Zapateando bajo los lucernarios: Los baños árabes de Santa María

Baños Árabes de Santa María | ÁLEX GALLEGOS

Una vivienda de la antigua Medina, en la actual calle Velázquez Bosco número 8, antes conocida como calle de Las Comedias, acoge estos baños construidos sobre un lavatorio del siglo X relacionado con la Gran Mezquita de Córdoba. Hoy este lugar protegido aunque privado, se ha convertido en un tablao flamenco. Apena no poder disfrutarlo como monumento libre de otro uso, pero según aseguran sus gestores, el espacio es visitable de forma gratuita de 11 de la mañana a 21 h. que comienza el espectáculo.

El inmueble acoge una de las pocas muestras que quedan en pie de baños públicos hispano-musulmanes. Según los textos árabes, en Córdoba hubo más de 900 de estos espacios en época califal. El actual vestíbulo de los de Santa María fue en su día la sala de abluciones y daba paso a la sala de agua fría convertida hoy en un patio abierto. En la sala caliente, iluminada con lucernarios, se accede a un aljibe elíptico situado a más de 10 m de profundidad.

La denominación de Baños de Santa María viene dada, casi con toda seguridad, por su proximidad a la Mezquita-Catedral, y además, por pertenecer a la Collación de Santa María, el nombre de este barrio en su pasado cristiano. Conocemos otros ejemplos similares, como los Baños de Santa Catalina, que aún siendo baños de origen árabe, adoptaron una denominación cristiana, debida, en este caso, a su proximidad con el convento del mismo nombre.

En el pasado, la fachada del baño daba a las Calles de Céspedes y Velázquez Bosco, ésta última fue conocida además de como de Las Comedias, como Calle del Baño, en clara referencia a este edificio. A lo largo de su dilatada vida el espacio ha sufrido numerosas restauraciones y transformaciones, hasta llegar a formar parte de una vivienda y, ahora, de un establecimiento turístico.

En el interior de los Baños Árabes de Santa María encontramos en una primera estancia una sala cuadrangular de no muy grandes proporciones, era la Sala de agua templada (hayt al-wastâni). Debió tratarse de una estancia abovedada con lucernas, en cuyo centro se hallaría un pequeño estanque para el baño, que tras una remodelación del siglo XVIII, fue tapiado y las cubiertas destruidas para transformarlo en lo que es hoy, un patio de luz. En este lugar encontramos arcos de herradura y capiteles de avispero, de época califal.

Al fondo del patio se abre una pequeña puerta que lleva a una alargada estancia de más de 10 metros de longitud. Cubierta por una bóveda de cañón de sillería y perforada por lucernas rectangulares, se trata de la Sala de Agua Caliente (bayt al-sajun). Al frente se hallan tres accesos, tapiados los dos de los extremos, mientras que el central nos da paso a una galería abovedada que nos lleva a un aljibe.

Etiquetas
stats