Un superviviente vestido de aspirante a todo

Los jugadores del Córdoba celebran uno de sus goles al Sporting | MADERO CUBERO

Sin prisa pero sin pausa. Bien vale dicha expresión para reflejar la realidad actual en El Arcángel. El Córdoba comienza a mirar ya a la próxima temporada, en la que Jesús León y Luis Oliver pretenden conformar un proyecto ambicioso. Es el primero propio al 100% desde su llegada a la propiedad y presidencia y a la dirección general deportiva respectivamente. La labor en este sentido arranca, no obstante, al tiempo que sigue la revisión de la campaña recién finalizada. No es para menos, pues el cuadro califal despide la 2017-18 con números envidiables tras una primera vuelta -y algún partido más- para olvidar. Dice adiós al curso como un superviviente vestido de aspirante a todo. Las cifras de los blanquiverdes en el segundo tramo de vuelta son las quintas mejores de la categoría de plata en ese período. Más notables son las alcanzadas tras la contratación de José Ramón Sandoval, que incluso hubieran podido dar para subir a Primera de manera directa. Y si uno repasa los porcentajes de puntos, y los extrapola a la globalidad del campeonato liguero, termina de descubrir el valor del trabajo hecho por el equipo con el madrileño: habría sido campeón.

El estudio más sencillo es en este caso el de la segunda vuelta de la competición, que en Segunda A habría deparado un vuelco posicional en algunos casos. Por ejemplo, el Lugo cierra la temporada en puestos de descenso -habría sido antepenúltimo- si sólo se contabilizan sus 22 puntos desde la jornada 22. Por su parte, el Zaragoza es el campeón en esa hipotética clasificación. Los aragoneses sumaron 47 de 63, con sólo cuatro derrotas y dos empates en 21 encuentros. En este panorama, el Córdoba sobresalió al ser uno de los mejores equipos de la categoría durante ese período. Sumó un total de 35 puntos, tres de la mano de Jorge Romero y 32 con José Ramón Sandoval. Un dato a tener muy en cuenta de los blanquiverdes, sólo superados por el Rayo y el Sporting, ambos con 41, y por el Valladolid, con 38. El cuadro califal iguala en este sentido con el Huesca. En definitiva, sus guarismos tras un triste primer tramo de campaña son de play off.

También son sinónimo de promoción de ascenso los números obtenidos a lo largo de la etapa de José Ramón Sandoval. Esto es la estadística de las últimas 16 jornadas del campeonato liguero. En este período el Córdoba acumuló 32 puntos, cifra citada ya anteriormente y que en este caso sólo mejora el propio Zaragoza. El equipo maño tuvo un excelente final de temporada después de alcanzar la jornada 21 lleno de dudas y en posición media de la tabla. Sumó 37 puntos en el tiempo indicado. Por tanto, los blanquiverdes habrían podido incluso optar al salto de categoría directo al igualar con el Rayo y el Sporting. Curiosamente a ambos conjuntos, uno de regreso a la élite como campeón de Segunda A y otro metido en el play off, les ganó el cuadro califal el gol average. El Huesca, el otro rival que selló su pasaporte para jugar con los grandes el próximo curso, habría acabado décimo al contabilizar 20 puntos. Y el Lugo caería a Segunda B como penúltimo clasificado con 14, los mismos que obtuvo el Barcelona B.

Pero si llamativos son los guarismos vistos únicamente por sí mismos dentro de cada tramo analizado, más lo es el dato en relación al porcentaje de puntos obtenidos por el Córdoba desde la llegada de Sandoval. El Córdoba logró en las últimas 16 fechas del campeonato liguero el 66,67% de los tanteos en juego (32 de 48), cifra que es superior a la global de los seis primeros clasificados. El Rayo, que se hizo con el título de plata, completó la temporada con un 60,32% de los puntos (76 de 126). El Huesca, el otro ascendido, lo hizo con un 59,52% (75 de 126). Y el Numancia, equipo que cerró la zona de play off -sexto- logró el 51,59% (65 de 126). Es decir, si el dato blanquiverde se extrapola a la totalidad del curso da como resultado un regreso a la élite por todo lo alto. La proporción de puntos sumados en relación a los disputados habría significado concluir la campaña con 84. De esta forma, el cuadro califal despide la 2017-18 como un superviviente admirado tras colocarse ropaje de aspirante a todo. No le quedaba otra para conseguir la permanencia después de una primera vuelta en la que apenas acumuló 16 puntos, sólo el 25,40% de los que había en liza (63).

Etiquetas
stats