La sangría de goles encajados sigue latente

Córdoba Patrimonio de la Humanidad - Palma Futsal (2-2) en Vista Alegre | ÁLEX GALLEGOS

Todo parece haber cambiado respecto a la temporada pasada en el Córdoba Patrimonio: entrenador nuevo, plantilla renovada y, por supuesto, la no presencia de público en las gradas de Vista Alegre. Sin embargo, ya sin su condición de debutante en la categoría, dio un paso al frente en cuanto a incorporaciones pero los fantasmas de la temporada pasada siguen rondando por las cabezas de los blanquiverdes. Los cordobeses han encajado los mismos goles que la temporada pasada a estas alturas, 19, y han sumado los mismos puntos que la pasada campaña, seis, aunque con menos derrotas con Josan González al frente.

Casi 20 goles lleva encajados el Córdoba Patrimonio en seis partidos que ha disputado, a falta de que haga lo propio en su encuentro aplazado ante el Real Betis FS. La docena de goles entre el primer partido ante Pescados Rubén Burela (5-6) y el último ante el Jimbee Cartagena (6-0) no hacen más que denotar que los problemas en defensa, aunque dos de los seis goles ante los murcianos llegaron con juego de cinco. En este caso, el balón parado y las transiciones defensivas siguen siendo un quebradero de cabeza para el cuadro califa. Los saques de esquina, defendidos en zona, y las faltas son un filón aprovechado por el rival y las estadísticas lo avalan: cinco tantos vienen de ese tipo de balón parado, sumando además un doble penalti. El caso más paradigmático es el partido ante Palma Futsal (2-2), donde los dos tantos llegaron de jugada ensayada, bien desde el córner o bien de una falta. Los contraataques, por el otro lado, cuatro goles llegaron en las transiciones hacia la defensa, donde el rival tenía, en la mayoría de los casos, superioridad numérica ante la meta de Alfonso Prieto.

Si bien es pronto para constatar de manera categórica una tendencia, también es cierto que el equipo sigue sufriendo atrás. La temporada pasada, en la que no estuvo nunca en puestos de descenso, fue el conjunto más goleado de la categoría, con 89, y el segundo menos goleador, con 51, once goles más que Rubén Burela. A diferencia de esta temporada, los chicos entonces entrenados por Maca sí conservaron una portería a cero: la del debut ante Osasuna Magna (1-0). En esta, aún no han saboreado las mieles de no tener que recoger un balón de la propia portería. UMA Antequera y Barcelona, con un gol, son los equipos que menos anotaron ante los blanquiverdes, sumando además los cinco goles en los empates ante Peñíscola y Palma Futsal y las goleadas anteriormente mencionadas.

A pesar de que el Córdoba Patrimonio es el séptimo equipo más goleado de la Primera División, existe la trampa de que hay equipos como Jaén Paraíso Interior u O Parrulo, o el mismo Córdoba, que no han disputado todas sus jornadas a causa de positivos por Covid-19. De hecho, solo ocho equipos de dieciocho han podido hacerlo hasta el momento. Por desgracia, será la tónica dominante hasta que haya vacuna. Sin embargo, UMA Antequera y Ribera Navarra, que han disputado los siete partidos, salen prácticamente a cuatro goles encajados por encuentro, dato por el cual están en puestos de promoción y descenso directo respectivamente. La media del Córdoba Patrimonio (3,16 por partido) hace caer en un hecho que ya se podía constatar la temporada pasada: hasta qué punto es rentable llevar los partidos a muchos goles para poder ganar. Tiempo y mimbres tiene Josan González para chequear la puesta a punto en defensa para poder optar a algo más que la permanencia, objetivo indiscutible, eso sí, para la entidad blanquiverde.

Etiquetas
stats