El Yosiquesé ya suda en Vista Alegre

Rafa Sanz da indicaciones a Carlos Gracia | MADERO CUBERO

Diez jugadores de Córdoba, con un promedio de edad de 20 años, se ejercitan desde este lunes para preparar la nueva temporada del Yosiquesé en la Liga EBA. Faltan dos miembros más, que serán claves: los extranjeros. Un escolta y un pívot que se incorporarán en los próximos días, una vez que se cierren las negociaciones que mantiene abiertas la directiva del club que preside Ángel Lopera. Mientras las dos últimas piezas llegan, Rafa Sanz trabaja para ahormar un bloque que mantiene gran parte de las dos últimas campañas. Ha habido  cuatro altas, todas con el mismo perfil: jóvenes cordobeses con margen de mejora y progreso.

Llegaron los bases Carlos Gracia (Real Betis Energía Plus) y Juan Ramírez (Las Rozas), el escolta Unai Friscia (Maristas) y el pívot Roberto Cubero (Unicaja). Todos ellos acaban de finalizar su periodo júnior. En el capítulo de bajas se registran las del brasileño Rod Gonçalves -actualmente en el Auriblanco de la liga uruguaya-, el base Ángel Vázquez -que ha fichado por el Arcos Albacete de la LEB Plata-, el escolta Ángel González Villatoro y el pívot Rafa Blanco, que recayó de sus problemas de rodilla y está en fase de recuperación.

"Para mí las renovaciones eran claras. Las de Carlos García y Arturo López son claves porque el primero suele ser el que mejor entrena cada día, y el segundo porque nos da un nivel que nadie tiene en nuestra provincia. Para mí es el mejor jugador cordobés del momento", explica Rafa Sanz, que insistirá en el estilo que ha implantado en los dos últimos cursos tanto en el Bball como en el Cordobasket. Pretende exprimir el talento de los jugadores locales a través del trabajo y la exigencia. "Hay jugadores como Adolfo Vega o Joselito Gutiérrez que han estado dos años haciéndolo bien, pero ya toca que aspiren a hacerlo notablemente. Su nivel debe subir, no digo sus números, digo su rendimiento. Tenemos esperanzas sea así", indica sobre dos jugadores que han madurado después de disponer de muchos minutos de calidad en la competición.

El ideario de Sanz está claro. "Las incorporaciones están basadas en ser un equipo que dé oportunidad a quien la merezca, y no eternizarlas a quien no progrese. Así que hemos buscado jóvenes cordobeses que pensamos que pueden y quieren mejorar. Ahora les toca a ellos demostrarlo, nosotros nos limitamos a abrirles la puerta. Ellos tienen que aprender a ganarse el sitio", manifiesta el técnico cordobés, que pone el foco en jugadores como  Ángel López o Javi Sánchez, que "son ejemplares porque hablan poco y hacen mucho". "Pues una cosa así buscamos con las incorporaciones. Jugadores que aprieten a los que ya están, porque algunos son algo acomodados", añade.

En el proceso de reformas del juego interior, el baenense Roberto Cubero ha sido el último en llegar. El ex del Unicaja "debe estabilizarse, porque ha dado demasiados tumbos para su edad. Debe centrarse en el estudio y en el basket, poner los pies en el suelo y entrenar con regularidad y constancia. Sin cantos de sirena de unos y otros, viendo realidades", apunta Sanz.

"Creo es un grupo ilusionante, fiel a lo que llevo dos años proponiendo y haciendo: jóvenes, cordobeses, con oportunidad para todos los equipos de la provincia, y que quieran mejorar, aprender y compatibilizar estudios y baloncesto", manifiesta Sanz, quien reconoce que ha habido un proceso complejo a la hora de escoger las piezas locales de la plantilla. "Las jornadas de Alvac nos han ayudado a tomar algunas decisiones, y pienso es una plantilla que con el máximo esfuerzo de todos y sin distracciones desmotivantes va a conectar con la grada", expone, aunque admite que aún "falta un exterior que tenga habilidad con el balón, que sea peligroso, y un interior que nos dé algo consistencia dentro que nos falta".

Etiquetas
stats