Un retorno con caras nuevas y las pilas cargadas

.

El retorno siempre es costoso. La vuelta del equipo a Córdoba, aunque sea temporal, ha marcado el inicio de la semana para los chicos de Juan Sabas. La plantilla ha disfrutado de un día más calmado después de conocer cuáles serán -en teoría, pues falta la ratificación- sus rivales en una nueva participación en Segunda División B que está llena de incertidumbre. Mientras tanto, la dirección deportiva sigue trabajando para darle las mejores armas al técnico madrileño. Por ello, Bernardo Cruz y Mario Ortiz han estado presentes en el primer entrenamiento después del stage en la localidad malagueña de Torrox. Sin embargo, el central cordobés no se ha podido ejercitar con el resto de sus compañeros, mientras que Ortiz ha empezado a trabajar, pero al margen con el preparador físico Javi Poveda y el especialista Víctor Salas.

Y es que el área deportiva encabezada por Miguel Valenzuela está realizando un trabajo destacable. El director deportivo Juanito está tratando de arreglar la principal carencia de la plantilla blanquiverde el pasado curso, y ésta era relativa a la irregularidad presente en el ataque y la defensa, por lo que el entrenador no tenía muchas opciones a la hora de variar el sistema. De este modo, las incorporaciones y bajas acaecidas en este mercado permitirán a Juan Sabas realizar los cambios que considere, al tener, al menos, dos jugadores por puesto. Asimismo, los últimos en venir han dado un salto de calidad a la escuadra blanquiverde. Mario Ortiz y Bernardo Cruz ya son una realidad y ya han vestido la ropa de entrenamiento califa.

Sin embargo, las últimas incorporaciones no han podido estar con el resto de sus compañeros. En primer lugar, el jugador procedente del Racing de Santander se ha ejercitado al margen junto a Víctor Salas, mientras que el central cordobés solo ha podido presentarse al resto de sus compañeros y volverá al trabajo en los próximos días. Entretanto, los chicos dirigidos por Juan Sabas han vuelto a pisar el césped de la Ciudad Deportiva tras su paso por el municipio. En la sesión matinal, los blanquiverdes han disfrutado de un día más calmado físicamente hablando. La primera parte del entrenamiento ha sido de recuperación, mientras que en la segunda ha entrado el balón como protagonista. Por su parte, Xavi Molina y Traoré, otra de las novedades de la jornada, han completado solo una parte de la sesión y se han retirado por precaución.

Aunque los jugadores y la directiva blanquiverde están satisfechos y tranquilos ante la decisión de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), el futuro de la entidad sigue en entredicho. El organismo presidido por Luis Rubiales presentó los grupos y subgrupos de la Segunda División B y el Córdoba aparecía con un “pendiente de resolución”. Un matiz que deja la incertidumbre para la hinchada cordobesista, aunque desde la cúpula blanquiverde muestran optimismo y esperan que la Federación acepte al conjunto dirigido por Juan Sabas en los próximos días. Lo cierto es que aparecer entre los candidatos, pese a tener un asterisco, ya es un paso adelante. Y mientras todo sucede, el equipo seguirá entrenando con la intención de devolver al club a la categoría profesional perdida hace dos años.

Etiquetas
stats