas si yo trago, que es lo que han hecho todos los presidentes. Pero yo me rebelo contra esto. ¿Cómo voy a tener unas relaciones pacíficas cuando publiquéis esto el domingo? ¿Quién me toca los huevos? ¿Quién empieza a tocar los huevos? Es la alcaldesa, ¿no? Quiero que seáis justos. ¿Estoy mintiendo en esto?

Son pacíficas si yo trago, que es lo que han hecho todos los presidentes. Pero yo me rebelo contra esto. ¿Cómo voy a tener unas relaciones pacíficas cuando publiquéis esto el domingo? ¿Quién me toca los huevos?"

P. Está claro que una de las primeras medidas de este ayuntamiento fue revisar la concesión de los terrenos para la ciudad deportiva.

R. Veinticuatro horas. Le dije que era una desleal, porque tenía que haberme llamado, nos sentamos, hablamos y llegamos a un acuerdo o no llegamos. Pero lo que no puedes hacer es humillarme a mí, decirme que me vas echar y que no tengo terrenos y que yo trague. Para demostrar tu testosterona. Yo se lo dije: ¿Por qué no me llamas? Y hablamos, que no pasa nada. Pues no. Ella, a la prensa. O te vas allí o no tienes ciudad deportiva. ¿Tú te crees que eso es querer tener relaciones con alguien? Y así empezó nuestra relación. Esto no es el huevo o la gallina. Aquí sabemos muy bien quién puso el primer huevo y fue ella.

P. ¿Le molestó ese manto sospechoso que cayó sobre la operación urbanística y sus relaciones con el PP?

R. ¡Pero si yo con el PP me he llevado a hostias! Que cojan el Marca de hace un año y medio, que le dije a Nieto de todo menos bonito. Que le dije hasta que me iba a presentar a las elecciones. ¡Pero qué coño PP, ni popó ni el PSOE! A mí me importan todos un solemne huevo. Todos son iguales. A ver si nos enteramos. Y los que vengan igual. ¿Habéis visto el espectáculo de Podemos? ¡Yo vicepresidente, yo vicepresidente! Pero bueno, chico, no me jodas. Ya sé que quieres ser vicepresidente, pero no lo digas. Da lo mismo, macho. Si cuando fuimos a Las Palmas, el día del ascenso, yo no me hablaba con ellos. En el mismo avión íbamos y se iba aparte y le dije: vuélvete con nosotros. Yo estuve hablando con el alcalde, porque después de las declaraciones me llamó, agobiado, y yo le dije: ¿Qué quieres que haga, si llevo tres años que no me hacéis ni caso, que me tenéis como puta por rastrojo? No quiero que me déis nada, ni que me regaléis nada. Yo lo he dicho siempre, que aquí no quiero poner ni un puesto de pipas. Que solo queremos un terreno, pagando nosotros, para hacer nuestros campos de fútbol y nuestros vestuarios. ¡Y ya está! Que no vengo aquí a un pelotazo ni a nada de eso. Nada más llegar a Córdoba, y tú te acordarás, dije que no venía a montar nada. Y no lo he hecho. Dije que no venía a especular con el Córdoba y no lo he hecho. No entiendo por qué me tienen tanto asco porque yo lo único que he hecho es luchar por este puñetero club. Que yo no he medrado, que no voy a reuniones ni actos para no medrar. Que no hay ningún presidente en España que haga eso, que se montan los negocios que no veas en los palcos. Y yo no he hecho nada en esta ciudad. ¡Nada! Y mira que me han propuesto, pero di mi palabra de que aquí no montaba ni un puesto de pipas. Vine a un club de fútbol y lo he puesto en una dimensión que jamás había tenido. Ni en lo deportivo, ni en lo económico, ni en lo social. Y parece que somos un desastre nacional.

¡Pero si yo con el PP me he llevado a hostias! Que cojan el Marca de hace un año y medio, que le dije a Nieto de todo menos bonito. Que le dije hasta que me iba a presentar a las elecciones"

P. ¿Pero ha pensado en qué ocurre para que tenga este nivel de impopularidad?

R. Que era barata esta Liga, decían los iluminados. Pues yo les recuerdo que en los dos últimos años se ha jugado el play off con 61 puntos. A ver con cuántos se juega éste. El año que nosotros ascendimos, 61 puntitos. Y el año pasado el Zaragoza también lo jugó con 61 puntitos. Esta liga tan barata, tan fácil... que si hubiéramos traído un lateral derecho estábamos en Primera. Lo que hay que oír. Qué pocos saben de fútbol, chico. Qué más quisiera yo que subir a Primera. Porque esta oferta, de 22 millones y medio, en Primera es de 60. Así que tú fíjate las ganas que tengo de ahorrarme cien mil euritos o no.

