De patios en el Alcázar Viejo: San Basilio, 14

Casa-patio de San Basilio, 14, en la ruta del Alcázar Viejo | ÁLEX GALLEGOS

Por su ubicación, ocupa un lugar principal en el barrio. Éste es uno de los que gozan de características más reconocibles de la ciudad. No sólo por el blanco encalado de sus calles, sino por el colorido de sus balcones que también lucen las viviendas en su interior. Se trata del Alcázar Viejo, un pequeño y hermoso pueblo dentro de Córdoba gracias a las murallas que lo rodean. Es en esta zona, una de las que tienen mayor identidad propia, se sitúa uno de los recintos más señeros del Festival de Patios. Es el de la casa con número 14 de San Basilio, a la que se puede alcanzar por hasta tres vías distintas, cada cual más única. Dicha vivienda es una de precisamente una de las más veteranas del certamen encuadrado en el Mayo Festivo -guía-, lo que sucede de la mano de su propietario, Ignacio Álvarez.

El dueño del inmueble es además presidente de la Asociación de Vecinos del Alcázar Viejo y uno de los impulsores de cada iniciativa que existe en el barrio. Es también hijo de los propietarios de la casa-patio de Duartas, 2, sólo alguna calle más allá tras las Caballerizas Reales. Sobre el espacio, al que se accede por un zaguán clásico y en un hogar que siempre fuera vecinal pero cuyo origen está entre finales del siglo XVI e inicios del XVII, Ignacio Álvarez destaca que en la actualidad cuenta con mucho más color y con nuevas dependencias de la antigüedad abiertas a la vista de los visitantes. Son los baños o la alcoba de una residente de hace años, comenta. El recinto tiene a sus espaldas más de seis décadas de Festival, en el que participa dentro de la modalidad de Arquitectura Antigua. Quizá sea reflejo de lo sempiterno del evento, tal y como la cree el propio Álvarez: “Si conseguimos hacerlo sostenible, es infinito”

PREGUNTA. ¿Qué significa el patio para usted?

RESPUESTA. Para mí es un modo de vida, una tradición.

P. ¿Por qué decide participar en el Festival?

R. En nuestra familia siempre hemos vivido en casa-patio. Mi abuela siempre ha querido participar, pero nunca pudo por cuestión de disponibilidad. Ella tenía una edad y no podía. Después lo hemos hecho, y yo soy la persona que más joven presentó un patio. Lo hice con 23 años.

P. ¿Qué opinión le merece el Festival de Patios hoy por hoy?

R. Estoy muy contento con la repercusión que tiene, con el lugar que hemos logrado darle. Aunque estoy un poco descontento con las masificaciones que hay. Haría falta un poco también de colaboración y ayuda a los propietarios, que entre más gente del ámbito económico que está en torno a ellos y al que aportamos tanto.

P. ¿Qué considera necesario mejorar?

R. Creo que necesario es mejorar, sobre todo, la coordinación en el Festival. Cada año va mejorando, pero habría que hacerlo en coordinación. También en seguridad y en la gestión de lo que es el público en la calle, que hubiera más organización en las colas. Por otro lado, echamos de menos cerrar a las doce de la noche el fin de semana, que es algo que espero podamos conseguir en el Alcázar Viejo. Esto es algo para que los propios cordobeses puedan disfrutar de los patios, que puedan verlos y tomarse su copita de vino o su refresco.

P. ¿Qué futuro cree que aguarda el Festival de Patios?

R. Si conseguimos hacerlo sostenible, es infinito. La sostenibilidad es posible sin que sea un evento sólo a nivel productivo y turístico, si no se pierde la esencia. Que esto no se convierta en un paseo turístico sin más.

P. ¿Cuál es su recomendación para disfrutar de los patios?

R. Que tengan tranquilidad (los visitantes) y que haya respeto a las casas, porque son casas privadas que abrimos. Si en mucha cola, que no intenten recrearse cuando entren, porque hay gente que está esperando igual que ellos antes.

Etiquetas
stats