Empresa

Aceite de coco: Esto es lo que puede aportarle a tu salud

Aceite de coco.

A partir de plataformas online como esta Farmacia Online Zaragoza, es posible formalizar pedidos de marcas líderes en el segmento como Gema Herrerias o resolver todas nuestras dudas sobre los fármacos más efectivos que no requieren de prescripción médica, por ejemplo Fluimucil para que sirve. Además, dentro de estas plataformas especializadas también es posible acceder a soluciones naturales cosméticas y cuyas aplicaciones también abarcan el ámbito de la salud.

A continuación, revisamos uno de los elementos más populares y analizamos los beneficios del aceite de coco. ¡Toma nota!

Propiedades del aceite de coco

La composición del aceite de coco destaca por tener unos niveles bastante elevados de grasas saturadas. Su adquisición, por tanto, va acompañada de una ralentización de los procesos de oxidación lo cual significa una mayor durabilidad. El aceite de coco puede conservarse en perfectas condiciones hasta seis meses sin presentar ningún tipo de deterioro. No obstante, esta no es la mayor de sus potencialidades. Este elemento natural posee grandes propiedades como, por ejemplo:

Propiedades antibacterianas

La elevada presencia de MCT (Triglicéridos de Cadena Media) dotan al aceite de coco de potentes efecto antimicrobianos. En la actualidad, constituye una de las soluciones naturales antifúngicas más efectivas y sus aplicaciones son amplias. Puede favorecer en los episodios de micosis y varios trastornos gastrointestinales para erradicar la presencia de la bacteria Candida Albicans. Además, existen suficientes indicios científicos sobre su efectividad para erradicar y paliar infecciones o alteraciones en la piel como el acné.

Propiedades antioxidantes

La importante presencia de vitamina E y A le atribuye importantes capacidades como antioxidantes y antirradicales libres. Por ello, el aceite de coco constituye una buena alternativa para ralentizar los procesos de envejecimiento o, incluso, minimizar la proliferación de enfermedades o deficiencias de tipo degenerativo. Aplicarlo de forma habitual sobre la piel o el cabello, no sólo puede convertirse en una fuente de rejuvenecimiento, sino que además, puede complementar los procesos nutricionales y dotarlos de mayor fuerza y resistencia ante agentes externos potencialmente perjudiciales.

Propiedades antiinflamatorias

Existen muchos tipos de alteraciones que generan de forma directa o indirecta un cuadro inflamatorio. El aceite de coco es un remedio natural que genera un efecto balsámico gracias a sus propiedades hidratantes. Estas cualidades lo convierten en un interesante aliado para tratar problemas cutáneos superficiales y, especialmente, para prevenir potenciales agresiones generadas por la exposición solar. Las quemaduras del sol generan enrojecimiento y deshidratación, además de, en los casos más graves, un efecto inflamatorio. Aplicar aceite de coco sobre la piel antes, durante o después de la exposición puede paliar, prevenir o minimizar la aparición de este tipo de problemas. Esto en parte, se debe a su alto contenido en ácido láurico (un 50% de su composición).

Propiedades nutritivas

Aunque su aplicación como complemento cosmético ha adquirido una especial visibilidad durante los últimos años, no podemos pasar por alto que también es una buena alternativa a la hora de cocinar. La presencia en ácido palmítico, láurico o caprílico pueden proporcionar un extra de grasas saturadas que cuentan con una tasa elevada de calorías de fácil absorción. Su ingesta periódica puede complementar y enriquecer los procesos de nutrición así como generar grandes beneficios a largo plazo de forma generalizada.

Beneficios del aceite de coco

Sus propiedades se traducen en una serie de beneficios sobre nuestra salud, pero, ¿de qué forma se traducen exactamente? Alguno de los más destacados son:

Sistema cardiovascular

Su ingesta puede fortalecer la salud del corazón debido a su capacidad para incrementar los niveles de HDL o, lo que comúnmente se conoce como ‘colesterol bueno’.

Reducción de grasas

Su efecto sobre el metabolismo se manifiesta a partir de una agilización de la asimilación y una optimización del consumo de energía. Gracias a ello, puede ayudar a adelgazar o agilizar el efecto de dietas orientadas a la pérdida de peso.

Un aliado para nuestro cerebro

La cetona interviene en los procesos de memoria y conservación de información. Este componente se encuentra en altas proporciones dentro del aceite de coco por lo que su consumo está asociado a un fortalecimiento de la capacidad de memorización y, en general, a todos los procesos cerebrales.

Mejora la salud dental

Sus propiedades antibacterianas tienen grandes aplicaciones. No obstante, la salud bucodental a menudo tiende a pasar desapercibida y muchos desconocen el potencial que este elemento natural puede ejercer a la hora de minimizar la incidencia de caries, reducir la aparición de placa dental o erradicar aquellos microorganismos y bacterias implicados en los procesos de halitosis.

Salud cutánea y capilar

Como ya hemos mencionado, el aceite de coco puede aplicarse por vía tópica para el tratamiento de problemas externos como los eccemas, el acné, la psoriasis o las quemaduras. A nivel capilar, sus efectos abarcan la retención de proteínas y su producción o la erradicación de bacterias que provocan episodios de caspa.

Etiquetas
stats