De patios entre Regina y El Realejo (II): Diego Méndez, 11

Casa-patio de Diego Méndez, 11, en la ruta Regina-Realejo | ÁLEX GALLEGOS

Su aspecto indica que no acumula demasiados años. Sin embargo, la realidad es otra bien diferente. En el camino que va de El Realejo a Regina, diversos inmuebles toman forma con blanco en su fachada. El encalado propio de otras zonas de la ciudad tiene lugar también en ésta, en la que entre las distintas viviendas que marcan el trayecto se encuentra el número 11. Es la calle Diego Méndez y en ese lugar se ubica una de las casas que participan del Mayo Festivo de Córdoba -guía-. Lo hace con un recinto lleno de plantas y flores a las que da vida Rosario Neva, que es quien concede a no pocos visitantes la oportunidad de conocer un edificio vecinal de los que ya apenas quedan en el Festival de Patios. Ella es una de las inquilinas y la cuidadora de cuanto surge de los tiestos.

En el corazón de un barrio en el que comienza la frontera entre El Realejo (y también de San Andrés) y San Pedro (con el antiguo convento de Regina Coeli de por medio) se halla esta casa-patio que cuenta con más de dos siglos de historia. Es un inmueble típico de la vieja Córdoba en el que residen hoy por hoy hasta seis familias. Entre ellas está la de Rosario Neva, quien cuida el espacio florido de un edificio en el que destaca la vida en vecindad y la tranquilidad. El recinto participa del Festival desde 2013, tras una importante rehabilitación consensuada por parte de Vimcorsa. Pese a que supone una satisfacción este hecho, la propia Neva reclama más atención de los visitantes. Y también alguna ayuda. "Yo mejoraría el tema de la gente que entra, que no tiene miramiento con las plantas. La gente no sabe el trabajo que esto tiene y tendría que colaborar algo más", señala.

PREGUNTA. ¿Qué significa el patio para ustedes?

RESPUESTA. Para nosotros (por todos los vecinos), es una satisfacción. Yo, esto no lo había hecho nunca. Ésta es la primera vez, desde que estoy aquí viviendo. Para mí es mucho trabajo, pero la verdad es que es muy bonito.

P. ¿Por qué deciden participar en el Festival?

R. Nos obligaron, porque Vimcorsa quería abrir el patio al ser de vecinos y porque no se había abierto nunca. Nos preguntaron si queríamos abrirlo y dijimos, pues mira, si nos echáis una mano, claro. Lo que pasa es que aquí a la hora de hablar, hablan mucho y luego… Pero vamos, mi familia, que es la que organiza el patio, puede decir que está bien.

P. ¿Qué opinión le merece el Festival de Patios hoy por hoy?

R. El Festival está bien, lo que pasa es que para nosotros hay muchos patios mejores, la verdad. Si nos regalan un poco de premio, como yo digo, pues sería merecido. Por el trabajo, sobre todo, que tiene esto.

P. ¿Qué considera necesario mejorar?

R. Yo mejoraría el tema de la gente que entra, que no tiene miramiento con las plantas. No tienen cuidado. Por ejemplo, te dicen de dar algo (aportación monetaria) y no. No es obligatorio, pero es verdad que esto tiene mucho trabajo y con la subvención que nos dan, no llega. Esto sale de nuestros bolsillos prácticamente.

P. ¿Qué futuro cree que aguarda al Festival de Patios?

R. Si sigue así y va mejorando cada año, creo que es bueno.

P. ¿Cuál es su recomendación para disfrutar de los patios?

R. La gente no sabe el trabajo que tiene esto y tendría que colaborar algo más, la verdad. Nos dan una subvención, no vamos a decir que no nos dan. Pero, por lo menos, ya que abrimos las puertas, que colaboren más.

Etiquetas
Publicado el
8 de mayo de 2019 - 07:25 h
stats