Los verdaderos valientes

Córdoba-Nástic en El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

El cordobesismo ha mostrado su malestar este domingo antes, durante y después del encuentro que ha disputado el Córdoba CF frente al Nástic de Tarragona en El Arcángel. El hartazgo provocado por toda la fatídica temporada 2018-19 ha tenido un nuevo y triste capítulo que añadir a la historia negra de la entidad. El abandono total y absoluto que ha vivido el club en apenas nueve meses -añadiendo el descenso a Segunda División B cuando todavía restaban cuatro citas para el final- ha quedado más que patente en una jornada donde el protagonismo se lo ha llevado la afición.

El pobre ambiente en las gradas del estadio era ya de por sí fácil de prever al echar un simple vistazo durante la semana en las redes sociales. Sin ningún tipo de motivación y hundidos en el orgullo, los verdaderos “valientes” que se han animado a aparecer por El Arenal no han dejado pasar la oportunidad de protestar ante todo y todos. La primera cita ha acontecido en la puerta cero (19:00 horas) con cerca de 300 seguidores efectuando cánticos contra los culpables del fracaso. El presidente Jesús León y los jugadores han recibido constantes críticas mientras el inicio del choque se acercaba. Algunos han decidido quedarse -en torno al centenar han ingresado a las instalaciones sobre el minuto 5-, otros han optado por entrar antes de tiempo en el recinto ribereño para mostrar su rechazo hacia el palco y el verde.

Y es que los pitos se han convertido en la banda sonora que ha acompañado al encuentro en los momentos previos. Los pocos presentes -2.986 espectadores según los tornos- han señalado a un León que ha permanecido en su puesto junto al Director General Alfredo García Amado y los consejeros Magdalena Entrenas, Juan Ramón Berdugo y Manuel Garrido. El anuncio de los futbolistas por megafonía también ha servido para arrojar todo el enfado acumulado desde hace muchas jornadas. Salvo Andrés Martín y Federerico Piovaccari, y es mucho decir, el resto de integrantes del plantel han recibido muestras del descontento generalizado.

Es más, como dato significativo, el primer gol anotado por Javi Lara no se ha celebrado y se ha abucheado al grupo cuando había transcurrido el 19 de la contienda. Lo mismo ha ocurrido con el segundo del delantero hispalense y el tercero de Alejandro Alfaro, tantos que han levantado los irónicos “olés” y el “a la UEFA” desde Fondo Sur. Un sector, por cierto, que ha estado especialmente activo a lo largo del encuentro con los Brigadas Blanquiverdes y que ha centrado sus miras en Álex Quintanilla, Jaime Romero y Álvaro Aguado. Al zaguero vasco le han cantado “Quintanilla selección” además de reprocharle sus supuestas salidas nocturnas. Los constantes problemas físicos del extremo manchego han motivado también las quejas. Por último, al joven centrocampista le ha pasado factura su fichaje por el Real Valladolid y su pobre bagaje ofrecido desde entonces.

El cierre del primer tiempo ha dejado otra imagen significativa cuando Javi Lara ha entregado su camiseta a un pequeño aficionado en Fondo Norte. Ese gesto ha arrancado tímidos aplausos de los que han presenciado la escena antes de volver a “cargar” con el “jugadores mercenarios”, tónica habitual incluso en el periodo de descanso. Porque ese cuarto de hora de receso tampoco ha frenado el enfado de unos blanquiverdes que se acordaron de Carlos González, otro de los tristes actores de un final donde el mayor perjudicado ha sido el propio Córdoba.

Acto seguido, y como paso previo a la soberana pitada del 54 -el minuto que años atrás era santo y seña del club-, la grada ha recordado cariñosamente al técnico José Ramón Sandoval. El regreso del entrenador madrileño se ha pedido en varias ocasiones, sobre todo por la salvación del curso anterior que pasó a la historia. Pero el presente, bien distinto a aquella etapa, solo ha servido para hacer más burlas a León con el famoso “vamos a contar mentiras” y que “tiene dinero” en sus arcas. Así ha ido avanzando un partido dominado con claridad por los locales mientras se celebraba con sorna “que se iba a ascender” y se aplaudía la salida de Andrés y el ingreso de Piovaccari.

Por último, los hinchas también han vitoreado a los jugadores del Córdoba CF Futsal que en la mañana del domingo han eliminado al Real Betis. El plantel presidido por José García Román ha accedido a la final del play off de ascenso a Primera División, motivo que ha llevado a pedir que salieran al terreno de juego para afrontar lo que quedaba de Liga. Entre las bromas con un balón que había caído a uno de los Fondos y una persona disfrazada de fantasma, el cierre del compromiso liguero ha terminado con el hastío del público. Y todavía queda uno más en casa.

Etiquetas
stats