El show de Flo

Florin celebra su gol al Nástic | MADERO CUBERO
Florin Andone sella un gol extraordinario, el quinto de la temporada, y refuerza su emergente figura en el año de su vida | “Estoy feliz: vamos los primeros”, dice el internacional rumano

Posiblemente los sueños que Florin Andone tenía el verano del 2014, cuando el Córdoba le reclutó para reforzar a su filial de Segunda B, se parecían bastante a lo que ahora le está ocurriendo. Con la blanquiverde logró debutar en Primera División, alcanzar la internacionalidad absoluta con su país –ha vivido la clasificación para la próxima Euro de Francia 2016– y ser, en estos momentos, uno de los hombres de moda en la categoría de plata. Lleva cinco goles en nueve partidos disputados –se perdió dos por compromisos con Rumanía– y atraviesa un estado de inspiración del que se está beneficiando el conjunto de Oltra, que esta semana seguirá ocupando un puesto de ascenso directo a la máxima categoría. Ésa en la que Florin vivió una pesadilla personal y a la que pretende retornar lo antes posible. ¿Con el Córdoba? En ello está el delantero, que ante el Nástic de Tarragona volvió a firmar una diana de las que llevan un mensaje impreso: corrió más que nadie, aguantó los empellones de los desesperados centrales y terminó batiendo al portero rival con un furioso latigazo. Un golazo.

“Me ha gustado hasta a mí. Lo he buscado en Youtube y me ha gustado bastante”, reconocía ante los periodistas este joven de 22 años que está atravesando un año crucial en lo personal y lo profesional. El 2014 ha marcado a Florin Andone, cuya ascensión como futbolista ha ido ligada a permanentes rumores sobre su marcha –vía venta– a cualquier club que pague lo que vale. Que es, obviamente, mucho más que lo que le costó al Córdoba. Llegó gratis, tras desvincularse del Villarreal –estuvo en sus divisiones inferiores y también en el Castellón– y pasar por el Atlético Baleares, de Segunda B. Su valor de mercado supera ahora los 2 millones de euros. Él lleva con naturalidad el hecho de que su nombre aparezca en los medios asociado a operaciones con clubes de la Premier o de la Liga. Tiene contrato en vigor hasta 2017 y el Córdoba ya ha dicho, a través de sus portavoces autorizados, que está abierto a escuchar ofertas si es que llegan. El espléndido rendimiento del jugador es un indudable reclamo. Florin, mientras tanto, sigue a lo suyo. En los últimos días se marcó la piel con dos tatuajes: las fechas de su debut en Primera con el Córdoba y con la selección de Rumanía. “Son fechas muy importantes para mí. Ojalá lleguen más”, apunta ilusionándose con nuevos capítulos de su seductora historia de superación personal.

“Siempre digo que es importante sumar de tres en tres. El equipo está fuerte en casa, jugando bien. Estamos primeros, que es lo más importante, y hay que intentar seguir con esta racha y alargar lo máximo posible estar ahí arriba”, indicaba el rumano después de otra portentosa actuación frente al Nástic, un equipo que llegaba con el aval de haber puntuado en sus tres últimas salidas en Segunda. En El Arcángel no pudo. Se encontró con un grupo rebelde, liderado por un Florin que tiene hambre. “Estoy muy feliz. Primero por la confianza que tienen mis compañeros en mí, segundo por la confianza que tiene el cuerpo técnico y tercero porque estamos muy bien con el equipo. Estoy feliz por las cosas que estoy consiguiendo a nivel personal. Espero que las cosas vayan igual de bien de aquí en adelante y ojalá lleguen más victorias, más goles. Esto es cuestión trabajo, de tiempo, pero lo estamos saboreando”, relataba con una sonrisa el delantero de Joldesti.

Etiquetas
stats