Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

La regada de 'Karlotta' deja seis embalses con más agua ya que hace un año

Temporal Karlotta en Córdoba

Alfonso Alba

0

La borrasca Karlotta ha sido más generosa con la provincia de Córdoba de lo que estaba previsto. Este río atmosférico ha dejado unas abundantes precipitaciones durante la jornada de este viernes. Tanto que en la ciudad de Córdoba no llovía tanto en un día desde noviembre del año 2009, poco antes de las grandes riadas que provocaron el desalojo de miles de viviendas por la crecida del Guadalquivir.

Las lluvias de este viernes han sido tan generosas que han provocado que a estas alturas haya seis embalses de la provincia de Córdoba que tengan más agua que hace justo un año. En cambio, siete de los pantanos de la provincia siguen teniendo niveles inferiores a los de hace 12 meses. Aunque en muchos casos, los embalses que están mejor son fundamentales para garantizar el abastecimiento a las ciudades y evitar las temidas restricciones a causa de la sequía. Tanto ha llovido este viernes que en solo seis horas, los arroyos y ríos de Córdoba han llevado a los embalses tanta agua como la que consume la ciudad de Córdoba durante un año.

El embalse que más ha cambiado es uno fundamental para la provincia: Sierra Boyera. Hace justo un año, este pantano que suministra agua potable a 80.000 vecinos del norte de la provincia de Córdoba tenía menos de un hectómetro cúbico de agua. En Semana Santa se secó. El trasvase desde La Colada provocó que los vecinos del Guadiato y Los Pedroches se quedaran sin agua potable. Ahora, hay agua como para volver a conectar la estación potabilizadora. De hecho, hay más del doble de agua que hace justo un año. En concreto, el embalse retenía a las 19:00 de este viernes 2,1 hectómetros cúbicos y la tendencia era a seguir ganando. El pantano estaba al 5,3% de su capacidad. De momento, la empresa provincial de Aguas de Córdoba no ha anunciado que volverá a conectarlo para evitar prolongar así la agonía de los vecinos del norte.

El agua de Córdoba capital

Hay otro embalse de abastecimiento que también ha crecido con respecto a hace un año: San Rafael de Navallana. Este pantano cordobés tenía 71,5 hectómetros cúbicos de agua a las 19:00 de este viernes, gracias a la gran cantidad de lluvia recogida en su cuenca. Según datos provisionales de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, en la zona han caído 125 litros durante este viernes. Y eso ha hecho que los afluentes de Navallana bajen crecidos. La previsión es que gane aún más en las próximas horas. Hace un año, en Navallana había 63 hectómetros cúbicos de agua.

Más bajo que hace un año pero creciendo está el Guadalmellato, fundamental para la ciudad de Córdoba. A las 19:00 estaba ya en 46,7 hectómetros cúbicos. Es un dato clave para Emacsa. Si se han cortado las fuentes de la ciudad ha sido por una norma: cuando pasen dos meses seguidos con el Guadalmellato con menos de 45 hectómetros hay que cortar el agua. Ahora tiene más. Han de pasar semanas por encima de ese nivel para que vuelva a manar el agua de las fuentes de Córdoba.

El embalse más importante de la provincia está en el sur. Es Iznájar. Es clave para el riego pero también para dar de beber a 200.000 personas. Iznájar tiene este viernes más agua que hace un año. Hace 12 meses estaba en 166 hectómetros. Ahora ha subido a casi 171 hectómetros cúbicos de agua. Y la tendencia es a que siga ganando, pues dispone de una cuenca tan amplia que se alimenta incluso de la nieve que se tiene que derretir en Sierra Nevada. Si sigue ganando agua es una buena noticia para los agricultores de la zona. Ya el año pasado pudo aportar agua para el regadío del canal Genil Cabra. Y si sigue creciendo es probable que la Confederación acabe autorizando un pequeño desembalse, con el que garantizar la supervivencia de los frutales.

También están mejor que hace un año otros tres embalses más. Es el caso de el Arenoso, que ya está a más del 20% tras estas lluvias. O el Retortillo, uno de los embalses más al oeste de la provincia. O del pequeño Guadanuño, que ya ha desembalsado. Esta pequeña presa suministra agua a la base militar y a una zona de Cerro Muriano.

La provincia, al 18% de su capacidad

Además, ha entrado en seis horas tanta agua como la que se bebe la ciudad de Córdoba en un año. Los 18 hectómetros que han sumado los embalses de la provincia han permitido que ahora mismo la reserva media en Córdoba suba al 18%, cuando ha llegado a estar por debajo del 15%. La situación, por tanto, sigue siendo crítica pese a estas lluvias. Aunque la tendencia es a que siga subiendo.

A las 19:00, en la provincia de Córdoba había 600 hectómetros cúbicos de agua. Es la mayor reserva por provincias de toda la cuenca hidrográfica del Guadalquivir, por encima de los 336 de Sevilla, los 511 de Jaén o los apenas 77 de Huelva. Pero también es la provincia con más capacidad. Esos 600 hectómetros suponen un 18% de los 3.320 hectómetros que podría retener, tres veces más que la capacidad de Granada o el doble de la de Huelva.

Etiquetas
stats