¿Traemos un punta más?

Carrión y Álex Gómez, en el palco de El Arcángel | ÁLEX GALLEGOS

¿Hay razones para reclutar a un delantero ahora? Así, a bote pronto, unas cuantas de peso. La primera y fundamental, que el Córdoba está situado a solo un punto de los puestos de descenso y faltan diez jornadas. A eso hay que añadir que los blanquiverdes son, con 28 goles anotados en 32 partidos, el tercer equipo que menos marca en la Segunda División. Sólo convierten menos el Reus (24, los mismos que encaja) y el Alcorcón (24), que está el cuarto por la cola en la tabla. Y, para rematar el asunto, Federico Piovaccari estará fuera de combate un periodo no inferior a cinco semanas, según estiman los médicos tras el análisis del esguince de tobillo que el ariete italiano sufrió el domingo pasado ante el Elche.

La lesión de larga duración de Domingo Cisma, que se rompió los ligamentos de la rodilla en el Sánchez Pizjuán ante el Sevilla Atlético y no regresará hasta dentro de nueve meses, abre para el Córdoba la opción de incorporar a un jugador en el tramo final del curso. Esa posibilidad de apuntalar el grupo, que apareció nada más comprobarse la gravedad del percance de Cisma, se convirtió desde este fin de semana en un asunto de mayor enjundia. Sin Piovaccari durante más de un mes y una dependencia clara de Rodri, el único delantero nato de la primera plantilla, el tema de contratar a un delantero para abordar el decisivo tramo final del campeonato está sobre la mesa.

Rodri acapara, con 10 goles, más de un tercio de la producción total de un Córdoba que completa su listado de realizadores con Alfaro (3), Juli (3), Caro (2) y Rodas (2). Los dos últimos son defensas. Alfaro, después de varios meses sin contar para Carrión, se rehabilitó marcando en el descuento el gol de la victoria ante el Alcorcón que rompía cinco meses y medio sin triunfos en El Arcángel. El onubense se rehabilitó, pero su protagonismo ha vuelto a decrecer en los últimos partidos. Juli, inamovible en el once, era el futbolista con más minutos de juego hasta que se lesionó hace varias semanas. Se especula con su retorno, casi un mes después, en Pucela este próximo domingo.

Al Córdoba le quedan otras salidas. La primera, remover el esquema y devolver un sitio en la punta a Juli. Ya ocurrió alguna vez con desigual fortuna. Otra es recurrir al filial, donde Moha Traoré y Alberto Quiles tienen más papeletas para dar el salto. La tercera es acudir al mercado y hacer un fichaje por la vía urgente. Abordar más de la mitad de lo que falta de campeonato, en una situación extremadamente exigente, con poco gol y Rodri como único argumento -con amenaza de lesiones y sanciones-, parece un riesgo demasiado alto. En cualquier caso, la opción está ahí. Carrión aguarda acontecimientos. Sería, tras el despido de Emilio Vega -ahora en el Huesca-, la primera operación del nuevo director deportivo Álex Gómez.

Etiquetas
stats