Uli Dávila mantiene abierta la puerta de su retorno

Uli Dávila en la celebración del ascenso. | ÁLVARO CARMONA
El mexicano expresa su deseo de seguir como blanquiverde y su agente asegura que siguen las negociaciones

Este martes se cumple un mes del histórico ascenso del Córdoba a Primera. Muchos, a buen seguro, mantienen todavía en sus retinas el momento en que el balón cruza la línea de meta de Barbosa. Ese gol de Uli Dávila se repite en la memoria de la afición, que al mismo tiempo mira ya a la temporada del regreso a la elite. Precisamente un día como éste resurge el nombre del mexicano en torno al conjunto blanquiverde. La puerta parece seguir abierta para el media punta, el hombre que por cosas del destino ocupa un lugar en el recuerdo colectivo del cordobesismo y de la ciudad. El propio futbolista se encargó anoche de volver a dar fuerza a la opción de su continuidad en el cuadro califal con un mensaje en su cuenta de Twitter.

“Amigos cordobecistas (sic), esperando vernos pronto para ser parte de la ilusión de esta ciudad y esta afición 42 años después”, escribió el atacante. Sucedió cuando todo parecía indicar que su paso por El Arcángel había tocado a su fin. No en vano, cada vez estaba más alejado del Córdoba, ya que el Chelsea pretende -o pretendía- una cesión mediante la cual el equipo que obtenga los servicios del jugador se haga cargo de su ficha. Esa condición marca una distancia casi imposible entre la entidad califal y Uli, debido a la elevada cantidad que tocaría asumir: más de un millón de euros. Más complicada es la continuidad, en nuevo préstamo -igual que Gunino-, si se tiene en cuenta que la parcela ofensiva es la más reforzada hasta el momento a orillas del Guadalquivir.

Sin embargo, el comentario del media punta nacido en Guadalajara, la de México, abre de nuevo la puerta a una nueva vinculación con el con el conjunto blanquiverde. Lo cierto es que sus opciones de estar otra vez bajo las órdenes de Albert Ferrer y de debutar en Primera en España no son sencillas. Con todo, su agente aseguró que “se está negociando todavía”, si bien, en efecto, “existen diferencias económicas”. En declaraciones recogidas por ESPN Deportes, Matías Bunge desveló que la intención del Chelsea, además de la ya citada, “es que el equipo que se lo lleve lo haga por dos años”, puesto que “saben que puede entrar una buena cantidad de dinero porque está haciendo buenos torneos”. Así las cosas, no queda otra que esperar. Eso sí, está claro que Uli Dávila quiere jugar en Primera en España, para lo que “también hay otras alternativas”.

Etiquetas
stats