Vuelan dos puntos de El Arcángel ante la mejor entrada en Liga

FOTO: MADERO CUBERO
Los hombres de Berjes empatan a un gol con el Sporting en una mañana donde se registró el mayor aforo de la temporada

El Córdoba volvió a perder dos puntos en casa. Preocupante. Los chicos de Berges no supieron vencer pese a tenerlo todo a favor. Porque El Arcángel registró la mejor entrada de la temporada y la segunda mejor asistencia de su historia. 18.375 personas se dieron cita con el ánimo de disfrutar aunque esto no acabó resultando. El conjunto blanquiverde, que junto al Sporting sufrió un arbitraje cruel en una contienda que no lo merecía, se quedó sin una victoria al alcance de la mano por superioridad numérica. El Córdoba no es tan buen equipo como se ha vendido. Pero aún hay tiempo de suprimir el pesimismo.

La primera parte arrancó con alternancia de dos acciones similares. A dos minutos del comienzo, Luis Hernández remató de cabeza encontrando arco pero sin traspasar la línea que defendía el meta local. Un minuto después, Rennella ejecutó un cabezazo similar obteniendo el mismo resultado aunque en puerta cambiada.

El colegiado, desde el minuto cinco de partido consiguió refutar su fama de árbitro tarjetero, amonestando a Casas con una amarilla discutible. Dos minutos después, por presunta simulación de penalti, sacó la primera a un Rennella que regresó a la competición para marcharse pronto por decisión arbitral.

Pedro practicó el primer golpeo con las botas del Córdoba a diez del inicio. El jugador, que anduvo falto de entendimiento con Fernández durante la primera mitad, optó por el disparo en una acción donde también pudo abrir el balón a la derecha.

En apenas once minutos, el colegiado había pitado ocho faltas ya había sacado tres cartulinas. El último damnificado, Gaspar. Carmona, que realizó un buen partido, disparó desde la distancia larga para que Alberto, en una de las pocas acciones en las que tuvo que intervenir, atajó sin problemas.

Una combinación entre Duba y Pedro, que desintonizaba con Fernández, a punto estuvo de generar una acción de peligro transcurridos el primer tercio de disputa. En una jugada antagónica, David y Carmona, por parte del Sporting, llegaron a la meta blanquiverde desaprovechando una jugada con opciones de encaje que se deshilachó en un lanzamiento escorado del segundo.

La sorpresa, por nivel de listón, llegó en el minuto veinticinco. Rennella, demasiado descarado en una acción que no lo merecía, pecó de pundonoroso en un balón dividido con López provocando su segunda tarjeta. El desconcierto llegó al graderío. En el campo, Berges dejó en punta a un Vico que, cuando rompa, se erigirá como uno de los jugadores de la campaña. Mientras, a esperar.

El colegiado ejerció de mediador de la contienda e igualó el número de jugadores tras expulsar a un Nandi sin merecerlo. El jugador del conjunto asturiano reculaba tras provocar una falta sin que el árbitro entendiera un movimiento natural, motivo por el que recibió la segunda amarilla.

Con la balanza en el medio, Dubarbier, tras fintar ante la defensa rival disparó con la derecha sin encontrar objetivo. El conjunto de Sandoval, que tuvo que incorporar a Barrera para contener en detrimento de Sangoy, recibió el único tanto de la primera mitad en una redundante y accidentada jugada de disparos.

Primero López Garai, desde el área, segundo Fede, en vaselina que topó con el larguero y tercero, ya la definitiva, el golpeó de Pedro, que había botado el córner que provocó el gol en una secuencia interminable.

Los mejores momentos del Córdoba se disiparon después de que a diez para el final, Caballero, el mejor del partido por ambos bandos, enlazara con Duba por alto para dejar un centro por la izquierda que a punto estuvo de rematar Fede.

La segunda mitad comenzó con anécdota. El Sporting jugó casi tres minutos con ocho hombres de campo porque Bilic portaba unas calzonas de diferente color al exigido, una torpeza que puedo haberle costado cara al equipo asturiano.

Y luego, la otra anécdota. Barrera recibió una amarilla en el minuto cincuenta y cinco. A los dos minutos, otra. El Sporting, con nueve jugadores y un amonestado en la caseta (Sangoy), se hizo fuerte, por el contrario de lo que se pudiera esperar.

De manera incomprensible, un Córdoba confiado por superioridad, dejó de jugar para concatenar una veintena de errores de conexión y concentración. Entró Pepe Díaz, pero no sirvió. El presunto revulsivo, anduvo fallón en el control. La defensa asturiana, que adelantó la línea para evitar la sorpresa, propició un disparo lejano de Carmona que a punto estuvo de sorprender a Alberto.

En esas, Fernández y Pedro, más conjuntandos, combinaron para que el segundo dejar un punterazo tibio que llegó a las manos de Juan Pablo. Igual de tenue fue el golpeó de Dubarbier antes de llegar al minuto setenta.

Berges apostó por asentar el centro del campo. Sacó a Pedro para insertar a Abel. Las primeras consecuencias se notaron. Caballero, más escorado, robó un balón que puso en las botas de Dubarbier, que falló en el uno a uno desperdiciando una buena oportunidad.

El Córdoba se vino abajo. El Sporting aprovechó la decaída. Los asturianos intentaron avisar con un disparo de falta que ejecutó Bilic elevando el balón a las nubes. Tras un saque de banda, el conjunto rojo, tras un rechace, petardeó un balón que llegó a los pies de Canella, que supo golpear desde la lejanía dejando el balón en el fondo de la red.

La capacidad de reacción del Córdoba se tradujo en un disparo de Abel a cinco para el final y la incorporación de Ayina, que ya suma nueve minutos jugados en liga en lo que va de temporada. El primero tuvo en su cabeza el gol en el segundo minuto del descuente, practicando un golpeo fácil para el meta rival, que pudo rechazar con ambas manos sin esfuerzo.

También en la cabeza la pudo tener Fuentes en el últimos suspiro de partido, pero el balón botado de un córner salió fuera. El Córdoba, de más a menos, dejó escapar, de nuevo, dos puntos en su feudo. Los puestos de cabeza se alejan y la imagen no mejora. De momento, el play off suena chiste.

FICHA

CÓRDOBA CF: Alberto, Fernández, Gaspar, Kiko, Fuentes, López Garai, Pedro (Abel, minuto 71), Caballero (Ayina, minuto 86), Dubarbier, Fede Vico (Pepe Díaz, minuto 62) y Rennella.

SPORTING: Juan Pablo, Luis Hernández (Lora, minuto 61), Iván Hernández, Borja, Canella, Mandi, Nacho Cases (Bilic, minuto 46); Carmona, Sangoy (Barrera, minuto 32), David Rodríguez, Trejo.

GOLES: 1-0, Pedro (minuto 33); 1-1, Canella (minuto 81).

ÁRBITRO: Pedro Sureda (balear). Amonestó a Nacho Cases, Rennella (doble Amarilla), Gaspar, Mandi (doble amarilla), Fede Vico, Barrera (doble amarilla), Sangoy (estando en el banquillo), Fernández, Dubarbier, Caballero, Bilic, Sandoval y López.

INCIDENCIAS: Jornada 17 de Liga Adelante. Estadio El Arcángel. 18.375 espectadores.

Etiquetas
stats