Canadá: naturaleza, esencia y gastronomía inconfundibles

Paisaje canadiense.

Canadá, desafortunadamente palidecido por el fervor turístico hacia los EEUU, es uno de los países más fascinantes del mundo. Contando con un paisaje natural brutal, una gastronomía propia y unos pueblos y ciudades de gran atractivo, un viaje imprescindible sea cual sea el momento del año. Ahora bien, siempre atendiendo a algunos puntos a tener en cuenta antes de ello.

Rumbo al norte de Norteamérica

A pesar del fuerte atractivo turístico y cultural de su vecino estadounidense, Canadá es un país que, realmente, vale la pena visitar. Seguramente, muchos habrán escuchado algo acerca de su internacionalizada amabilidad —especialmente, a través de las sitcom que consumimos en televisión—, pero la verdad es que este territorio guarda todavía mucho por descubrir. Abarcando los océanos Atlántico, Ártico y Pacífico, situándose en el segundo lugar del podio de los países más extensos del mundo —después de Rusia—, si sus paisajes inenarrables no son motivo para picar el anzuelo, tanto su variada gastronomía como su enclave cultural seguro sin duda atinarán el hilo.

Sin embargo, antes de planificar debidamente el viaje a cualquier punto de interés que podamos visitar, es preciso tener en cuenta algunas cuestiones. Como, por ejemplo, la necesidad de solicitar una eTA para viajar a Canadá. Como bien se recuerda en la plataforma VisaTurismo —en cuya web también podremos tramitar nuestra autorización de viaje electrónica a Canadá y otros países—, se trata de un permiso imprescindible para pisar el territorio tanto con finalidades turísticas como de negocio. Razón por la que, y aunque determinados pasajeros puedan eximirse de dicha solicitud, nunca está de más saber cómo solicitar y cuáles son los detalles de estos papeles. 

¿Cómo solicito una autorización de viaje a Canadá?

En primer lugar, cabe destacar que la eTA —electronic Travel Authorization en inglés— se dirige a aquellos viajeros que volarán a Canadá sin visa en especial, incluidos los menores de edad. A grandes rasgos, la eTA no es más que un documento mediante el que, dicho llanamente, se pide permiso al país anfitrión para viajar a él. En la mayoría de los casos, obedeciendo a meras cuestiones de seguridad y control aeroportuario. Eso sí, recordando que, además, deberemos pertenecer a uno de los más de 50 países elegibles cuyos ciudadanos podrán viajar a Canadá. Entre los cuales, para nuestra suerte, se encuentra España.

Volviendo a la solicitud en sí misma, no hace falta preocuparse demasiado por sus requisitos, dado su formulario se completa en línea en tan sólo unos minutos —debiendo esperar un máximo de 72 horas para recibir la respuesta. Entre los requisitos exigidos, se encuentran comunes tales como tener un pasaporte vigente o tener liquidez para el viaje. Pero, además, cabe demostrar gozar de buena salud o no tener ninguna condena penal para garantizar la seguridad del país anfitrión. Tras completar tanto el requisito como los formularios, si se nos da una respuesta positiva, ya sólo quedará pagar la tarifa, normalmente, con un precio que ronda los 60€.

Disfrutando de la esencia y el paisaje canadiense

Como se ha mencionado, Canadá es un país que goza de todo tipo de posibilidades para cada perfil de turista. Cuanto a su naturaleza, nos encontramos nada más y nada menos que con 47 parques naturales, a cada cual más extraordinario que el anterior. Un imprescindible de nuestro viaje para dejarnos embelesar por puros espectáculos como los que ofrecen los parques nacionales de Banff —asignado como tal a finales del siglo XIX siendo el más antiguo de Canadá— o al imponente parque de Gros Morne, con una superficie de 1.805km2 de belleza natural. Dignas de mención, sobre todo de noche, las cataratas del Niágara para saciar el gusanillo de lo turístico.

Respecto a sus zonas urbanas, si lo que buscamos es un ambiente más vibrante, pero dejando lugares más masificados como su capital, Ottawa, o su ciudad más poblada, Toronto, Canadá también nos ofrece muchas opciones. Acudiendo a los pueblos, donde quizá se mantiene más imperecedera la esencia europeizada, tenemos destinos como la coqueta Baie-Saint-Paul en Quebec, pero también lugares como Churchill, en Manitoba, donde poder disfrutar de las auroras boleares, pero tener cuidado con los osos polares. Imprescindible también el pueblo costero de Brigus, una comunidad pesquera de mucho encanto ubicada entre Conception Bay, Terranova y Labrador.

En relación a la comida, cabe destacar que Canadá dispone de una gastronomía muy variada, fruto tanto de su comunidad autóctona como de la influencia extranjera, pero que puede clasificarse por provincias. Entre los platos más destacados, la poutine, un plato de patatas fritas con queso y salsa de carne, atrae a muchos turistas famélicos. Pero también podemos encontrar la tourtiere —una especie de pastel de carne—, los bagels de Montreal o, para los más carnívoros, carnes de bisonte y alce. Eso sí, ¡que nadie vuelva de Canadá sin haber probado su sirope de arce! Todo un clásico.

¡Todo anotado! Pero, ¿qué ocurre con la Covid-19?

Por supuesto, no debemos olvidar que, desafortunadamente, el mundo sigue todavía inmerso en la crisis del coronavirus. Aunque Canadá, como el resto de país, siga aún en el ondulante gráfico de las subidas y bajadas de contagios según las restricciones y temporadas, como turistas debemos acatar los protocolos sanitarios. Así, algunos de los Requisitos de entrada de Covid-19 en Canadá, como también sucede en otros estados, son la cuarentena obligatoria para pasajeros no vacunados, a no ser que se trate de residentes permanentes.

Para los viajeros vacunadas con pauta completa —siempre que se trate de las vacunas aprobadas por el gobierno canadiense como Pfizer, Moderna, AstraZenaca o Janssen—, deberá presentarse el certificado de vacunación en inglés o francés sin necesidad de guardar cuarentena. En el caso de viajar con hijos, y aunque los menores de 12 años están exentos de la cuarentena, los niños mayores de 5 años deberán someterse a una prueba PCR. Esta misma prueba, a realizar por todos los viajeros 72 horas antes de llegar a Canadá.

Etiquetas
Publicado el
19 de noviembre de 2021 - 12:51 h
stats