Podemos confluye hacia el espacio que ha quedado vacío en la izquierda

.

En la sede de Podemos no hay cartel identificativo del partido porque, un día sí y otro también, alguien lo vandaliza. La suya es una sede sin nombre, ubicada junto al Parque de Colón y la Torre de la Malmuerta, entre dos edificios con tres o cuatro balcones con sus banderas de España. La casa del partido de Pablo Iglesias en Córdoba siempre ha tenido quien la increpe y poco a nada ha cambiado allí con los terremotos que han sacudido la dirección del partido.

Hoy, la sede es el cuartel general de la candidatura de Cristina Pedrajas, coordinada por Juan Alcántara, el mismo militante que en febrero sorprendió a propios y a extraños imponiéndose en las primarias del partido morado, y que, mientras parte de la antigua dirección se integraba en el abortado proyecto electoral de Ganemos en Común, él optaba, en otro sorpresivo movimiento, por ceder la cabecera de su lista a Pedrajas, una desconocida profesora de instituto y sindicalista que es quién finalmente concurre a las elecciones a la Alcaldía.

Hace una semana, Podemos optaba por su espacio en la zona izquierda del espectro político municipal como un partido casi novato, puesto que hace cuatro años, cuando el partido de Iglesias arrastraba una inercia alcista, optó por no presentarse con su propia marca en Córdoba. Esta semana, con las cartas sobre la mesa, Pedrajas y los suyos se ven más dentro y optan por rellenar en la mayor medida posible, el hueco vacío que ha dejado Ganemos en Común. Una confluencia invisible y que ocurrirá sin apoyos públicos.

Para la alcaldable de Podemos, todo lo que está viviendo es nuevo e intenso. "Esto de estar en primera línea mediática es la primera vez en mi vida. Afortunadamente, ahora me he podido tomar quince días de permiso en mi instituto", confiesa al respecto. Sus alumnos, sin embargo, ya llevan varias semanas bromeando y llamándola alcaldesa.

Remunicipalizar los trabajos sociales y la limpieza a domicilio

La educación es el fuerte de la candidata y se nota en cómo habla de este asunto. Es, también, lo que motiva una reunión posterior a esta entrevista con tres miembros de la Plataforma Niños y Niñas del Sur, compuesta por 48 AMPAs de la ciudad. A pesar de las pocas competencias que tiene el Ayuntamiento a nivel educativo, Pedrajas, sin embargo, cree que se pueden hacer cosas en este ámbito.

"Las competencias municipales no nos dan para cambiar los diseños curriculares, que vienen hechos desde la Junta de Andalucía. Pero podemos hacer actividades y talleres extraescolares de una enorme variedad de temas. Todas estas campañas se tienen que promover desde el Ayuntamiento, y cuántas más mejor", especifica la candidata de Podemos, que también añade que el Ayuntamiento puede contratar monitores que trabajen en paralelo con los docentes en programas educativos concretos, como puede ser el caso de Las Palmeras.

A pesar de la ausencia de un programa concreto -algo que está siendo la tónica en todos los partidos que concurren a estas elecciones-, la conversación lleva a la candidata a plantear que el Ayuntamiento puede generar empleo a través de la "remunicipalización de empresas", si bien reconoce que esto se limita a las trabajadoras de la limpieza y los servicios sociales. "Es imposible que, mientras eso esté en manos de una sola empresa, detrás de la que está Florentino Pérez, esto vaya a cambiar. Nosotros creemos que, en barrios como Palmeras, se pueden organizar ellos mismos, y vamos a potenciar que se asocien y hagan cooperativas. Que haya más empresas pequeñas que se puedan organizar por zonas", puntualiza.

PREGUNTA. ¿Pero a qué se refiere por limpieza o servicios sociales?

RESPUESTA. Me estoy refiriendo a trabajadoras sociales y trabajadoras de la limpieza.

