Vox advierte de que el resultado de estas elecciones en Córdoba es "el principio"

Noche electoral de Vox | TONI BLANCO

Más de 25.000 nuevos apoyos. Ese es el balance, más que positivo, de Vox en Córdoba entre las elecciones de abril y las del 10 de noviembre. De quinta fuerza, celebrando casi como un velatorio el haber obtenido un diputado para el congreso hace seis meses, a quedar como primera fuerza en Lucena y segunda en Baena, Puente Genil, Cabra, La Carlota, Peñarroya-Pueblonuevo, Montoro y Santaella.

Este domingo sí hubo fiesta en la calle Queso, en los salones que desde hace un año Vox convierte en su cuartel general para recibir los resultados electorales. Les han traído suerte, pues en once meses esta formación de derecha populista ha crecido exponencialmente en Córdoba al mismo tiempo que lo hacía en España hasta lograr idéntico resultado: convertirse en tercera fuerza.

Y aunque Vox llenan con más facilidad en sus mítines que en las noches electorales, el resultado es el mismo. Claro que, según el líder del partido en Córdoba y parlamentario andaluz, Alejandro Hernández, Vox no juega en igualdad de condiciones respecto al resto de fuerzas, y cree que quizá los resultados podrían haber sido incluso mejores de haber podido lograrlo.

En cualquier caso, Hernández, su equipo y sus militantes estaban muy contentos. "Esto es el principio", advertía la cabeza visible de la formación de Santiago Abascal en Andalucía mientras sacaba un papel con una lista de todos los pueblos en los que Vox había logrado ser segunda o primera fuerza.

Por su parte, el diputado electo, el arabista José Ramírez del Río, ha agradecido la confianza depositada en él a pesar del "hartazgo" generalizado que ha supuesto el tener que ir a votar de nuevo por tercera vez este año. Para el diputado, lo ocurrido este domingo es "un veredicto de lo que pasa en España". "Hace un año estábamos luchando por llegar a las instituciones y, desde entonces, la verdad es que el avance ha sido espectacular", ha señalado.

En su discurso hubo palabras de agradecimiento para los votantes que han apoyado a la formación en pueblos en los que "es muy difícil manifestar su militancia", y reproches para el resto de formaciones políticas, que no han sabido resolver en 30 años muchos de los problemas de la provincia que él se ha comprometido a solucionar.

Todo esto, claro está, entre ¡Viva España!, ¡A por ellos! o ¡Presidente!, gritados a viva voz cuando en el proyector de la calle Queso se ha emitido el discurso del líder de la formación Santiago Abascal, que al igual que Hernández y del Río ha vaticinado que "Vox ha venido para quedarse".

Etiquetas
Publicado el
11 de noviembre de 2019 - 01:03 h
stats