Revisa la lista: ¿Qué nos falta?

Álex Gómez con Carrión, en imagen de archivo | JUAN

Intensa e incesante es la labor en los despachos de El Arcángel estos días. Aunque no menos que en las últimas semanas. Al tiempo que el Córdoba avanza en otros aspectos como el social, con la programación de una plataforma en su web para los abonados y las peñas o el lanzamiento de la campaña de venta de carnés, trabaja con especial celo en lo que debe ser la piedra angular de su nuevo proyecto. Ése ámbito no es otro que la confección de la plantilla para la temporada 2017-18, una tarea que tiene encarrilada después de confirmar sus siete primeros fichajes y las renovaciones de Javi Lara y Aguza. Las novedades del domingo en realidad no lo fueron tanto, pero sí sirvieron para anunciar a la afición un adelanto notable en lo que se refiera al diseño del equipo que dirigirá Luis Miguel Carrión. Cierto es que la entidad califal dio nueve pasos al frente en una jornada frenética y tras un período de mucha actividad, pero no lo es menos que restan movimientos por hacer. Sobre todo, de cara a completar de forma definitiva el conjunto de futbolistas que luchará por el ascenso tras el verano.

El vestuario del Córdoba cuenta en estos momentos con overbooking, un hecho que resolverá el club con varias salidas. De entrada, es indudable que Borja Domínguez, Bijimine -los futbolistas tampoco tienen interés en seguir- y Abel Moreno son nombres fijos en esa pretensión del cuadro califal. Otros se pueden añadir, como los de Luso y Antoñito. La cuestión es que la entidad tendrá que abrir la puerta para que después puedan entrar otros jugadores. Con todo, la ocupación primera, por mucho que no sea la única, de Álex Gómez y su equipo de trabajo es la contratación de al menos dos futbolistas más. Y las ideas están meridianamente claras en ese asunto en la dirección de fútbol blanquiverde. Tres son las posiciones en las que fijan principalmente su atención en El Arcángel. Corresponden a ambas bandas y a la media punta. Los dos flancos son, más concretamente, los lugares que se pretende reforzar en un mercado de fichajes ya menos atractivo después de la primera gran acción.

La entidad califal no cierra puertas a opciones. Sin embargo, su objetivo actual pasa por reforzar las bandas en sus demarcaciones ofensivas. Es decir, busca extremos -o interiores- para competir con Alfaro por la derecha y con Javi Galán, jugador del primer equipo de facto ya el pasado curso, por la izquierda. En el caso del onubense, éste logró brillar más a final de la anterior campaña en esa posición, por lo que, y más tras las salidas de Pedro Ríos y Guille Donoso, la temporada 2017-18 contará para Carrión en ese lugar del campo. Cuestión diferente en lo que respecta al mercado en ese sentido es la posibilidad de que Antoñito quede como hombre más adelantado, un hecho que no sería nuevo para él. No en vano, el sevillano jugó no pocas veces como extremo derecho. Sea como fuere, son las alas del conjunto blanquiverde lo que trata de completar en estos momentos la dirección de fútbol del Córdoba.

Más improbable resulta la llegada de otro delantero. El motivo es sencillo: Carrión utiliza un esquema en el que sólo tiene presencia un nueve y ya tiene tres futbolistas para ese rol. A Jona y Guardiola debe sumarse Quiles, cuya renovación -hasta 2020- y presencia en la plantilla se confirmó en la jornada del martes. Así, la otra demarcación a la que el Córdoba presta atención actualmente es la de media punta. Un enganche en el que pueden actuar Javi Lara, Markovic -que en realidad renovó por dos años y no por tres-, Alfaro y el propio futbolista ascendido del filial. Con todo, la visión del club va más allá de esas posibilidades. El deseo, a priori, es sumar otro efectivo más específico para esa situación en el terreno de juego. Por cierto, que la zaga se da por cerrada, toda vez que a Deivid, Caro y el recién llegado Josema -no cuenten con Bijimine, ya quedó dicho- se añade la polivalencia de otros jugadores como Edu Ramos, Luso u otro fichaje, Álex Vallejo. Ésa es la idea que mantienen en ese sentido en El Arcángel.

Etiquetas
stats