¿Y si el cambio empieza aquí?

Primer entrenamiento del Córdoba con Pablo Alfaro | ÁLEX GALLEGOS

Tiempo de resurgir. Cambio de capitán, aunque el timón sigue apuntando hacia el mismo rumbo. Eso sí, ahora con menor velocidad si cabe y con un margen de fallo mucho más estrecho. Pero la exigencia es máxima y la necesidad de reseteo impera en un Córdoba que aspira a virar su dinámica este mismo domingo, cuando visita el Enrique Roca (17:00 horas) para enfrentarse a un Real Murcia en un auténtico clásico con aroma a Segunda. En efecto, ambos clubes se vuelven a cruzar, de nuevo en Segunda B, aunque con la aspiración puesta en regresar lo antes posible al fútbol profesional. Con todo, la situación es bien distinta, pues uno llega con mayor necesidad que otro. Así, es el conjunto blanquiverde el que cuenta con una presión superior, puesto que no debe perder más margen con la zona alta de la clasificación, al tiempo que los rojillos tratarán de hacer más honda la herida del que se le presupone como un rival directo.

La junta directiva del club califa decidió hace unos días acometer el primer movimiento de la temporada. Juan Sabas puso fin a su etapa en la entidad, después de un balance de ocho puntos en seis encuentros, los últimos cuatro sin llegar a sumar de tres. Por ello, la dirección deportiva ha apostado por Pablo Alfaro, que ya desde el primer día ha mostrado su intención de exprimir al máximo a la plantilla. Y es que no le queda otra. “A este equipo se le debe exigir mucho”, subrayaba el actual técnico blanquiverde en la previa del choque, explicando que “queremos intentar tener un sello propio, sin tirar lo bueno que tiene el equipo”, puesto que “esto se trata de competir. No le puedo pedir a mi mediapunta que trabaje la defensa a balón parado. Cada uno en su función tienen que dar el máximo”.

Ideas claras, en principio. Sin duda, lo que le ha faltado al Córdoba en las últimas semanas ha sido precisamente una identidad. La solidez del plantel, que a nivel ofensivo nunca ha sido regular hasta el momento, ha dio perdiendo peso con el paso de las jornadas, hasta el punto de que las dos derrotas más recientes han evidenciado una absoluta pérdida de ideas. La brújula parecía estar averiada, pues tanto frente al Sevilla Atlético como contra el Linares, la debilidad del equipo fue palpable, y únicamente se vio intensidad y orgullo cuando el resultado ya iba claramente en contra.

Dicha desintegración ha ocasionado que el club se vea a estas alturas en la sexta posición del grupo, es decir, muy alejado de los puestos que dan acceso a la fase de promoción. No obstante, lo cierto es que solo dos puntos le separan del tercer clasificado. De este modo, el preparador maño tiene la intención de que ese cambio de chip llegue este mismo fin de semana, buscando que esa máxima de “entrenador nuevo, victoria segura”, se cumpla, en un escenario que trae magníficos recuerdos al Córdoba, pues ahí comenzó el camino que culminaría con el ascenso a Primera División en 2014. Pero ese son solo recuerdos y la verdadera posibilidad únicamente podrá vislumbrarse cuando el balón comience a rodar.

Por contra, para impedir que este propósito se cumpla estarán los pupilos de Adrián Hernández, que ha conseguir armas el conjunto más ofensivo del subgrupo, y el segundo de Grupo IV. Son diez los tantos que acumula el Murcia, lo que ha permitido alzarse hasta la segunda posición, tras firmar tres triunfos consecutivos en sus compromisos más recientes. Sin embargo, pese a haber logrado hacer buenos ese importante número de dianas, lo cierto es que su principal debilidad radica atrás, lo cual ha impedido hasta la fecha que su racha sea aún más favorable. Hasta en siete ocasiones ha tenido que coger el balón de sus redes el guardameta Marcellán, por lo que en ese punto incidirá el conjunto de Alfaro, quien tiene también la misión de enchufar de manera definitiva a sus futbolistas de arriba, en concreto a Piovaccari y Willy, inmersos en sendas rachas de sequía, así como dar mayor protagonismo a Salido, único jugador que puede aportar un perfil distinto en la punta de lanza.

ALINEACIONES PROBABLES

REAL MURCIA: Marcellán, Melgar, Edu Luna, Miguel Muñoz, Antonio Navas, Yeray, Youness, Segura, Abenza, Javi Pedrosa y Chumbi

CÓRDOBA CF: Becerra; Álex Robles, Djetei, Bernardo Cruz, Jesús Álvaro, Xavi Molina, Mario Ortiz, Javi Flores, Samu Delgado, Oyarzun y Piovaccari.

ÁRBITRO: Pérez Muley (Comité Madrileño).

CAMPO Y HORA: Enrique Roca de Murcia, 17:00 (Footters).

Etiquetas
stats