Retorno triunfal del filial a Tercera en Lebrija

Bijimine disputa el balón con un rival. | ÁLVARO CARMONA
El Córdoba B se impone al cuadro sevillano (0-2) con goles de Esteve y Sebas y ocupa plaza de play off | El Lucena comienza con un empate en Guadalcacín (0-0)

Están llamados a luchar por la zona noble de la tabla. Al menos sobre el papel, ya que cuentan con el cartel de conjuntos recién descendidos de Segunda B. Lo cierto es que uno sí logra ocupar una de las posiciones altas de la clasificación, después de iniciar de manera inmejorable la campaña. El Córdoba B regresó al Grupo X de Tercera por todo lo alto, con un merecido triunfo (0-2) en tierras sevillanas ante un Lebrijana que el pasado curso consiguió acabar en sexto lugar. Por su parte, el comienzo del Lucena no fue tan positivo, pero también obtuvo botín. Los celestes sumaron un punto en Guadalcacín (0-0), un rival que suele resultar bastante complicado como local. En lo que sí coincidieron los dos equipos fue en las sensaciones, muy buenas de cara a la campaña y a los retos que ésta le presentará.

La mejor parte de tan notable inicio cordobés en Tercera, después de una temporada sin representación en la categoría, correspondió al Córdoba B. Los califales retornaron al que siempre fue su escenario más habitual con una destacada victoria en Lebrija, donde mostraron sus credenciales para luchar por estar en la zona alta de la tabla al final del campeonato. El conjunto blanquiverde alcanzó los tres puntos merced, principalmente, a su seriedad sobre el terreno de juego. Tras salvar algunas acciones peligrosas del cuadro sevillano, Esteve Monterde, uno de los refuerzos de este verano, marcó el 0-1 al filo del descanso. En la segunda parte, además de la seguridad de la zaga, fue importante la actuación de Sillero para evitar que el cuadro local pudiera ver portería. Lo cierto es que en el 52, Sebas Moyano sentenció con el segundo tanto de los de Carrión. El B arranca en plaza de play off.

Quizá menos brillante fue el comienzo de campaña del Lucena, si bien lo fue más por el resultado que obtuvo y porque fue de menos a más a lo largo del choque que jugó en Guadalcacín. La escuadra gaditana suele aparecer como hueso duro de roer cuando actúa como local, y así sucedió una vez más. Los aracelitanos dominaron en buena parte del primer acto y Doménech tuvo una buena ocasión para marcar y abrir el camino de un triunfo que finalmente no fue para nadie. Tras el descanso, el duelo se igualó y los locales aprovecharon para intentar hacer barraca en la meta defendida por Javi Sánchez, que estuvo acertado en todas las acciones en las que intervino. Así las cosas, los de Juanlu Bernal cerraron la primera jornada con un buen empate al que tendrán oportunidad de dar mayor valor el próximo sábado ante el Écija.

Etiquetas
stats