Una Segunda 'de Primera'

El Extremadura es el último equipo en certificar su plaza en Segunda A | LFP

Como cada verano, el mapa varía. Siete lugares aparecen resaltados mientras otros tantos ya no tienen presencia. El plano de Segunda A vuelve a tener cambios respecto de la temporada anterior. Para la siguiente ya es definitivo, por lo que el Córdoba sabe el nombre de todos los que van a ser sus rivales de aquí a poco menos de dos meses. La categoría de plata completa su cartel después de que este fin de semana lograrán sendos ascensos el Elche y el Extremadura. Ambos cierran el capítulo de equipos que llegan desde Segunda B a una división en la que se van a ver representadas hasta 13 comunidades autónomas, con Andalucía con la que más escuadras acumula. Una competición, la de 2018-19, que además va a ser la primera tras 16 consecutivas sin la participación de filial y al tiempo con la de un cuadro extremeño. Por otro lado, crece el nivel, al menos a priori, con un total de 17 conjuntos que conocen la Primera. También aumenta el número de vuelos obligados, que son tres para el curso venidero.

Los que caen de Primera

Aquellos equipos que pierden su sitio en la elite siempre parten, en principio, con rol principal cada campaña en Segunda A. Pero en ocasiones invitan a pensar más aún en la dificultad que van a entrañar los enfrentamientos con ellos. Ésta es una, pues de Primera caen tres escuadras de gran potencial. Se trata de Deportivo de la Coruña, Las Palmas y Málaga. Los andaluces regresan a la categoría de plata después de una década, pues desde su ascenso en la temporada 2007-08 no había perdido su hueco en Primera. Por cierto, aquel curso su entrenador era Juan Ramón López Muñiz, que vuelve a La Rosaleda. Los tres equipos aparecen como aspirantes máximos a subir de escalafón el campeonato próximo.

Los que llegan de Segunda B

La condición de recién ascendido es engañosa no pocas veces. En este sentido, suele caer en el olvido de manera frecuente la categoría de los equipos que suben. Esto, más allá de las sorpresas que puedan darse. En este caso se repite la historia, ya que retornan a Segunda A dos históricos del fútbol español. Dos grandes que además sólo han necesitado una temporada para salir del pozo. Son el Mallorca y el Elche. Los franjiverdes fueron los penúltimos en obtener su plaza para la competición de plata de cara a la campaña 2018-19. La última escuadra en hacerlo fue el Extremadura, que impidió el regreso del Cartagena. Almendralejo va a disfrutar de nuevo de una liga de carácter profesional (Primera y Segunda A), aunque lo va a hacer con la etiqueta de novato -entre comillas-. De estreno absoluto va a estar Majadahonda con un Rayo que fue el primero en golpear a los de Cartagonova.

La gran clase media

Por si fuera poco con lo que cae de Primera y lo que llega de Segunda B, la gran clase media aglutina a 15 equipos entre los cuales surgen nombres que mueven al respeto. Son casos como los de Zaragoza, Sporting, Oviedo, Cádiz, Osasuna o Granada. Entre ellos bien pudiera incluirse al Tenerife y el Almería, y por supuesto al propio Córdoba. Por mérito propio se gana un espacio entre los rivales a tener en cuenta el Numancia, que la pasada campaña luchó hasta el final por ascender a Primera. A todos ellos hay que sumar a Albacete, Alcorcón, Lugo, Nàstic y Reus, entre los que se hallan cuadros de peso histórico y otros que ya están asentados en Segunda A.

Andalucía manda, regresa Extremadura

Entre los datos curiosos que refleja el nuevo mapa de la categoría de plata está el del número de comunidades autónomas que se ven representadas. Se produce un ligero incremento, de las 11 del curso 2017-18 a los 13 del venidero. En el plano aparece con un color más vivo, más señalado, Andalucía, que manda con un total de cinco equipos. La plaza dejada por el Sevilla Atlético la ocupa el Málaga. Murcia es la única que pierde presencia tras la caída del Lorca y el difícil trance del Cartagena. Mientras, tres son las que vuelven a tener sitio en Segunda A. Éstas son Baleares, con el retorno del Mallorca; la Comunidad Valenciana, de la mano del Elche, y Extremadura, con el equipo homónimo. El ascenso celebrado en Almendralejo significó además la vuelta al fútbol profesional de la última región después de 15 años. La última vez que gozó de participación fue en la campaña 2002-03, con el Badajoz en la propia división de plata.

Sin filiales entre más primerasprimeras

Interesante es otro apunte que permite realizar la configuración del curso 2018-19 en Segunda A. Por vez primera desde la campaña 2002-03, el campeonato no va a tener entre sus integrantes a filiales. Durante los tres últimos lustros siempre hubo entre los 22 conjuntos que componen la categoría de plata al menos un filial. Los del Málaga, Real Madrid, Villarreal, Athletic, Barcelona y Sevilla tuvieron presencia alguna vez en este período. El descenso de los segundos cuadros de blaugranas e hispalenses y el ascenso del Elche ante el B castellonense impide que haya dependiente. Un hecho que tiene como consecuencia, junto al hecho de que sólo cinco escuadras no hayan estado en la elite eleva el nivel de exigencia a priori. Son hasta 17 los clubes que han militado en Primera, dos más que la anterior temporada.

Más vuelos, menos carretera

Sigue el Tenerife, desciende Las Palmas y asciende el Mallorca. El resultado de las variaciones en Segunda A llevan a un aumento de los vuelos obligatorios. De uno de la pasada campaña, hasta Santa Cruz, a los tres de la venidera. Una circunstancia que contrasta con la rebaja de kilómetros que ha de recorrer el Córdoba el curso 2018-19. Aunque no es excesiva la reducción de la cifra en este sentido, sí que ha de tenerse en cuenta. La media la temporada próxima va a ser para los blanquiverdes de 550,8 por los 583,1 de la 2017-18. El promedio se realiza conforme a la distancia no en línea recta sino a través de carretera. Y sin contar, como es lógico, aquellos viajes en los que toca surcar el cielo.

Etiquetas
stats