P. Pero los trabajadores sociales que trabajan en Palmeras no trabajan para Florentino Pérez. Trabajan para empresas como Adsam, que son pequeñas y van a proyectos. ¿Usted apuesta por un servicio social municipal?

R. Yo apuesto por municipalizar. Sí, porque la realidad es que sus salarios son bajos, trabajan muchas más horas de las que se le reconocen, y las condiciones no son buenas. Entonces, quiere decir que no están funcionando bien. Si nosotros podemos municipalizar estos servicios, evidentemente tendrán un control y tendrán una mínima seguridad de que las condiciones laborales van a ser óptimas.

P. Ya que está hablando de hacer ofertas de empleo público. ¿Dónde más contrataría usted empleados públicos?

R. Pues ahora mismo, como la tasa de reposición no se está cumpliendo... (se lo piensa) Tendremos que meter más personal en Aucorsa. Necesitamos más en jardines y en personal de administración, porque la cantidad de burocracia atascada viene de ahí, fundamentalmente. En fin, no sé decirte ahora muchos más ejemplos.

La candidata de Podemos no atisba a especificar cuántos empleados públicos precisa el Ayuntamiento y no menciona algunas áreas que, durante la presente legislatura, han demandado la contratación pública, como puede ser Bomberos y Policía Local, o Urbanismo, la madre de las batallas para los partidos de la derecha.

En Podemos, sin embargo, no solo hablan de remunicipalizar, sino también de generar nuevas empresas públicas en Córdoba. Concretamente un empresa eléctrica municipal. "Es imprescindible, porque estamos permitiendo un robo a mano armada", afirma Pedrajas, que reconoce que este proyecto no cuenta con estudio previo ni de cuánto supondría el ahorro ni de cuánto costaría echar a andar la empresa. La candidata afirma que "evidentemente esto requiere una inversión inicial", si bien está convencida de que puede sufragar en pocos años, al tiempo que admite que "no ha tenido tiempo de estudiarse".

Apoyo al PSOE a cambio de que no gobierne la derecha

La propuesta, por tanto, queda un tanto deslucida en medio de una campaña que pide más concreción y a la que, aunque Pedrajas lo niega taxativamente, Podemos ha llegado un poco contrarreloj, como casi todos los partidos de izquierdas que han deshojado la margarita de la confluencia hasta hace poco más que dos meses. Una confluencia, por cierto, en la que la candidatas de Podemos siempre ha creído. "Nosotros desde el primer momento estábamos en la línea de confluir y de que diésemos una imagen de unidad de cara a los ciudadanos. Pero yo no he estado en ninguna de esas negociaciones", zanja.

En este sentido, advierte de que, por encima de las diferencias con IU y Ganemos en Común, cuando se conforme en el Ayuntamiento, los miembros de IU serán "compañeros" con los que van a ir "a una".

P. ¿Diría lo mismo del PSOE a nivel local?

R. A nivel local hablamos de personas con nombres y apellidos y tengo muy buenos amigos dentro del PSOE y que me consta que quieren llevar a cabo proyectos muy buenos y que se encuentran con problemas de la estructura. Hoy por hoy, tenemos muy claro, porque así lo han votado nuestros afiliados, que no vamos a gobernar con el PSOE. Y ese es el mandato de nuestras bases. No vamos a gobernar con ellos, pero eso no quita que estemos con ellos en algunos puntos y que, evidentemente, antes de permitir que gobiernen las derechas en el Ayuntamiento, van a tener nuestro apoyo.

Lo que no aclara es si ese apoyo sería un cheque en blanco o vendría con una serie de condiciones previas, como ocurrió con Ganemos hace cuatro años. Así, dos de las propuestas que han puesto sobre la mesa desde Podemos en lo que llevamos de campaña son cuestiones que se pueden afrontar desde el ámbito municipal pero en las que, en los últimos cuatro años, se ha hecho poco o muy poco al respecto.

