Toril pone el sello cordobés al banquillo del Elche

El cordobés Alberto Toril, en su etapa en el Real Madrid.
El exentrenador del Real Madrid Castilla será presentado hoy como nuevo responsable del conjunto ilicitano, que atraviesa un periodo convulso

Volverá a El Arcángel el próximo curso. Pudo hacerlo en su día como futbolista, pero el asunto no cuajó. También como entrenador. De hecho, su nombre sonó el verano pasado después del traumático descenso de Primera División como una alternativa para el banquillo blanquiverde. Tampoco salió adelante. Al final, lo hará como rival. Alberto Toril Rodríguez (Peñarroya Pueblonuevo, 1973) ha fichado por el Elche, que oficializó su contratación y hará este miércoles su presentación a los medios. Toril llega al cargo en una situación convulsa en lo institucional para el club levantino, que vio cómo hace unas semanas Lucas Alcaraz, con el que había llegado a un acuerdo, rompió el trato a última hora después de los movimientos en la dirección. Al de Peñarroya no le ha dado miedo. O si le dio, se lo tragó. Lleva casi dos temporadas sin destino en España -desde que salió de Valdebebas- y le urge volver a la ruleta de los técnicos profesionales. La semana que viene cumplirá 43 años.

El preparador cordobés será presentado en la sala de prensa del Martínez Valero por el nuevo director deportivo, Chuti Molina, con el que coincidió en la cantera del Albacete. Firmará por una temporada, después de que se barajaran los nombres de Juan Ignacio Martínez y Pepe Mel, técnicos con mayor experiencia en la categoría.

Alberto Toril, exfutbolista profesional (Real Madrid, Celta, Espanyol, Extremadura) formado en la cantera del Séneca CF, adiestró en el Real Madrid a una de las mejores generaciones de los últimos tiempos. En tres años logró hacer al equipo blanco campeón de España de juveniles y ascender a Segunda División con el Castilla, al que mantuvo en la categoría al tiempo que proyectó jugadores. En la Liga 13-14 fue destituido en la jornada 14, con el filial colista, y le sustituyó José Manuel Díaz, que no pudo evitar el descenso del conjunto madridista a Segunda B.

El técnico cordobés promocionó a jugadores como Morata, Joselu, Nacho, Carvajal o Jesé. En la temporada 12-13, el Real Madrid Castilla logró una permanencia holgada y sacó al escaparate a un ramillete de talentos. En la 13-14, todo cambió. Los mejores hombres volaron y el filial quedó descompensado y en posiciones de ataque, evidentemente cojo. Los malos resultados le costaron el puesto a Toril, que desde entonces ha seguido formándose como técnico con estancias en Inglaterra y otros países, además de ejercer como comentarista televisivo.

Etiquetas
stats