Bellido anuncia que hablará con Cs y Vox para un “gobierno estable”

José María Bellido celebrando su victoria en estas elecciones municipales | MADERO CUBERO

El PP recupera la Alcaldía de Córdoba. A pesar de ganar las elecciones de 2015, un acuerdo de izquierdas llevó a Isabel Ambrosio a sentarse en el sillón de Capitulares. Ahora, las tornas se han vuelto en contra del PSOE, al que le resulta imposible revalidar su mandato. Los populares, con nueve concejales, se convierten en la fuerza más votada, aunque necesitarán el apoyo de las fuerzas conservadoras -Ciudadanos y Vox- para garantizarse un mandato solvente.

En el camino, el PP se ha dejado poco más de 8.000 votos y la pérdida de dos concejales. A pesar de esta victoria, la formación encadena unas segundas elecciones perdiendo apoyos. Si en 2011 José Antonio Nieto gobernó con 15 concejales, en 2015 el descenso de votos llevó a 11 la representación del PP en la Corporación municipal.

El candidato del PP a los comicios José María Bellido ha seguido el escrutinio en una de las salas del Hotel Córdoba Center, un recuento que en sus inicios le daba a su formación tan sólo cinco concejales. Pasadas las 23:15, la remontada era clarísima y Bellido salía hacia uno de los salones de dicho hotel ante una marabunta y un ruido ensordecedor que le aclamaba ya como "alcalde, alcalde".

En su discurso, interrumpido en varias ocasiones por militantes y afiliados del partido, Bellido reconoció que "este momento parecía que no iba a llegar nunca", aunque esta noche "larga y emocionante ha terminado con un final feliz, como así ha sido". Después de estos resultados, el popular "no tiene dudas" de lo que su partido tiene que hacer ahora: "Gobernar, asumir con responsabilidad y con humildad, pero también con mucha confianza, el mandato que nos han dado los cordobeses. Córdoba ha hablado muy claro y han dicho que ese cambio lo lidere el PP".

A pesar de ser la lista más votada, Bellido sabe que necesitará a Ciudadanos y Vox para poder tener un mandato que le facilite la gobernabilidad, aunque también podrá gobernar en minoría. De los futuros acuerdos -ya sea el de investidura o el de la política diaria-, el popular se ha mostrado esperanzado en "formar un gobierno estable para la ciudad". Para ello, "y a partir de esta noche", establecerá conversaciones con ambas formaciones conservadoras para conocer "cuál será su disposición" y, entre todos, cambiar "las políticas de la ciudad".

Para los próximos cuatro años, Bellido ha prometido que gobernará "para todos los cordobeses, sin mirar colores", y desterrará "de la política municipal todo el sectarismo" que, ha asegurado, "se ha vivido" durante el mandato de Ambrosio y Pedro García (IU). "Vamos a abrir una nueva etapa en la que todos los cordobeses se sientan cómodos y formen parte de un proyecto que permita hacer de Córdoba un lugar mejor". Como medidas urgentes en las que trabajará "desde ya" destaca "alcanzar acuerdos para sentar las bases de un plan estratégico de ciudad para los próximos diez y 15 años". "Córdoba no puede seguir sin rumbo y necesita implicar a todos los cordobeses", ha concluido el flamante ganador.

Etiquetas
stats