“Este año no hay jamón”: la pandemia cambia en Fitur el catavinos por el gel hidroalcohólico

El 'stand' de la provincia de Córdoba en Fitur 2021

Aquellos que saben de Fitur, periodistas, profesionales y touroperadores de los que se conocen los pabellones de palmo a palmo, cuentan siempre que no hay momento en el que Córdoba brille más en el gran escaparate mundial del turismo que el instante en que se descorchan las botellas de vino Montilla-Moriles y se afila el cuchillo jamonero que deshace las piezas de ibérico de la Denominación de Origen Los Pedroches.

Las colas, ese monumento a la paciencia que hoy parece de otra época, eran año tras año tan largas como duradero el sabor que dejaba el jamón de los Pedroches en el paladar. La Diputación de Córdoba iba con todo el poderío a esta fiesta del turismo. Y a tiro hecho: Francisco Castro y Clemente Gómez, venenciador y cortador de jamón, respectivamente, llevaban más de una década viajando a Fitur para alegrar la mañana en el stand de Córdoba.

Este miércoles, en la inauguración del primer Fitur tras el estallido de la pandemia del coronavirus, había quien se acordaba amargamente de Castro y Gómez. Sobre todo, en un año como éste, en el que el pabellón de Ifema, donde se celebra la feria hasta el próximo domingo, presentaba un aforo mucho menor respecto al de años anteriores. Por eso de que, a menos gente, más jamón para uno.

Pero este año, ni jamón, ni vino, ni papel de ninguna clase. A cambio, gel hidroalcohólico, mascarillas y pantallas (tablets, ordenadores e incluso una gran pantalla con forma de corazón sobre el pabellón de Andalucía). La precaución llamaba a la sensatez y a evitar el manoseo del material de todos los años.

El tiempo, con la pandemia como acelerador, parece haber dado casi definitivamente la espalda al papel como soporte para información turística. De hecho, bastaba ver cómo se movía la gente por Ifema, mirando al móvil y señalando el destino. Lejos quedan los tiempos en los que uno sacaba un mapa arrugado del bolsillo para orientarse.

Si no que se lo pregunten a Isabel Albás, presidenta del Imtur, que ha anunciado en Fitur que Córdoba va a ser la primera ciudad del mundo en eliminar las guías de papel de su oferta de material de información turística. Este anuncio se enmarca dentro de un proyecto de captación de fondos europeos que busca situar a Córdoba como Destino Turístico Inteligente, y que incluye también hologramas y robots que ejercerán de guías turísticos.

No hay noticia, por el momento, de que Córdoba tenga previsto prescindir de su gastronomía en pos de sabores sintéticos o atracones holográficos. De hecho, este mismo jueves, Córdoba se lleva a un local de Madrid a cinco de sus más reputados chefs a darle a los expertos lo que todos quieren: caña al paladar.

Y donde hay sabor, hay esperanza: si ha faltado el jamón y el vino en Fitur este miércoles ha sido una cuestión coyuntural, que se resolverá en la próxima edición. Así que, Francisco y Clemente, ¡a calentar, que ya mismo salís!

Etiquetas
Publicado el
20 de mayo de 2021 - 06:00 h