El recuerdo de una gesta en San Pablo

.

Será un día que no se olvidará jamás en la historia del Córdoba Futsal. Ni por parte de los que estuvieron sobre el parqué del Palacio de los Deportes de San Pablo, tanto los que siguen como los que no, ni por los centenares de aficionados que siguieron el encuentro, bien en directo o en la distancia. Y es que posiblemente aquella sea la victoria más trascendental que haya protagonizado la entidad. Bien es cierto que otras posteriores han tenido un premio mucho más importante a nivel cuantitativo, pero el punto de inflexión que supuso vencer en la eliminatoria de ascenso ante el Real Betis Futsal sea quizá inigualable. Por lo inesperado y por la magnitud de las consecuencias, ya que no solo significaba el pase a la final de la fase de promoción, sino también el empujón anímico de creerse con opciones serias de subir a la máxima categoría estatal.

Una aventura que se inició como un sueño y acabó transformándose en realidad. Y un paso decisivo tuvo lugar precisamente en el tercer encuentro de la eliminatoria ante el conjunto verdiblanco, del cual se cumple este martes exactamente un año. Cabe recordar que el Córdoba Patrimonio de la Humanidad, entonces denominado Córdoba CF Futsal, venía de clasificarse de manera muy meritoria para el play off (su objetivo era la salvación), por lo que el propósito del curso estaba más que cumplido. El resto ya era disfrutar, pues la empresa se antojaba de enorme dificultad. De hecho, el cruce de semifinales les medía ante el Betis, que contaba con ventaja de campo y había logrado una renta de 18 puntos sobre los cordobeses. Sin duda, el cuadro califa era el menos favorito de todos los presentes.

No obstante, la ilusión estaba intacta en el inicio de la fase de promoción. Vista Alegre respiraba orgullo por sus cuatro costados, y la afición respondió con una entrada excelente en el primer encuentro, que, sin embargo, acabó resolviéndose a favor de los sevillanos por un ajustado 1-2. La igualdad era posible, aunque restaban dos partidos en San Pablo. El Córdoba Futsal acudió sin presión ninguna al primer choque en el feudo hispalense, en el que superó a su adversario por 2-3. Y ahora sí que estaba todo por decidir, pese a que el Betis seguía teniendo una ligera ventaja. Eso sí, el factor de dicho recinto, con una capacidad muy superior a la que estaba habituado el conjunto bético, jugó a favor de los cordobeses, cuya afición respondió con mucho más aliento que la grada local. Y la última batalla se convirtió en una absoluta guerra.

Un caluroso domingo de mayo. Más de medio millar de cordobesistas en la grada y un encuentro para rozar la gloria. El duelo estuvo cargado de igualdad de principio a fin. La tensión se palpaba en el ambiente. Unos con la presión de ser claros favoritos, y otros tratando de evitar el vértigo de verse tan cerca del ascenso. El todo o la nada. Y el desenlace no pudo ser más épico, pues no sería hasta la tanda de penaltis cuando la contienda se resolviese a favor de los blanquiverdes, aquel día de granate, tras una magnífica actuación de Nono en portería. Un episodio que cumple su primer aniversario y que sin duda significó el crecimiento de un equipo que ya se siente de Primera División.

Etiquetas
stats