Siete días de trabajo y aún mucho por conocer

.

Una semana se cumple ya desde que el Córdoba CF iniciara sus entrenamientos de pretemporada. Eso sí, poco movimiento ha habido en un transcurso inicial en el que los focos parecen estar situados plenamente fuera del terreno de juego. Y no es para manos, ya que ahí es donde verdaderamente se está fraguando el futuro próximo de la entidad. Falta por ver en manos de quién y cómo se resuelve finalmente el plano institucional, ya que parece que cada vez toman mayor forma las negociaciones de Infinity para hacerse con el Córdoba CF SAD. Pero eso es otra historia. Mientras tanto, la plantilla comandada por Juan Sabas sigue avanzando en su rutina de trabajo, también en su caso con multitud de incógnitas por descifrar. El trabajo continúa en la Ciudad Deportiva mientras se aguarda por conocer cuál será la fecha de inicio de la competición en Segunda B, decisión que sigue en el aire después de que la Real Federación Española de Fútbol no se haya pronunciado al respecto con una resolución firme.

No obstante, lo cierto es que eso puede quedar en un segundo plano después de los constantes asuntos que han rodeado al club durante los últimos siete días, los mismos que llevan de pretemporada y que han posibilitado que se avance un poco más deprisa en todos los frentes abiertos. Como se decía, pocos han sido los movimientos dentro del césped, ya que las miradas han estado más pendientes a lo que ocurría fuera. De hecho, los primeros contratiempos surgieron ya desde el primer día. Fue el pasado 5 de agosto cuando el cuadro blanquiverde inició sus sesiones trabajo tras pasar los correspondientes reconocimientos médicos. Y dos caras estuvieron ausentes en esa primera sesión. Una de ellas era la de Juan Sabas y el otro el guardameta Isaac Becerra, que horas después confirmó a través de sus redes sociales que su ausencia se debía a que era sospechoso de Covid-19, aunque se encontraba en buen estado y asintomático.

El técnico tomó el control días después y la situación va tomando poco a poco su ritmo habitual. No obstante, eso no quita que aún reste mucho trabajo por delante, pues el club apenas ha confirmado hasta la fecha un fichaje. Ese es el de Darren Sidoel, por lo que los próximos días se prevén que estén cargados de nuevos anuncios. Son muchas las opciones que se barajan para el club, que tiene en mente la intención de reforzar prácticamente todas las líneas. Algunas negociaciones faltan por concretarse, otras están muy avanzadas e incluso hay casos de futbolistas que ya trabajan a las órdenes de Sabas pero que no han sido anunciados oficialmente. Algo similar ocurre en el caso del Córdoba B y el Córdoba Femenino, cuyas plantillas está cerradas y a falta de confirmaciones oficiales.

Un caso llamativo es el de Raúl Cámara, que colgó las botas para unirse a la dirección técnica. Dicho movimiento no se ha oficializado por la entidad, aunque ya se ha podido ver al madrileño trabajando junto a Juanito en la Ciudad Deportiva. Asimismo, durante las primeras sesiones han estado presentes jugadores como el joven guardameta Juliaan Laverge, que estará a prueba dos semanas con los blanquiverdes, o el mediocentro Luismi, que llega procedente del Ciudad de Lucena para reforzar al filial, aunque con serias posibilidades de mantenerse en dinámica con el primer plantel.

Una rutina de entrenamientos que se desarrollará durante una semana y media más, justo antes de llevar a cabo dos concentraciones de pretemporada en Torrox y en Montecastillo como preámbulo de los primeros amistosos. El primer stage, con entrenamientos en la vecina localidad malagueña de Nerja, arrancará, según previsión del club, el próximo 23 de agosto y concluirá el día 29. Mientras, el segundo, en el complejo hotelero de Jerez de la Frontera, se desarrollará a comienzos de septiembre. Será entre el 6 y el 13 del mes venidero. Para entonces ya se prevé que se encuentre la plantilla anunciada y al completo.

Etiquetas
stats