La viuda de Urbano solicita 2.700 euros a González

Imagen de la Ciudad Deportiva Rafael Gómez. | LARREA
Carmen Rojo pide dicha sanción al presidente del Córdoba tras su denuncia por coacción en una vista celebrada este jueves | La viuda del ex blanquiverde interpuso la demanda tras serle impedido el acceso a su vivienda, ubicada en la Ciudad Deportiva

Al tiempo que el equipo mantiene su trabajo de preparación para el próximo partido de Liga, el que disputará ante el Numancia el próximo sábado (Los Pajaritos, 18:00), el club atiende otras circunstancias. En este caso, de carácter extradeportivo y lejos de El Arcángel. Las miradas en ese sentido se dirigieron a la Audiencia Provincial, cuyo Juzgado de Instrucción Número 8 recogió este jueves la primera vista de uno de los últimos frentes judiciales que se abrieron para la entidad. Se trata del contencioso que surgió tras la denuncia de la viuda del ex blanquiverde Pepe Urbano, Carmen Rojo, tras serle denegado el acceso a su vivienda y al local cercano -antiguo bar del recinto- en la Ciudad Deportiva Rafael Gómez la noche del 24 de septiembre. Después de casi dos horas, con la declaración de varios testigos, y sin la presencia del presidente del Córdoba, Carlos González, como denunciado, la mujer del que fuera cuidador de las instalaciones solicitó una multa de 30 euros al día durante tres meses por coacción. Es decir, una sanción de en torno a 2.700 euros.

Los acontecimientos, tal y como informó este periódico, se produjeron el pasado 24 de septiembre. Ese día la viuda de Pepe Urbano tenía prevista una reunión con amigos para celebrar una reciente boda. Sin embargo, tras buscar a sus allegados encontró a su regreso a la Ciudad Deportiva que, junto a ellos, no podía acceder a su vivienda, como tampoco al bar, cerrado desde hace tiempo. Tres horas tuvieron esperar todos a las puertas del recinto hasta la llegada de la Policía Nacional, que medió y permitió que hubiera solución: Carmen Rojo y sus compañeros pudieron entrar a la casa, pero no al local próximo. De ahí la demanda por coacción, en la que Carlos González, con la defensa de Antonio Romero Campanero, solicitó por alegato escrito la absolución y se guardó la opción de tomar medidas contra la denunciante mediante una querella criminal por falsa acusación. Por cierto, en dicho documento, el presidente del Córdoba aseguró no conocer ni al ex futbolista blanquiverde ni a su mujer.

El juicio se desarrolló con diversas contradicciones entre los testigos, como en el caso de los turnos de trabajo de los miembros de la seguridad privada -que fueron dos esa noche cuando suele ser uno- o en la existencia de una lista con las personas que pueden acceder a la vivienda de Carmen Rojo. En ambos casos, favorecieron la versión de la viuda de Pepe Urbano. Por otro lado, su abogada presentó como prueba el contrato de arrendamiento de la Ciudad Deportiva entre Rafael Gómez y el Córdoba, expirado el 30 de junio de 2014. Un hecho éste que se vio obligado a reconocer la defensa de Carlos González. Sea como fuere, la parte denunciante solicitó una pena de multa económica de tres meses, con pago de 30 euros al día. Una sanción que alcanzaría en total, de manera aproximada, los 2.700 euros. El dictamen de la juez se conocerá en un par de semanas. Lo cierto es que mientras en el campo todo marcha bien, en los despachos no sucede tanto lo mismo.

Etiquetas
stats