Xisco, la ambición contra todo riesgo en el Córdoba

Xisco, en el partido ante el Lugo | LOF
El balear apela a la “pegada del equipo”, que “no necesita diez ocasiones para marcar” y al poder de El Arcángel | Luso y De Tomás, aparte; Gálvez se retira con molestias

Habló como debe hacerlo un capitán. Xisco Jiménez pasó rápidamente la página del partido ante el Albacete –“no podemos estar viviendo de eso”, recalcó–, resaltó las virtudes del Córdoba y relativizó las bajas para el delicado partido del próximo domingo ante la Sociedad Deportiva Huesca (El Arcángel, 17:00). “Nos tenemos que hacer muy fuertes en casa y evitar que se vayan puntos de aquí”, señaló el delantero ante los medios en una comparecencia ante la prensa que le cogió por sorpresa. El designado en principio era Rafa Gálvez, pero el canterano no pudo acudir porque sufre molestias físicas que le obligaron a retirarse antes de tiempo del entrenamiento. Tuvo un choque con Xisco y tras una primera exploración se marchó hacia el estadio. Otro contratiempo más para Oltra, que tenía en el cordobés a la pieza ideal para suplir al sancionado Markovic. Con todo, se confía en que se recupere en los próximos días.

Lo de la portería parece más claro: Falcón entrará por Razak. Y en punta, con el goleador Florin Andone de baja por su convocatoria con Rumanía, se abre el abanico. Xisco estará ahí. Se abren apuestas por conocer a su compañero. Jean Paul Pineda salió en Albacete por primera vez como titular y despachó una discreta primera parte. Raúl De Tomás sigue entrenando aparte, con un hombro dolorido que ya le sacó de la convocatoria la semana pasada. Y por ahí ronda Arturo, en buenas condiciones físicas pero sin apenas oportunidades. Oltra le piropea en público cada vez que tiene ocasión. Quizá eso se traduzca en una entrada en el once. Quién sabe. El once de Oltra viene, más que nunca, rodeado de preguntas. En la convocatoria habrá menos movimiento, porque las habas están contadas. Irán los disponibles y Sillero de meta suplente. Si alguien se cae de la lista por cualquier razón, el técnico valenciano echará mano del filial de Tercera División.

Xisco alimentó la ilusión del cordobesismo con un discurso ambicioso y sensato. “Muchos equipos se querrían cambiar por nosotros. El Córdoba es un equipo que tiene pegada y si  tenemos ocasiones lo normal es que entren. No necesitamos hacer diez para marcar un gol”, ha explicado el delantero, que ha declarado sentirse “bien en lo individual y en lo colectivo” con el Córdoba, aunque “siempre se puede ir a más”.

En su primer entrenamiento de preparación del partido ante el Huesca, Oltra trabajó con el grupo recortado. Raúl de Tomás y Luso se ejercitaron aparte, con Javi Poveda, mientras que Rafa Gálvez tuvo que dejar la práctica para se tratado después de un golpe en el muslo. El técnico no cuenta con Razak, Florin ni Markovic, éste último por sanción y los dos primeros por convocatorias con sus respectivas selecciones nacionales. Sí podrá alinear a Marius Stankevicius, que apunta de nuevo al lateral derecho tras la inclusión en Albacete de Albert Dalmau por la sanción del lituano.

Etiquetas
stats