El triunfo colectivo en una prueba sin barreras

Salida de la segunda Carrera Solidaria de Acpacys.
La Carrera Solidaria de la Asociación Cordobesa de Parálisis Cerebral reúne a 700 personas, también con diversidad funcional | Francisco Ángulo y Fátima Navarro vencen en la prueba reina

En ocasiones parece quedar en el olvido, pero lo cierto es que el deporte no sólo tiene un carácter competitivo sino que además funciona como vía de integración, así como de apoyo a causas nobles. Dicha realidad cobró fuerza este sábado con la segunda edición de la Carrera Popular Solidaria de la Asociación Cordobesa de Parálisis Cerebral y Afecciones Similares (ACPACYS), que se desarrolló con notable éxito. Bajo el nombre "Corre, anda o rueda", la prueba acogió la participación de 701 deportistas, que también lo fueron en importante número dentro de la categoría de personas con diversidad funcional y que contó con diferentes modalidades. Ya fuera en carrera, silla de ruedas, bicicleta adaptada o simplemente andando, los atletas disfrutaron de una gran tarde de atletismo con carácter benéfico.

Cada dorsal supuso una aportación de cinco euros para la causa en la que pone toda su dedicación ACPACYS, que no es otra que asistir y ofrecer la oportunidad de estar lo más plenamente integradas en la sociedad a las personas que padecen parálisis cerebral o alguna otra afección similar. Además, la asociación abrió un "Dorsal 0" para que quienes no pudieran participar en la prueba colaboraran, una iniciativa que gozó también de una magnífica respuesta. Por otro lado, asistieron a la cita, a su inicio, el presidente del Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (IMDECO), Antonio Rojas; el delegado de Juventud y Deportes, Martín Torralbo; y el general jefe de la Brigada de Infantería Mecanizada (BRIMZ) Guzmán el Bueno X, Antonio Ruiz Olmos, gracias a cuya colaboración la carrera pudo llevarse a efecto.

La Carrera Popular Solidaria de ACPACYS es una de ésas en las que todos vencen, pues lo más importante es participar de la causa. Con todo, tanto la asociación como la Diputación decidieron otorgar trofeos a los tres mejores clasificados en categorías masculina y femenina dentro de la prueba reina y al primero de cada una en las diferentes modalidades de la carrera para deportistas con diversidad funcional. En el caso de la primera de las pruebas, ésta constó una distancia de 5.000 metros, con doble vuelta al circuito de 2.500 que recorrieron el resto de atletas y que discurrió por el carril bici circundante al Vial Norte.

El triunfo en esa prueba reina fue para Francisco Ángulo, que cruzó la línea de meta con 19:33. En segundo lugar acabó Javier Ramírez, con un tiempo de 20:10, mientras que tercero concluyó Rafael Blanco, con 20:28. En féminas, se impuso Fátima Navarro con un crono de 26:45, al tiempo que Patricia Jiménez fue segunda, con 27:00, y Manuela Fernández finalizó en tercera posición, con 27:55. Rafael Espino y María Pérez vencieron en la modalidad de bicicleta adaptada, así como Óscar Reus y Ana Giraldo lo hicieron en la de personas con discapacidad andando. En cuanto a las diferentes clasificaciones especiales en silla de ruedas: Rafael Gavilán y Carmen Recio lograron la victoria en manual guiada o asistida; Manuel del Rey y Virtudes Ramírez, en eléctrica; y Javier Guerrero y Antonio Peña -no hubo participación femenina-, en manual.

Etiquetas
Publicado el
11 de octubre de 2015 - 10:51 h
stats