¿Y tú cómo lo ves? La vieja guardia desde la barrera

Luso, Abel y Juan Carlos, en el banquillo ante el Getafe | ÁLVARO CARMONA
Saizar y Campabadal, únicos titulares del “Córdoba del ascenso” | Quedan nueve en la plantilla, tras colocar a tres en enero

Los héroes del ascenso no cuentan en la lucha por la permanencia. Habrá muchas formas de estimular al vestuario blanquiverde, pero seguro que una de ellas no es hablarles de lo que costó conseguir el salto a la elite y lo mucho que merece la pena dejarse el pellejo por seguir ahí. La mayor parte de los jugadores no sabrán de qué les están hablando. Ni con traductor ni sin él. La vieja guardia del Córdoba observa desde la barrera de la grada y, en el mejor de los casos desde el banquillo, cómo se desarrollan los acontecimientos en un enloquecido tramo final de campeonato. En el último partido liguero, frente al Getafe, sólo dos futbolistas de la pasada temporada salieron en el once inicial: el guardameta Mikel Saizar y el lateral diestro Edu Campabadal. Los dos eran suplentes en Segunda División y las circunstancias les han convertido en piezas útiles en Primera.

Son dos casos paradójicos. El meta, de 32 años, ha debutado hace cuatro semanas en la máxima categoría. En el mercado invernal vio cómo renovavan por dos años más, hasta 2017, a su compañero Juan Carlos. Además, se especuló con la llegada del austriaco Heinz Lindner y con su propia salida con destino a Osasuna. Ahora el alcarreño es suplente y Saizar vive el momento cumbre de su carrera. Quién se lo iba a decir. Como a Edu Campabadal, situado en todas las quinielas de descartes prácticamente desde que llegó. De hecho, el club le mandó al filial de Segunda B. Ferrer le dio oportunidades, pero finalmente le sacó del puesto para otorgar su confianza a Adrián Gunino. En el mercado invernal, los dos estaban en la rampa de salida. Ninguno terminó saliendo de la entidad. El uruguayo apenas cuenta ahora y es el catalán -que termina contrato en junio- el que se está haciendo con el puesto. Jugó los 90 minutos ante el Getafe. Con partido y medio más será el que más tiempo de juego haya disfrutado en Primera División de toda la plantilla del ascenso. Quién se lo iba a decir.

Después de la increíble hazaña de Las Palmas en junio del pasado año, el Córdoba realizó una remodelación drástica en la plantilla y sólo quedaron doce jugadores. De ellos, tres fueron colocados en el pasado mercado invernal: Carlos Caballero se marchó cedido al Veria griego, Xisco Jiménez al Mallorca y López Garai fue despedido -denunció al club y el caso acabará en los tribunales- para fichar por el Rapid de Bucarest. De los nueve que actualmente quedan, ninguno puede etiquetarse como titular indiscutible ni hombre clave en los esquemas de Miroslav Djukic. Saizar y Campadabal fueron titulares ante el Getafe, aunque da la impresión de que su entrada responde más a la urgencia que a una apuesta firme.

Del resto, el capitán Abel Gómez y el pivote Luso Delgado son los que más relevancia están teniendo en las rotaciones. Juan Carlos, tras salir de la portería, espera de nuevo una oportunidad. Iago Bouzón ha sido operado de una fractura en la cadera y su sueño es poder volver a tener algún minuto de juego antes de que termine el campeonato en mayo. Gunino, Pinillos y López Silva acuden cada día al entrenamiento. Han desaparecido de las citaciones y sus opciones de volver a jugar son remotas. Los tres fueron titulares el día del ascenso en Las Palmas, donde el Córdoba consiguió después de más de cuatro décadas una plaza en Primera que ahora se le escapa de las manos.

Etiquetas
stats