“Ni puedo subir a la grada ni estar abajo”

Así vieron el partido de fútbol sala los asistentes en silla de ruedas.

A Bartolomé Dobao se le quebró el ánimo en la noche del martes. Iba dispuesto a disfrutar un encuentro de fútbol sala entre el club de la ciudad, el Córdoba Futsal, y el vigente campeón de la Copa de España, el Jaén Paraíso Interior. Un partidazo. Este joven cordobés, con una minusvalía que le hace desplazarse en silla de ruedas, se encontró con más obstáculos de los que habitualmente tiene que superar. No pudo acceder a la grada del Palacio Municipal de Deportes Vista Alegre por estar inutilizados los ascensores.

Esa circunstancia también la sufrió el sábado pasado, cuando asistió a otro partido amistoso del equipo cordobesista de fútbol sala. En aquella ocasión pudo quedarse a pie de pista, junto a la zona de prensa y debajo del palco de autoridades, para presenciar el partido. Esta vez, con un equipo de la élite nacional y árbitros profesionales, se aplicó la normativa a rajatabla y los colegiados indicaron que tanto él como dos compañeros suyos -también en silla de ruedas- tenían que abandonar esa ubicación para preservar su seguridad. Todos fueron confinados a una de las esquinas del pabellón, donde la visibilidad era difícil.

Bart, como es conocido en el mundillo deportivo local, es uno de los jugadores referenciales del equipo Los Atómicos, uno de los mejores clubes del país en la modalidad de power chair -fútbol sala en silla de ruedas mecanizada-. En Vista Alegre, donde disputa partidos y ha conseguido títulos, tuvo que padecer una noche que define como "triste" para alguien "que vive el deporte cordobés". "Llevaba esperando a poder ver al campeón de Copa de fútbol sala, el Jaén Paraíso Interior FS, contra mi Córdoba CF Futsal, pero al llegar al partido en el Palacio de Deportes Vista Alegre se han encargado de romper la ilusión a cachitos", ha relatado el joven cordobés, que a través de las redes sociales expuso su queja. Además, ha decidido presentar una hoja de reclamaciones en la instalación deportiva.

"Me dijeron que el ascensor para subir a la grada está roto y los árbitros del encuentro no me han dejado ni a mis acompañantes ni a mí estar en la pista", relata Dobao, quien ha agradecido públicamente al Córdoba CF Futsal "su ofrecimiento a pagar el importe de la entrada a los afectados", pese a que "la responsabilidad de lo ocurrido no está en ellos". "Sabiendo cómo está de delicada la situación del club, en ningún momento se me ocurriría aceptar el reembolso, y menos sin tener la culpa", ha manifestado, al tiempo que lamenta las condiciones en las que tuvieron que ver el partido los asistentes en silla de ruedas: "En una esquina, alejados de la cancha y con los fotógrafos delante".

Tras conocer el caso, el Instituto Municipal de Deportes de Córdoba (IMDECO) ha señalado a este periódico que "el ascensor no se usó porque estaba averiado" y que "mañana posiblemente esté ya reparado". Otras fuentes, sin embargo, apuntan a que la inutilización de los ascensores tiene que ver con la extinción, y no renovación, del contrato con la empresa de mantenimiento. El pasado mes de junio, el PP denunció la clausura de distintos aparatos elevadores en edificios municipales por no haber seguido en tiempo y forma los trámites de renovación de los contratos.

Etiquetas
stats