Vuelta al trabajo con un cambio de guion

Jugadores del Córdoba en un entrenamiento | ÁLEX GALLEGOS

Seguir cogiendo ritmo. Tras un final de temporada atípico debido a la aparición del Covid-19 en nuestra sociedad, la preparación ante una nueva campaña debe ser más esencial que años anteriores. En su inmensa mayoría, los futbolistas han pasado más de seis meses sin poder pisar el césped ni han podido tocar un mísero balón para ejercitarse con el resto de sus compañeros. Por ello, el Córdoba ideó una pretemporada para que sus componentes deportivos lleguen lo mejor posible a un inicio de competición que se atrasó por culpa también del coronavirus. Gracias a esto, los blanquiverdes han ido cosechando minutos en amistosos de pretemporada y sesiones con su pertinente carga física, aunque todo este proceso está llegando a su final. Todos los clubes que componen las divisiones más modestas piensan ya en el inicio liguero programado para el próximo 17 de octubre. Mientras tanto, el Córdoba ha arrancado una nueva semana de entrenamientos con la mirada puesta en su próximo amistoso ante el Extremadura.

Y es que el entrenamiento califa comenzó con una carga física mínima y el balón como protagonista. Los blanquiverdes empezaron con el típico rondo dividido en tres para que hubiese movilidad tras pérdida en los grupos. Más tarde, Juan Sabas y su equipo siguieron planteando una serie de ejercicios para que los blanquiverdes siguieran cogiendo ritmo y el toque necesario para arrancar la competición con la mayor de las garantías. Un comienzo de semana donde no estuvieron Xavi Molina y Djak Traoré. Ambos jugadores siguen recuperándose de sus dolencias para intentar disputar algunos minutos con el resto de sus compañeros en los próximos amistosos venideros.

Por otro lado, y dadas las circunstancias, la cúpula blanquiverde debe variar en la composición de su calendario de amistosos. La creciente subida de casos Covid-19 tanto en Lucena como en Linares ha hecho que, primeramente, el amistoso que se iba a disputar en la localidad cordobesa tenga que posponerse hasta que la situación mejore en la ciudad lucentina. Gracias a esto, la directiva califa ha decidido que el encuentro de este miércoles siga en pie, pero cambiando el rival. Por ello, el conjunto cordobés viajará hasta Almendralejo para enfrentarse al Extremadura en el Estadio Francisco de la Hera (a las 19:00). Una dura prueba de pretemporada, pero que no será la última ya que los chicos de Juan Sabas, mientras que el partido en Linares está en entredicho, viajarán para medirse al Salerm Puente Genil, Balompédica Linense y Badajoz. Una preparación que será muy intensa y que hará que el Córdoba vuelva a la competición con el físico por las nubes.

Etiquetas
stats