Trabajado punto del Córdoba Femenino

Un lance del duelo entre el Córdoba Femenino y el Alhama | JUAN HUERTAS/CÓRNER CORDOBÉS

La máxima se repite. Al igual que sucediera el sábado prevalece la premisa. Menos es nada. Porque si no es posible alcanzar la victoria bien está añadir un punto al casillero. Tal y como le ocurriera al Pozoalbense en su regreso a la competición un día antes, el Córdoba Femenino obtiene cierta satisfacción -aunque no completa- tras su primer partido del recién inaugurado 2020. El resultado es el mismo: empate, si bien esta vez a uno y no a cero. Las tablas en el marcador en este caso tienen un sabor más dulce a pesar de producirse en la Ciudad Deportiva. Así es porque las blanquiverdes suman tras estar por debajo en el tanteador ante un rival próximo en la tabla como el Alhama. El trabajo en esta ocasión otorga recompensa al equipo de Manu Agudo en su retorno a la Liga Reto Iberdrola.

El encuentro arrancó con dos acercamientos ligeramente tempraneros. Fue el cuadro murciano el que abrió unas hostilidades que tampoco es que fueran tales durante toda la primera parte. Ana López buscó el gol con un lanzamiento de falta que se marchó fuera. La respuesta la dio el Córdoba apenas dos minutos después con un disparo de María Avilés que ocasionó pocos quebraderos de cabeza a la portera visitante. Desde ese momento las ocasiones brillaron por su ausencia. La contienda transcurrió dentro de una gran igualdad y sin embargo con escasa presencia de los dos equipos en torno a las áreas rivales. Por tanto, al descanso se llegó sin movimientos en el marcador.

Más actividad ofensiva hubo en la segunda mitad, que comenzó de la peor forma para el conjunto blanquiverde. A los ocho minutos de reanudarse el juego el Alhama logró adelantarse gracias a un tanto de Helena Torres. Las murcianas pudieron muy poco después incrementar su ventaja, pero el larguero lo impidió. María Requena fue quien envió el balón a la madera, para que acto seguido la goleadora no acertara en su tiro. Parecía pasarlo mal el Córdoba y lo cierto es que supo rehacerse a la adversidad. En el 63 obtuvo el empate por mediación de María Avilés, que remachó tras tocar Kerlly en el interior del área. La jugada se inició con una falta lateral. A partir de ahí el equipo de Manu Agudo puso contra las cuerdas a su rival y éste despertó en el tramo final. Si bien las dos escuadras lo intentaron, ninguna pudo romper el equilibrio.

Etiquetas
stats