P. Para retirarse.

R. Y para invitarte a ti a unas cañas. Fíjate si tengo ganas de subir, pero tampoco lo voy a vender.

P. ¿Y qué puede decir de la polémica por el reparto de dividendos?

R. Mire. Este club ha ganado 7 millones y medio de euros. Vamos a ver. Aquí se lleva pasta la ciudad, porque nos gastamos dos millones en El Arcángel; aquí se llevan pasta los jugadores, porque nos gastamos 6 millones con el ascenso; aquí se llevan pasta los empleados no deportivos, que tienen una prima también importante; aquí se lleva pasta todo Dios. Y el que curra 24 horas al día, no duerme y le llaman hijo de puta cada dos por tres, ¿qué tiene que hacer? Usted es empresario, ¿no? Usted, cuando su periódico gane dinero, ¿qué va a hacer? Repartir, ¿no? Una vez que estén todos los gastos cubiertos, obviamente. Pues es exactamente lo que hacemos nosotros. Hemos liquidado ya la deuda y tenemos nuestro dinero en cuenta, que yo no lo voy a anticipar porque sería un mal tendero. Yo he pagado anticipadamente lo que me generaba intereses. Hemos quitado la deuda, hemos hecho inversiones en el estadio, hemos puesto los abonos más baratos del fútbol español,  hemos puesto las entradas más baratas del fútbol español, que yo voy a ver cadetes y me cuesta más caro... Y después de todo eso, de siete millones y medio de beneficio nos hemos repartido uno y medio. Y si a Ecco Documática le queda más es por lo que dije antes. Y el que tenía acciones aquí tiene su dividendo, que ya han venido algunos a cobrarlo. Muchos, que yo los he visto. Nosotros a nuestros pequeños accionistas, que son más de mil, también queremos premiarles. Esto es impopular, pero a los que se hicieron accionistas se les prometió que se les regalaba el carné. ¿Y eso no es un dividendo? ¿Eso que es? Todos estos que están en Minoritarios y nos ponen a parir se llevaron el abono por la cara.

Esta oferta que has visto, de 22 millones y medio, en Primera es de 60. Así que tú fíjate las ganas que tengo de ahorrarme cien mil euritos o no"

P. ¿Qué hará Carlos González después del 30 de junio?

R. Jugar al golf, que me encanta.

P. ¿Quién va a ser el nuevo presidente?

R. Eso ya... Está muy complicado.

P. ¿Pero porque puede cambiar la propiedad?

R. No, eso no va a cambiar. Aunque le disguste a algunos. Igual el año que viene estamos igual, como sucede en estas fechas. Coja la hemeroteca. Se ponen muchos como unas castañuelas cuando sale la mierda esa de que voy a vender.

P. ¿Y eso perjudica al equipo?

R. Hombre, pues claro. Porque ellos me quieren a mí. Muchos jugadores me han dicho: presi, si tú te vas no renovamos. Me lo dicen muchos, te lo juro. Casi todos. Porque yo soy un ogro, pero a mí me quieren. Es más, muchos de los que ya no están en el club y que dicen por ahí que no me pueden ni ver, pues yo tengo aquí los whatsapp de todos los ex jugadores. Que no te preocupes, presi, que vamos a subir. De esos que decían que me ponían a parir. Fernández, Fuentes, Tena, Pepe Díaz... Todos aquí. Que alguno se ha ido cabreado, pues evidentemente. Pues como te vas tú del periódico si te dicen que no continúas. ¿Qué vas a decir? ¿Qué tío más grande? El Mundo hace un ERE y echa a cientos a la calle y aquí en el Córdoba CF echas a alguien y eres un hijo de puta. Porque voy a decir otra cosa. Dicen algunos que yo he echado a mucha gente cuando he llegado. Mienten. Aquí ahora mismo hay mucho más personal que antes, porque hemos creado empleo. Antes teniamos ocho o nueve y ahora hay diecisiete, aparte de los deportivos. Y no se pone en valor eso. Mis amiguetes, dicen. Pues el señor Bonache me daba sus buenas hostias, como vosotros, cada vez que podía. María es de Valencia, que yo la conocí el día que vino. Y aquí siguen de la época anterior Rosa, Cloti, el médico, Tochu, Jorge, Curro, Cristina, Fran, Pepa, Lourdes... Yo solamente he despedido a tres personas. El señor Coca se fue, no lo despedí. Además, le dije que se quedara y él se marchó dos meses después de llegar yo. Elías Cabrera se fue, no le eché. Juan Ranchal se fue, no le eché. Yo eché a Carlos Hita; al del almacén, Valeriano, que se fue, y al comercial que no me acuerdo cómo se llamaba. Eché al final a dos. Que hablen con mis empleados y les pregunten si están contentos conmigo o no. Hasta Toni [Cruz], con el que mantengo una buena relación, tuve que prescindir de sus servicios por una cuestión que él mismo me reconoció y que hacía incompatible su continuidad en el club. Él fue un señor y si no fuera por eso hubiera seguido aquí todo el tiempo que hubiera querido.

