Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
La portada de mañana Viernes, 14/06/2024

“Lo que más tardaré en digerir es que la afición pitara el himno”

Jesús León, en una intervención pública | MADERO CUBERO

Rafael Ávalos

0

Son días intensos en El Arcángel. En la zona noble del estadio, el trabajo no cesa en lo que se refiere a la planificación de la próxima temporada. Sucede también mientras que su entorno se conmemora el 20 aniversario de un histórico ascenso. Es el logrado en Cartagena a Segunda A el 30 de junio de 1999. La afición del Córdoba rememora uno de los mayores hitos recientes del club, que este lunes ha sido abordado en una mesa redonda organizada por PTV Córdoba. Precisamente en este acto ha realizado su última intervención pública el presidente de la entidad califal, Jesús León, que se ha mostrado crítico tanto con la actitud de la hinchada a final de la pasada campaña como de la plantilla que cerrara la 2018-19. “Lo que más tiempo tardaré en digerir es que se pitara el himno del equipo”, ha expresado el montoreño.

“Que los aficionados también se lo miren. Hay que hacer un análisis de reflexión en general. Ni era un dios cuando salvé al equipo, ni ahora soy un demonio”, ha añadido Jesús León en referencia a la circunstancia mencionada. Sus declaraciones se han producido junto a otros nombres ligados al Córdoba, como Juanito, jugador que vivió el Cartagenazo. Quien fue zaguero ha interpelado al mandatario blanquiverde y ha señalado que “no se pitó al himno, sino contra su gestión”. A esta idea ha contestado el empresario acto seguido. “Podían cantar el himno y después pitar. Me hubiera gustado más un ”León vete ya“ que pitar el himno”, ha reiterado. “A mí me atacan por tierra, mar y aire porque la pelota no entra”, ha apuntado después.

Su última frase ha correspondido ya a un plano más general, no sólo a la afición. Ha considerado el montoreño que muchas críticas tienen un trasfondo, lo que ha rogado termine de cara a la próxima temporada. “Vamos a dejar de tener intereses creados, que los hay de determinados grupos, y vamos a pensar en el club. Como máximo accionista, mi patrimonio está en juego”, ha argumentado Jesús León en este sentido. Poco después ha decidido hablar sobre el momento en que adquirió la sociedad y, por ende, del anterior propietario. “Compro el club más con el corazón que con la cabeza. Carlos González fue el más listo ahí: supo en qué momento lo vendía. La deuda no era cero, para nada”, ha expuesto. “Como cordobesista, me la jugaría otra vez, pero me jugaría la mitad de la mitad de lo que me jugué”, ha concluido.

Acerca del descenso, Jesús León ha entendido que ha sido un factor importante el hecho de que nadie -o casi- creyó en la salvación ya desde el principio. “En la 2017-18 lo que conseguimos, aparte de un despilfarro, es que el entorno creyera lo que sentía, que nos salvábamos. Este año no he conseguido que mi entorno creyera”, ha dicho. Así, ha aseverado que la anterior campaña “ha sido casi una tortura”. Lo fundamental, ahora, es encontrar “una estabilidad institucional y después deportiva”. Sólo de esta forma y con victorias es posible, según el mandatario blanquiverde, recuperar la ilusión y aun más la confianza de la hinchada. “El año pasado estábamos ante una afición que lo que quería era ganar. La afición se recupera ganando. Creo que cuando todo se estabilice lo verán todo con otro prisma”, ha argüido.

Pero no sólo ha hablado sobre las críticas de gran parte de la masa social del club y de Carlos González, también de otros aspectos. “En verano partimos con un vestuario podrido”, ha sentenciado en relación a la plantilla que arrancó la pasada campaña. “Llega Flaño y se hace capitán en dos semanas. Me parece muy bien, pero habla muy mal de los capitanes que ya había”, ha añadido como ejemplo de lo que ha creído una falta de profesionalidad generalizada en el vestuario. Esto es algo que pretende cortar de raíz. “En su inmensa mayoría no van a renovar”, ha desvelado sobre la opción de que continúen jugadores cuyos contratos han acabado tras el 30 de junio. “Uno o dos”, ha agregado acto seguido. Además, ha incidido en que debe haber menos palabras -y explicaciones- y más acciones. “He abierto demasiado las puertas. He hablado mucho y si hubiera hablado menos, no sé si algunos problemas no se habrían dado, pero se les habría dado menos importancia”, ha explicado. Por tanto, la solución para buscar el retorno a Segunda A es “intentar hablar un poco menos y conseguir que haya más hechos”. “Estamos saneados y partimos con un equipo para crecer”, ha querido destacar de manera motivacional.

Etiquetas
stats