Devolver el rezo musulmán a la Mezquita-Catedral

Una de ellas es plantar batalla contra los salones de juego. "Hay un compromiso municipal que se está incumpliendo totalmente, que es que hay el triple de licencias concedidas. Ahora, esto es un problema, ¿cómo cierras los salones que ya tienen una licencia?", se cuestiona la candidata de Podemos, que parece ignorar que poco puede hacer el Ayuntamiento con las que hay en vigor más allá de controlar que cumplan la normativa estatal. Este tema, sin embargo, parece preocupar especialmente a la candidata: "La ludopatía mata, provoca verdaderos caos familiares", resume. Y aclara que, si Podemos tiene voz y voto, no se dará ni una sola licencia más a este tipo de establecimiento.

La segunda medida conocida ha sido el interés por cobrar el IBI a la iglesia en Córdoba, pasando por alto que la vigencia del acuerdo entre el Estado español y la Santa Sede sobre asuntos económicos es el que permite que estén exentos del pago del IBI las propiedades que sean lugares de culto, y eso afectaría a la Mezquita-Catedral, un templo cuya gestión ha sido puesta en duda por Podemos.

P. ¿Sería algo que usted le exigiría al futuro alcalde o alcaldesa para darle su apoyo?

R. Evidentemente, es algo que llevamos en nuestro programa y es un punto importante. También lo llevaba IU y no lo ha podido conseguir. Tendremos que enterarnos por qué no lo han podido conseguir o si es que han perdido la voluntad de conseguirlo. Nos parece verdaderamente injusto. Y, por supuesto, no estamos metiéndonos con la Iglesia en cuanto a sus lugares de culto o en cuanto a la acción social que hace, que nos parece merecedora de todos los aplausos. Eso vaya por delante. Hay que salir del estereotipo de Podemos contra la Iglesia. Pero es que la Iglesia está cobrando unas entradas en la Mezquita-Catedral y, además, la Mezquita-Catedral es Mezquita. Y el mantenimiento depende fundamentalmente de la Junta de Andalucía, que son recursos públicos.

P. ¿A qué se refiere, al mantenimiento de qué?

R. Conservación.

P. La Junta y el Gobierno deben velar por el estado del monumento, pero en la práctica las últimas obras de rehabilitación en el templo las ha llevado a cabo el Cabildo con fondos propios.

R. Bueno, yo tengo entendido que es cosa de la Junta. Pero estamos hablando de que tienen 13 millones de euros al año por la entrada a este edificio, con lo que una parte de este dinero debe repercutir tanto en el mantenimiento y la conservación del edificio, como en los propios alrededores del edificio, que ahora mismo los mantiene el Ayuntamiento.

P. Antes ha dicho que aparte de la catedral, es una mezquita. En activo no lo es, desde luego, en cuanto a que no se permite el rezo. ¿Usted querría que se permitiera el rezo musulmán en la Mezquita de nuevo?

R. Bueno, como Podemos no nos hemos pronunciado al respecto. Si me pregunta mí a nivel particular...

P. Se lo pregunto como candidata de Podemos a la Alcaldía.

R. Yo creo que deberíamos permitir que todas las creencias religiosas tengan su sitio de culto. Entonces, sería una cuestión de hablarlo.

Una nueva propuesta sobre la mesa, que en sí constituye una auténtica novedad. En todo este tiempo en el que se ha hablado de titularidad pública, ningún partido había hablado directamente de devolver el rezo compartido a la Mezquita-Catedral. Podemos lo ha puesto sobre la mesa.

Antes de despedirse, Pedrajas promete difundir su programa electoral entre los periodistas y reconoce que, para lo que queda de campaña, no habrá grandes actos ni grandes nombres invitados de Madrid o Sevilla. Su apuesta está en hablar de Córdoba y de lo que les interesa a los cordobeses, especifica. "A los cordobeses y las cordobesas lo que le interesa no es lo que diga Pablo Iglesias en la tele", ironiza la candidata de Podemos.

Etiquetas
stats