Siete futbolistas sancionados por la tangana del Don Bosco-Sporting de Ceuta

Imagen de un partido de fútbol.

Ya hay resolución sobre el caso de las agresiones durante el partido Don Bosco-Sporting Ceutí, del Grupo 14 de Liga Nacional Juvenil, que se disputó el pasado sábado en las instalaciones deportivas municipales de Noreña y que fue suspendido, a falta de un minuto, por la situación de tensión que habían generado una serie de agresiones entre jugadores y en las que se vieron implicados algún espectador y miembros del equipo arbitral.

Los hechos comenzaron en una acción de saque de banda en la que un jugador del Sporting de Ceuta recibió un agresión verbal por parte de un espectador, según reflejó el colegiado en el acta. Éste fue el detonante de un episodio lamentable, con una trifulca en la que, según denunció el Sporting de Ceuta, fueron agredidos sus futbolistas. El Don Bosco también vio cómo algunos de sus jugadores sufrían heridas producto de golpes. Ante la gravedad de los acontecimientos, el árbitro del partido, Javier Sánchez Carrera, decidió suspenderlo después de requerir la presencia de las fuerzas de orden público. En ese momento, el Don Bosco iba ganando por 1-0. Las versiones de lo sucedido eran diferentes en uno y otro equipo. Todo quedó a expensas del dictamen del organismo competente de la Federación, que ha hecho pública su sanción esta misma tarde.

Por parte del conjunto cordobés, un jugador ha sido sancionado con dos partidos por producirse violentamente con el juego detenido, mientras que otro ha sido castigado con cuatro por agresión a otro jugador. Un tercero ha padecido la sanción de mayor gravedad, ocho partidos, cuatro por cada una de las dos agresiones que realizó, según el acta redactada por el árbitro.

En el bando del Sporting de Ceuta hay dos jugadores sancionados con cuatro partidos cada uno por agredir a otros rivales, mientras que otro deberá cumplir cinco partidos: cuatro por agresión y uno más por provocar al público. Un jugador del Sporting ha sido sancionado con 12 partidos: cuatro por agredir a otro jugador, cuatro por hacerlo al entrenador contrario y cuatro más por amenazar a uno de los árbitros asistentes.

El juez único de Competición ha decidido desestimar las alegaciones que ambos clubes presentaron tras el encuentro, al entender que “solo se limitan a dar su versión particular de los hechos, sin aportar prueba alguna que desvirtúe el contenido del acta arbitral”, que es el documento en el que se han basado para tomar sus determinaciones. Además, Competición ha dado por finalizado el encuentro con el resultado que reflejaba en el momento de la suspensión: 1-0 a favor del Don Bosco.

De esta forma, las sanciones se basan exclusivamente en lo reflejado en el acta y, de igual modo, Competición ha dado el encuentro por finalizado con el resultado de 1-0 que reflejaba el marcador a favor del Don Bosco.

Etiquetas
stats