Hacer lo nunca visto en Gijón para evitar un mal mayor

La afición del Córdoba recordó a Alberto en El Arcángel. FOTO: MADERO CUBERO
El Córdoba de 'Chapi' Ferrer prepara con celo la visita a El Molinón, un estadio en el que jamás consiguió vencer

Hay veces que echar un vistazo a la estadística histórica concede un respiro de esperanza cuando el panorama está turbio. Puede resultar estimulante para levantar ánimos el comprobar que existe una tendencia positiva o que tal o cual campo se da especialmente bien. No es el caso. El Córdoba nunca venció en El Molinón, un recinto que ha visitado en once oportunidades. Una fue en Primera, en la campaña 71-72 (la última de los blanquiverdes en la elite), y el resultado fue de empate sin goles. En Segunda, el balance es rotundamenta favorable a los asturianos: siete victorias y tres empates, con 23 goles a favor y siete en contra. En la pasada campaña hubo paliza (3-0) con Juan Esnáider en el banquillo. Gijón es una de las plazas malditas para el Córdoba, que se ha juramentado en los primeros días de la semana para revertir su declive. En dos meses, el equipo ha pasado (con cambios importantes en el mercado invernal, desde el banquillo hasta el campo) de ser un candidato al ascenso a un aspirante a salvarse del descenso.

En las casas de apuestas se paga cara una victoria del Córdoba, que comparece ante el Sporting con el cartel de víctima colgado al cuello. Los de Sandoval aspiran al ascenso directo y portan la etiqueta de máximos goleadores de la categoría. Pero esto es Segunda y ningún desenlace es descartable. Chapi Ferrer prepara con celo un partido que puede suponer para el Córdoba un espaldarazo fundamental. Más allá de los puntos, que alejarían a los blanquiverdes de la parte más fea de la clasificación, la inyección de autoestima sería brutal con vistas a los nueve partidos restantes. En esta misma temporada, el Córdoba ha sido capaz de vencer en campos en los que nunca antes lo había hecho, como Riazor o Montilivi. ¿Podría repetirse la historia?

“Vamos a ir a ganar a Gijón usando nuestras armas y nuestro fútbol. Somos positivos”, ha afirmado esta semana el meta Juan Carlos, que ocupará el marco por lesión de Mikel Saizar y que fue fichado el pasado verano ante la marcha de Alberto al Sporting. El portero catalán, uno de los pilares del mejor Córdoba de las últimas décadas, se marchó junto a López Garai a Asturias para buscar allí el ascenso a Primera. El mediocentro de Barakaldo volvió a El Arcángel la semana pasada -no estará en Gijón porque lo impide el convenio de cesión, además de estar sancionado- y el portero es suplente de Cuéllar.

Etiquetas
stats