Vísteme despacio que tengo prisa

Apertura de la tienda oficial del Córdoba CF en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

Allí estaban todos. Los capitanes, los veteranos, el presidente, el director general, el deportivo, los jefes de la cantera, los políticos, los consejeros, la prensa, los amigos y los aficionados. Cordobesistas todos, o así se supone, echando un vistazo a la flamante tienda oficial del club, inaugurada con bastante demora porque, según Jesús León, “el estadio tiene 25 años y había goteras en la cubierta: entraba más agua que en el barco de Chanquete”. El presidente habló de la tienda -“queremos abrir otra en el centro”, desveló- y animó a la gente “a comprar mucho, que nos hace falta”. De la crisis deportiva, las movidas con la continuidad de Sandoval y lo que se avecina no quiso decir nada. Se entiende que no era el sitio, aunque le rodeaba una nube de micrófonos y cámaras. Pero no hubo nada. Solo gestos y la escenificación de la unidad en torno a un escudo. Muy emotivo todo.

A Sandoval le tocó firmar autógrafos junto a Alfaro, Aythami, Fernández y Javi Lara, los que llevan el brazalete cuando les toca, a unos más y a otros menos. Ellos son los protagonistas del negocio. El público guardó cola para que alguno de ellos les dedicara una fotografía. Los directivos pasaban más desapercibidos. El hincha de barrio no les conoce, pero sospecha que son gente importante porque van con traje. Como el director general Alfredo García Amado, al que le quedan por jugar algunos partidos importantes en los despachos. Igual que Rafa Berges, el director deportivo, serio -no es noticia eso- y cariñoso a su manera con los más cercanos.

Por allí andaban también Rafa Navarro y Rafa Herrerías, los esforzados guías de las categorías inferiores, o José García Román, el mandatario del equipo del Córdoba CF Futsal, un proyecto que está haciendo realidad -mientras pueda y le dejen- lo que otros dejan solo en palabras. También la consejera Magdalena Entrenas, deportistas como el nadador adaptado Paco Salinas o el incombustible Ricardo Rojas, líder del nuevo partido Acción por Córdoba, que dejó caer una receta para que el Córdoba vendiera más camisetas: “Ganar más partidos”. “El Real Madrid ha descendido un treinta por ciento sus ventas después de que se haya ido Cristiano y con la mala temporada; una cosa lleva a la otra”, arguyó.

Con el personal comprando camisetas, llaveros y peluches de Koki, el club envió a Miguel De las Cuevas a lidiar con los periodistas. El veterano jugador alicantino dijo que en el vestuario están “deseando de que llegue el partido” del domingo contra el Cádiz para “ganar” y “que las aguas se calmen”. Del asunto de la movida de silla a Sandoval no quiso hablar demasiado. “Es nuestro míster y le defenderemos a muerte”, dijo, antes de sacar a relucir el libro de los tópicos para recalcar que solo piensan en “ganar para bien del míster, nuestro y para que la afición esté tranquila”.

Etiquetas
stats