Una semana de tranquilidad con un gran reto de fondo

El Córdoba encara la semana con la sonrisa del triunfo FOTO: MADERO CUBERO
El Córdoba regresa mañana a los entrenamientos con la calma que produce siempre el triunfo, algo que espera cosechar por segunda vez esta temporada como visitante en Mallorca

El cambio de año parece haber venido bien al Córdoba. El cuadro blanquiverde encara una nueva semana de trabajo de muy diferente forma a cómo lo hizo en el tramo final de 2013. Está claro que en el deporte, y en el fútbol mucho más, una victoria genera la calma necesaria para pensar únicamente en el crecimiento. Y con esa idea regresa a los entrenamientos mañana el equipo que dirige Pablo Villa, con una sesión prevista a las 11:00 en el Municipal de El Carpio. De esta forma, los califales comienzan este martes su preparación de cara al encuentro del próximo domingo en Mallorca, donde además tienen el reto de cosechar su segundo triunfo de la temporada como visitante. Por si fuera poco, el duelo se presenta con mayor interés si cabe por la situación que ocupan ambos equipos en la tabla al paso de la penúltima jornada del campeonato de Segunda. Con 29 puntos, las dos escuadras igualan con el Zaragoza, que en estos momentos se encuentra en la última plaza que da opción de jugar el play off al final de la campaña.

Así las cosas, la semana que arranca hoy, aunque en materia de trabajo para el Córdoba mañana, tiene de fondo ese bonito objetivo de mirar hacia la segunda parte de la competición con un triunfo lejos de El Arcángel y ante un rival más que directo. En ese sentido, tiene su importancia el hecho de que conjunto blanquiverde pueda por una vez trabajar con tranquilidad y con la mente únicamente puesta en el próximo encuentro. Todo eso es posible gracias a la victoria alcanzada ante el Recreativo, ante el que ya se pudo ver sobre el campo a Fran Cruz. El central está recuperado de la lesión con que despidió el pasado año y en los días que vienen debe ir a más en lo que se refiere a completar entrenamientos y mejorar su forma. Al zaguero se puede unir en el abandono de la enfermería de la escuadra califal Pelayo, que incluso tiene posibilidades de estar disponible para Villa nuevamente de cara al choque en tierras baleares.

Por tanto, la entrada en 2014 se presenta de manera positiva para el conjunto califal y para su técnico, que quizá empieza a dejar atrás el continuo disgusto de las lesiones y que a buen seguro espera que se produzcan próximos fichajes que terminen por dar más nivel al equipo. En cuanto al futuro más inmediato, sólo cabe mirar a Mallorca como una gran oportunidad de recuperar una plaza en la zona noble y además lanzar un aviso a navegantes. El Córdoba tiene ante sí la opción de tomar ventaja respecto de un rival muy directo, algo que tiene un valor doble en este caso, pues tras el duelo con el cuadro bermellón toca otro viaje. Por fortuna, después de la tempestad siempre llega la calma y los blanquiverdes van a poder trabajar para no perder la sonrisa con que comienzan el nuevo año.

Etiquetas
stats