Empresa

¿Te gustan los animales y quieres trabajar con ellos?

Alberto Barra, director de Vetaformación, en un aula.

Si sientes pasión por los animales, es muy posible que alguna vez te hayas planteado dedicarte a trabajar con ellos. ¿Sabes que existe una rama profesional en auge? La figura del auxiliar veterinario está siendo en los últimos tiempos una de las más demandadas en el mercado laboral. Según diversos estudios estadísticos, un 37 por ciento de los hogares en nuestro país cuentan como miembros de la familia a uno o más animales. Ellos también necesitan cuidados médicos especializados.

La firma cordobesa Vetaformación ha puesto en marcha una nueva edición -que se inicia en octubre- de su curso de auxiliar veterinario, una formación que imparte dentro de sus propias instalaciones -el centro Animal 24-, donde dispone de aulas y un contacto directo con los animales. Estos estudios presenciales permiten “adquirir los conocimientos teóricos y prácticos” para desempeñar una actividad en auge, según expresa su director, Alberto Barra Guijo.

El centro Animal 24 está situado en la calle Hermano Juan Fernández, sin número (frente al 27), entre las barriadas de Fidiana y Levante. “La ventaja para los alumnos es que estás dentro de un centro veterinario con mucha carga de trabajo, puesto que es la ampliación de una clínica que llevaba ya 15 años funcionando”, indica Barra.

“El curso incluye clases teóricas, prácticas y seminarios impartidos por especialistas”, señala el director, quien subraya que “la gran diferencia con otros cursos es que las clases las damos veterinarios, en un ambiente real de trabajo”, además de un contacto continuo con las consultas, quirófanos, rayos X, laboratorio... “Esto nos permite dar una formación sin igual. Te pongo un ejemplo: cuando damos cardiología, sacamos el electro y le hacemos un chequeo a algún voluntario. Si damos ecografias, procuro tener una perrita preñada para que los alumnos puedan detractar los latidos fetales. Así se aprende de verdad”, explica.

Además de las clases y las prácticas, los alumnos realizan visitas a sitios de interés. En el pasado curso pudieron asistir a una clase magistral de adiestramiento canino, a una feria de reptiles, al Lobopark, al interior del Zoo de Córdoba, a un criadero de aves exóticas

o a IFEMA, en Madrid. “Tratamos de dar una visión muy amplia del sector de los animales de compañía, porque es lo que realmente conocemos. Nuestro centro de formación no se dedica a ninguna otra cosa, porque es aquí donde estamos introducidos y donde creemos que podemos preparar a profesionales para el mercado laboral”, manifiesta Alberto Barra, quien destaca que el sector de los animales de compañía está en expansión y “se abren centros cada vez más grandes y equipados que precisan personal bien formado”.

En la actualidad no existen estudios reglados para formarse como auxiliar veterinario, por lo que la oferta existente es privada. Para realizar el curso, de un año de duración, no se precisan estudios previos ni notas de corte. “La realización de las prácticas se hace adaptándola a los horarios del alumno, que tiene seis clases presenciales que pueden ser compatibles con trabajo, otros estudios, desplazamientos...”, indica Barra.

Los auxiliares pueden realizar gran cantidad de servicios dentro de un hospital veterinario, desde los diagnósticos por imagen y pruebas de laboratorio hasta entrar en un quirófano. “En países extranjeros de referencia, donde nos llevan ventaja en cuanto a servicios para animales, vemos en los que la proporción de auxiliares con respecto a veterinarios llega al doble”, explica Alberto Barra. La metodología, muy participativa, hace que los alumnos estén en formación permanente a través de la experiencia.

Etiquetas
stats