Vuelta a casa sin Bijimine

Entrenamiento de hoy en la Ciudad Deportiva | MADERO CUBERO

El Córdoba volvió a trabajar y Bijimine no estaba allí. El congoleño, que en la noche del pasado lunes sufrió un accidente de tráfico tras el que se ha abierto una investigación policial, ha sido la ausencia más llamativa en el grupo de futbolistas que han iniciado en la Ciudad Deportiva la preparación del partido del próximo domingo ante la Sociedad Deportiva Huesca en El Arcángel. Tampoco se encontraba en el inicio de la sesión el montoreño Javi Lara.

Había cierta expectación en la instalación del Camino Carbonell por ver al Córdoba en la única oportunidad esta semana. Todas las sesiones hasta el día del partido serán en régimen de clausura, sin acceso para público ni medios de comunicación. El duelo ante el equipo oscense es de altísimo riesgo, puesto que los blanquiverdes están a dos puntos del descenso y se cruzan con un adversario directo, que también anda en fase depresiva. Con la situación deportiva en un estado más que preocupante -incluyendo las clásicas dudas sobre el porvenir del entrenador en caso de pifia-, el entorno arde. A los anuncios de manifestaciones de protesta por parte de sectores del cordobesismo -y rechazo de las mismas por parte de otros- y de litigios ya con solera en los juzgados se ha unido el percance de Bijimine. El deterioro de la imagen del club sigue su proceso con las llamas avivadas.

No tenía carné de conducir tras el accidente

Está por ver si en los planes de Carrión entra Jonathan Bijimine, cuyo accidente en la calle Imprenta Alborada, en el Polígono de Las Quemadas, está siendo objeto de una investigación policial. El último dato que ha salido a la luz, según publica ABC, es que el futbolista era el conductor del vehículo que se salió de la vía y no presentó el carné de conducir cuando le fue requerido. Si la documentación está en regla y no la llevaba en ese momento, Bijimine tendría una sanción administrativa. En el caso de que el permiso de conducir no existiera o no fuera válido en nuestro país, la situación se agravaría notablemente para el congoleño.

Etiquetas
stats