Willy Ledesma, seguro contra la derrota

Willy celebra con Valverde y Moutinho su gol en Murcia.

Cuando el gol es sinónimo de éxito relativo. Desde que Willy Ledesma arribara al Córdoba CF, ha cosechado más buenas sensaciones que malas con la camiseta blanquiverde. Si bien su inicio de 2020 fue positivo, estuvo lastrado por las lesiones y el cuadro blanquiverde no supo suplir esa dupla que formó con el que hoy es su competidor más inmediato por el puesto, Federico Piovaccari. Ese Córdoba no entró al play off y el delantero extremeño continuó formando parte del cuadro blanquiverde por una temporada. A pesar de que su compañero de fatigas italiano partía como favorito para Juan Sabas como única referencia arriba, el de Torremejía ha suplido con goles las carencias en este mismo apartado en los últimos partidos de la temporada. No es casualidad que ello suceda con Pablo Alfaro al mando.

De hecho, la diferencia entre ambos técnicos es abrumadora en cuanto a cifras goleadoras se refiere. Con el madrileño, Willy anotó el tercer tanto en la victoria ante el Yeclano Deportivo (1-3) en tierras murcianas. Y ahí se acababan los tantos del 7 blanquiverde en 2020. Hasta que llegó Pablo Alfaro. El maño revitalizó al equipo en el mes de diciembre y, con ello, se igualaron las tornas en todos los puestos. Para el técnico maño, fuera la competición que fuera, eligió a Ledesma como su punta de lanza y el delantero lo correspondió con goles. Aseguró el triunfo en la Nueva Condomina ante el Real Murcia (0-1), el pase a dieciseisavos de final contra el Getafe (1-0) y la victoria ante el Lorca Deportiva en suelo murciano (0-1). Todos con el extremeño como protagonista en escena.

Con el tanto de Willy en el día de ayer ante el UCAM Murcia, el jugador de 32 años es el máximo goleador del equipo con cinco tantos. De hecho, con Pablo Alfaro en el banquillo, el ex del Extremadura ha anotado cuatro de esa media decena de goles que acumula. Si bien nunca ha sido un ariete demasiado goleador -su mejor temporada en dicha faceta como profesional fue la 16-17, cuando metió 11 goles vistiendo la camiseta del Extremadura UD-, su aportación se antoja como básica ante el valle de rendimiento en el que se encuentra Piovaccari, relegado al rol de revulsivo en segundas partes. Berto González, de confirmarse su llegada, podría entrar también en la rotación o complementariedad de la parcela ofensiva.

A falta de que Alberto Ródenas entre en dinámica de competición y que pueda llegar alguna pieza ofensiva más -además de Moussa Sidibé-, en muchas ocasiones, Willy Ledesma es la colchoneta salvavidas a la que subirse al Córdoba en caso de emergencia. Sus goles decisivos de cabeza han significado siete puntos y un pase de ronda para el cuadro cordobesista para la presente temporada. Si los delanteros vivieran de rachas, el jugador blanquiverde estaría más vivo que nunca y, por ende, mantendría vivo a su equipo, como lo está haciendo, a pesar de que el Córdoba se encuentra fuera de los puestos de ascenso. Faltarán por encajar piezas de cara al tramo decisivo del curso.

Etiquetas
Publicado el
1 de febrero de 2021 - 05:45 h
stats