La UCO optará a medalla en el Europeo de Braga

El cordobés Adrián Santamaría en el duelo con Estrasburgo.
La selección universitaria de Córdoba se asegura, como mínimo, una plaza en el partido por el tercer y cuarto puesto del torneo tras lograr su tercer triunfo ante Estrasburgo (35-24)

Sólo hay un valor seguro ya a estas alturas en el Europeo de Braga, la Universidad de Córdoba. La dura fase previa a las finales entre los seis mejores equipos universitarios de balonmano del continente cada día se cobra una víctima. Ya han probado todos la hiel de la derrota, todos menos los campeones de España. La UCO sumó este miércoles su tres por tres, en esta ocasión ante los franceses de Estrasburgo, y sigue invicta en el torneo. La única invicta.

Estrasburgo se presentaba con cero victorias ante los amarillos, este miércoles color tinto, que aún así no se fiaban. Manu Navarro pedía intensidad desde el inicio, y salvo con el primer gol galo, respondieron los cordobeses la pista, pues la ventaja, creciendo paulatinamente, fue siempre favorable a la UCO. Parecía que Estrasburgo se podía ir del partido en cualquier momento, cuando los cordobeses más apretaban, anticipándose con robos y corriendo bien el contraataque. Al descanso, seis goles de renta (19-13), no hacían honor al esfuerzo realizado por los hombres de Navarro. Había que seguir dándolo todo. La segunda mitad, como en los dos anteriores encuentros, fue de la Universidad de Córdoba, que tras varias alternativas llegaba a la máxima diferencia de once goles. Todo parecía resuelto. Pero Estrasburgo decidió morir matando y tras un desesperado arreón, y la calidad que atesoran sus jugadores, conseguían invertir la tendencia y acercarse hasta seis goles (30-24) a falta de seis minutos para el final. Los campeones de España no se iban a dejar sorprender. Con veteranía supieron frenar el ímpetu galo para finalizar con otra fantástica victoria por 35-24. Una victoria de prestigio, calidad y grandísimo esfuerzo.

Por otro lado, este miércoles saltó la sorpresa con la derrota del anfitrión y favorito en todas las quinielas, la Universidad de Minho, en el partido que cerró la tercera jornada del Europeo. Tras ir todo el partido por delante frente a los alemanes de Weisbaden, dos últimos minutos nefastos terminaron con su imbatibilidad. Con el triunfo de Pitesti (Rumanía) sobre Leiria (Portugal), el otro encuentro del día, la UCO se asegura luchar por las medallas y estará en la finalísima o, como poco, en el choque por el tercer y cuarto puesto. Los cordobeses son líderes de la liguilla, con su casillero de derrotas a cero, seguidos con un tropiezo por Weisbaden y Minho, sus rivales del viernes y el sábado. Si superan a uno de ellos, los amarillos se asegurarán su participación en la gran final. Pitesti, que cayó en la inauguración frente a los cordobeses, también tiene una única derrota, por lo que tiene la oportunidad de pelear por todo. El campeonato está emocionantísimo y el desgaste cada vez pesa más a los equipos. Sólo los mejor preparados física y mentalmente podrán lograr el éxito. En ese sentido, la jornada de descanso de este jueves será un bálsamo para los deportistas.

Etiquetas
Publicado el
6 de agosto de 2015 - 02:41 h