Empleo destina cinco millones a la inserción laboral de mujeres y colectivos vulnerables

Una trabajadora autónoma, en una foto de recurso.

Las delegadas de Empleo, Empresa y Trabajo Autónomo, María Dolores Gálvez, y de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Dolores Sánchez, han visitado este viernes el Centro de Iniciativas para la Cooperación, CIC-Batá, para conocer los dos proyectos que esta entidad está desarrollando en el ámbito de colectivos vulnerables y mujeres, recalcando que Empleo ha destinado en Córdoba más de cinco millones de euros a la inserción laboral de colectivos vulnerables y mujeres.

Tal y como ha indicado la Junta de Andalucía en una nota, dos iniciativas enmarcadas dentro del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia aprobado por la Junta de Andalucía y en el que se desarrollan hasta seis líneas de incentivos y que prevén alcanzar en la provincia a más de 3.000 beneficiarios.

En concreto, los proyectos visitados por las delegadas están dirigidos a promover la inserción laboral y la atención personalizada de colectivos vulnerables y de las mujeres en los ámbitos rural y urbano, principalmente en el primero.

Según ha puesto de manifiesto Gálvez, “CIC-Batá, es una de las 15 entidades que desarrollan estos programas en la provincia, en su caso ha sido beneficiaria de los dos. Entre sus objetivos está la inserción de casi 100 personas para lo que contará con un incentivo superior a los 664.000 euros aportado por la Consejería de Empleo”.

En definitiva, ha incidido la responsable territorial, estas dos líneas, “con más de cinco millones de euros de inversión, sumadas al resto de líneas del plan aprobado por el Gobierno, persiguen favorecer la contratación de distintos colectivos, así como el mantenimiento de empleo y el desarrollo de proyectos emprendedores enclavados en la economía verde y digital. Estas medidas van a suponer una inversión en la provincia superior a los diez millones de euros”.

Además de estos colectivos, “también serán beneficiarios de las mismas jóvenes desempleados, microempresas, trabajadores autónomos y cooperativas”, ha concretado la delegada de Empleo.

Por su parte, la responsable de Inclusión Social ha querido agradecer a CIC-Batá “el trabajo que lleva desempeñando en la provincia de Córdoba, no solo en la capital, sino también en la provincia, ayudando a salir a tantas personas de esa situaciones que todos queremos que no se produzcan y que para eso están ellos aquí, para ayudar y conseguir que muchas personas puedan conseguir un puesto de trabajo digno”.

Por su parte, el presidente de la entidad, Rafael Cantarero, ha puesto de manifiesto que estos dos programas son una continuidad del trabajo que llevan realizando desde hace años en toda la provincia. “Son muy importantes porque van al punto neurálgico de nuestro objetivo fundamental que no es otro que la inserción laboral de estos colectivos, acción que desarrollamos también a través de otros proyectos de la Consejería de Empleo, como Andalucía Orienta o el programa de Experiencias Profesionales para el Empleo, EPES, y que buscan todos ellos generar empleo de calidad”.

Cantarero ha destacado que los resultados de inserción al mes de diciembre son muy interesantes “más de 30 personas han conseguido empleo y aún queda casi todo el 2023 para su desarrollo con lo cual creo que podemos decir que los objetivos inicialmente y con los que nos comprometimos con la delegación de Empleo se van a conseguir”.

Proyectos

El proyecto dirigido a colectivos vulnerables empezó en septiembre y tendrá una duración de 12 meses. En Córdoba se han puesto en marcha nueve iniciativas que centrarán sus acciones en realizar proyectos integrados de inserción laboral, incluida orientación y formación, durante los cuales los beneficiarios podrán recibir ayudas para conciliar su participación en el proyecto, para el cuidado de familiares, por transporte o alojamiento.

Los beneficiarios principales son personas con discapacidad, desempleadas de larga duración, personas pertenecientes a minorías étnicas, demandantes de empleo mayores de 45 años, personas inmigrantes, mujeres con problemas de integración social, personas desempleadas en riesgo de exclusión social y perceptores de prestaciones.

Las entidades colaboradoras como CIC-Batá reciben una subvención de 6.000 euros por cada persona participante que concluya el itinerario personalizado que se le haya diseñado. En Córdoba se beneficiarán de esta iniciativa más de 1.000 personas y cuanta con un presupuesto de 3,3 millones de euros.

En el caso del programa dirigido a la inserción laboral de la mujer rural y urbana, este se ha iniciado recientemente, el pasado 1 de diciembre y su duración es de 18 meses. “Este programa tiene como objetivo facilitar la incorporación laboral de las mujeres, principalmente en municipios menores de 5.000 habitantes”, ha concretado Gálvez. Por ello, el ámbito de actuación de CIC-Batá además de en la capital abarca los municipios de Villafranca de Córdoba, El Carpio, Montoro, Fernán Núñez, Montilla y Montemayor.

El objetivo es promover la atención personalizada a las mujeres a través de su participación en itinerarios individualizados que combinen acciones de diferente naturaleza, tales como orientación laboral, asesoramiento, formación, inserción laboral y acompañamiento en el empleo. Las mujeres participantes recibirán una ayuda de 515 euros una vez finalizada su participación en un itinerario.

En la provincia esta iniciativa, además de Batá la desarrollan ocho entidades más y prevé beneficiar a 944 mujeres y conseguir 188 inserciones laborales, para lo que la Junta ha destinado una inversión superior a los dos millones de euros.

Etiquetas
stats