Villa ultima una pizarra con algunas incógnitas antes de su debut

El entrenador blanquiverde, que  supedita su porvenir al rendimiento del plantel y pide esfuerzos en positivo que remen en la misma dirección, asegura que “busco la perfección”

Con un discurso sencillo, discreto, directo y con evidentes síntomas de humildad. Villa ha comparecido esta mañana por última vez en la sala de prensa de El Arcángel antes de su debut oficial como entrenador del primer equipo un día antes de que el conjunto blanquiverde se enfrente al Almería.

Como habitualmente, con el mono de trabajo aún sin quitar, Villa ha preferido esperar, en un gesto que le honra, hasta que llegase el último periodista en incorporarse a la sala de prensa. En esas, su hijo, con un balón en sus manos y ataviado con una elástica de la Selección Española, husmeaba con atención el ambiente en el que desde hace un mes se mueve su progenitor.

El novel míster, primero en llegar a la sala de conferencias, esconde sus nervios detrás de reflexiones cargadas de ilusión a la vez que responde supeditanto el futuro personal al rendimiento colectivo, una labor que le compete en exclusiva.

Villa se incluye como primer cabeza de cartel y acepta la responsabilidad que supone liderar un proyecto que va a comenzar a disipar dudas en apenas un día. Porque el próximo rival, el Almería, un recién incorporado a la categoría de oro, “va a servir para evaular dónde nos encontramos”, advierte el entrenador.

Tras una pretemporada donde el gol ha sido el principal protagonista por su ausencia, el técnico reconoce que le “preocupa” que su plantel pueda “mejorar en ataque”, aunque reconoce que lo que más le inquieta es “no tener ocasiones”, algo que con el paso de los minutos se ha ido puliendo en positivo. Así, matiza que el acierto “se trabaja” y que la misión de marcar y defender “es labor de todos”.

El nuevo míster, sencillo y “conforme con lo que tenga”, como refiere, ha apuntado que “a día de hoy estamos esperando que pueda venir alguien que tengamos la sensación de que pueda mejorar lo que hay”. En esta línea, advierte que, ocurra lo que ocurra en cuanto a refuerzos se refiere, “nunca habrá reproches, nunca habrá queja”.

Villa tiene claro que club, afición y medios de comunicación deben ser una piña. “Entre todos tenemos que arrimarnos al carro; hay que estar contentos”. El técnico, que dice vivir en un completo “quebradero de cabeza las veinticuatro (por horas)”, resume su cúmulo de incógnitas sobre la alineación aseverando que “todos estos días son pequeños retos”.

De esa forma añade que “uno tiene la sensación de que tiene que preparar el partido de la mejor manera para poder aprobar. Busco la perfección”, concreta.

En términos de personalismos, Villa ha desvelado que Armando sufre una “elongación” que le tendrá apartado “tres o cuatro días”; que Raúl Bravo estará a punto en un medio plazo, por lo que, a priori, se descarta su participación para el comienzo de liga; y que la joya de la cantera, Sebas, “no ha hecho méritos para no estar con nosotros”, con lo que se deja entrever una posible evolución entre el primer y segundo conjunto blanquiverde.

Sobre el filial y su ascenso al cuadro de bronce, Villa no oculta su “satisfacción” hacia “un grupo de jugadores jóvenes que tienen una oportunidad única”. Por eso detalla que, la nueva coyuntura hace que “el tránsito hacia la segunda sea mucho menor; si puedo darles cabida, estoy más tranquilo. Es una categoría que no es fácil. El club puede crecer muchísimo a nivel de cantera y a nivel institucional”.

La conferencia de prensa ha concluido con alusiones a su debut como máximo responsable del Córdoba, el conjunto de sus amores, ese en el que se hizo un “gladiador” del fútbol. Villa apunta que “el hecho de que me pueda presentar es un motivo de satisfacción, es un motivo de alegría. Yo sé que todo entrenador depende de los resultados. El poder crecer como entrenador con el vestuario, dependerá de mis futbolistas. El público lo reconocerá. Mucho antes de exigir hay que dar. Todos queremos lo mejor para el club”. Así sea.

Etiquetas
stats