P. Y en el centro de todo esto, el equipo. Quedan cinco jornadas. ¿Cómo lo ve?

R. Pues con una ilusión tremenda, pero no por los 60 millones que le he dicho, que también, sino por toda la gente de Córdoba. La gente no sabe lo que yo sufro por los aficionados. La gente que está en el palco lo puede decir: a mí se me caen las lágrimas viendo a esta afición. Yo creo que ellos se lo merecen. No voy a decir que es la mejor afición que hay, porque es mentira, pero sí que está en el top de las mejores que hay en nuestro país. Solamente les hemos dado mierda durante cuarenta años y ahí siguen, luchando y trabajando, detrás de su equipo. Cuando me gritan “vete ya” lo entiendo. Joder, después de la campaña que hicimos el año pasado yo también hubiera dicho: vete a tomar por culo, González. Porque fue un desastre. Y el máximo responsable de ese desastre fui yo. Y así lo pienso, así lo siento y así lo expreso. ¿Cómo no me van a decir que me vaya?

No voy a decir que es la mejor afición que hay, porque es mentira, pero sí que está en el top de las mejores que hay en nuestro país. Solamente les hemos dado mierda durante cuarenta años y ahí siguen"

P. Pero entre la afición también hay grupos disidentes y críticos a su gestión. Es frecuente la polémica.

R. ¿Pero cómo polémica? ¿Cómo puede usted ponerse de parte de un tío que insulta? Usted lo está defendiendo.

P. No, yo pregunto. Ha habido un aficionado al que se le retiró el carné por el régimen disciplinario del club.

R. Bueno, pues la prensa en general. Pero eso no lo dice el régimen del club, es que lo dice la ley. Un tío que insulta es el agredido y el que es insultado es el agresor. ¡Esto es para descojonarse de la risa! Ya no saben qué decir. Un tío me insulta en las redes llamándome sinvergüenza y no sé qué y yo me tengo que quedar con los brazos cruzados. El Córdoba está puesto como ejemplo en la Liga de Fútbol Profesional, y si no cojan la hemeroteca y miren las manifestaciones del secretario general. La Liga copió lo que hizo el Córdoba. Aquí viene un director de partido que nos felicita siempre. No se puede tolerar la agresión verbal. Eso está tipificado en el código penal. ¿De qué estamos hablando aquí? ¡Esto es de locos! Polémica no hay ninguna. Polémica la que crean. Porque es vergonzoso que la prensa se ponga de parte del que insulta para joderme a mí. ¿Qué se creen? Y mienten como cosacos porque la expulsión no fue como él la cuenta, pero no voy a estar poniendo denuncias todos los días. Ese señor está en el palco, y nuestro director de seguridad y nuestro abogado son los que le sacan. Le llevan a taquillas y le dicen que no puede entrar por lo que ha hecho y le firman un documento. No fueron dos vigilantes de mala manera. Miente. Todavía me acuerdo cuando después de muchos años vino el Barça a esta ciudad y el ABC tituló que diluviaba. Y nosotros sacamos en nuestra web que no iba a llover. Para joder y hacer daño. Y de éstas te puedo contar todas las que quieras. Al Diario Córdoba ya lo hemos rectificado unas cuantas veces y las que nos quedan. Porque si no estaríamos todos los días y sería la bomba del Vietnam. Si lo que ha hecho Carmena con la web esa es verdad. Es que nos dicen que le debemos al Ayuntamiento un millón de euros y se quedan tan felices. Es todo mentira.

P. ¿Cree que hay una confabulación en su contra?

R. No, vamos a ver. Una de las cosas que hice cuando llegué a esta ciudad es quitar la publicidad de los medios. ¿Crees que hablarían así de mí si yo diera dinero a los medios? Aquí no se puede ir de buenos para machacar al malo, que soy yo. Y aquí nadie es bueno ni malo. Todos somos humanos. Yo quiero que se valore mi trabajo, con mis sombras y mis luces.

Etiquetas
stats