A lo suyo... pero con vista panorámica

Los jugadores del Córdoba celebran el gol ante el Oviedo | ÁLEX GALLEGOS

El discurso que mantienen tanto Sandoval como sus jugadores es de lo más lógico. “Solo pensamos en nosotros y en el próximo partido”, dicen al unísono. El mensaje oficial del club tiene su explicación en las circunstancias del equipo, que han pasado de ser dramáticas a problemáticas. Ya es un logro. De cualquier modo, ese pensamiento exclusivo en el rendimiento propio cobrará todo su sentido cuando el Córdoba pueda decir, con propiedad, que depende de sí mismo para salvarse. Eso será cuando tenga a cuatro equipos por detrás. Y, de momento, solamente hay dos: el Lorca y el Sevilla Atlético. Ambos están desahuciados y es cuestión de semanas su descenso de manera matemática. Los blanquiverdes están en otra dinámica. Llevan cinco jornadas sin perder y todavía no han conseguido subir un peldaño en la clasificación. Eso da idea de la magnitud del caso.

La jornada 32 dejó a los blanquiverdes en la misma posición. El empate ante el Real Oviedo (1-1) en El Arcángel se sumó al de la Cultural Leonesa en Albacete (0-0). Los castellanos se mantienen con 33 puntos, por los 32 del Córdoba. Llevan cinco jornadas sin ganar; los de Sandoval, cinco sin perder. Y tendrán que visitarles en la jornada 37. Ambos están, a día de hoy, en descenso. ¿Quiénes son los adversarios más accesibles? El límite de la salvación lo marca ahora el Nástic de Tarragona, que no pudo exprimir su condición de mejor visitante de la categoría en el Santo Domingo de Alcorcón. Los alfareros, en un partido hirviente, ganaron por 1-0 y sumaron tres puntos que les hacen subir tres puestos. Los amarillos dejan por detrás al Barcelona B (37 puntos), Almería (37) y Nástic (36). Los blanquiverdes tienen perdido el golaverage con los catalanes, ya que su reciente victoria en el Nou Estadi (0-2) no neutraliza la peor goleada de su historia en la categoría: 1-5 en El Arcángel en la primera vuelta.

“Lo que tenemos que hacer es puntuar y este empate a final de temporada puede valer de mucho. Hay que sumar aquí o donde vayamos”, dijo al final del partido ante el Oviedo el punta Eneko Jauregi, quien va arañando minutos desde que llegó en el mercado invernal. “Somos un equipo ante el que a los contrarios no les gusta jugar. Cuando hemos marcado el gol, e incluso antes, el Oviedo no quería jugar y estaba perdiendo tiempo”, dijo el jugador cedido por el Cádiz, quien recalcó que el Córdoba “está muy vivo”. Se ve que ha asimilado las consignas de Sandoval del modo correcto. Ya no se escuchan disculpas ni se tiran balones fuera en las zonas mixtas ante los medios. “Tenemos que seguir en esta dinámica, de ganar y ser un equipo difícil de derrotar. Estamos seguros de que vamos a salir para adelante”, indicó Jauregi con el convencimiento que produce el haber sumado 13 de los últimos 15 puntos en juego.

¿A quiénes puede echar el guante el Córdoba en la clasificación? El Reus, tras ganar esta semana al Almería de Lucas Alcaraz, supera la barrera de los cuarenta (41) y le saca nueve a los cordobesistas, que tendrán que rendir visita al feudo catalán en la penúltima jornada. Será la última salida del curso. Si los del excordobesista Aritz López Garai están ya matemáticamente salvados puede haber más opciones de abrochar la salvación antes del cierre de curso en El Arcángel frente al Sporting de Gijón. Con diez partidos por delante, Alcorcón, Barcelona B, Almería y Nástic son los enemigos más cercanos. La batalla continúa. El Córdoba es el conjunto más en forma de todos los que andan metidos en el lío. Los de Sandoval se centran en lo suyo... pero con vista panorámica. Necesitan que los demás fallen. Todavía.

Etiquetas
stats