La victoria final de Santiago Murillo

José Santiago Murillo, en el día de su homenaje | FAF

A José Santiago Murillo no le gustan los homenajes. Siempre lo dijo. El suyo, sin embargo, lo disfrutó. Porque al fin y al cabo, el protocolo se diluyó pronto y todo acabó derivando en una fiesta llena de anécotas y recuerdos. Estuvo a la altura del personaje. O sea, que las risas y el buen humor no faltaron.

La Federación Andaluza de Fútbol (FAF) había etiquetado cariñosamente como “el último encuentro” la celebración de una gala de homenaje al que que ha sido presidente de la Federación Cordobesa de Fútbol (FCF) durante los últimos 35 años. La Diputación Provincial, el Ayuntamiento, el Comité de Árbitros, el Colegio de Entrenadores y, por supuesto, los principales clubes de la provincia enviaron a sus emisarios a la Torre de la Barca, donde se celebró el encuentro. No faltó el presidente de la FAF, Eduardo Herrera, con quien Santiago Murillo ha mantenido siempre su lealtad durante décadas.

En este acto de despedida, el ex presidente de la Federación recibió por parte de Carlos González, presidente y accionista mayoritario del Córdoba CF, la insignia de oro del club blanquiverde “como muestra de agradecimiento a su dilatada trayectoria en defensa de los intereses del fútbol en general y cordobés en particular”, según indica la entidad cordobesista.

José Santiago Murillo (Posadas, 1948) confirmó que se marchaba del cargo en la última Gala del Centenario de la FAF, poniendo fin a una época. Accedió al cargo en 1981. En la pasada primavera se produjo el relevo en una presidencia que ahora desempeña Pablo Lozano Dueñas, quien mantiene prácticamente a todo el bloque del equipo directivo que montó Santiago Murillo. Ahí queda su legado.

Etiquetas
stats