Recién llegados pero con ganas de dar guerra

Havenaar pugna con Cabral en el duelo entre Córdoba y Celta. |MADERO CUBERO
Los ascendidos Córdoba, Éibar y Deportivo dan muestras en las dos jornadas iniciales de Primera que están dispuestos a plantar cara para lograr su permanencia

Están dispuestos a plantar cara. Vienen para quedarse y poco importa el rol que tienen dentro de una competición que permite escaso margen de error. Quizá sean recién ascendidos, pero pretenden competir como cualquier otro. De ello dieron muestra ya en las dos jornadas iniciales de Primera. No se tradujo en una buena suma de puntos, pero Córdoba, Éibar y Deportivo avisaron de su capacidad de batalla, e incluso de reacción, ante rivales que precisamente no eran sencillos de enfrentar. En el caso del conjunto blanquiverde, es por el momento el único de los tres que se encuentra en zona de descenso. Pero la situación clasificatoria a estas alturas resulta todavía una anécdota, más si cabe cuando cinco equipos cuentan al menos con un punto y otros dos con uno más. Los de Albert Ferrer tuvieron el comienzo más complicado, pues hubieron de visitar al Real Madrid en su regreso a la elite después de 42 años.

A pesar de la dificultad de ese compromiso, los califales dieron la talla en el Bernabéu e incluso hicieron méritos para obtener algo más. Cayeron con la cabeza alta. Como lo hizo el Éibar el pasado fin de semana en el Vicente Calderón. La escuadra armera apareció por la ribera del Manzanares sin complejos y puso en aprietos a un Atlético de Madrid que sólo pudo vencer con un tanto de diferencia (2-1). Probablemente pocos podían esperar en verano la respuesta de los dos conjuntos, sobre todo, por aquello de ser un completo novato en la máxima categoría, del cuadro que dirige Gaizka Garitano, que además arrancó el curso con un triunfo sobre la Real Sociedad. Los azulgrana se llevaron el derbi con un golazo del montoreño Javi Lara, que también se estrena en Primera, y consiguen así, aunque sólo quede como nota curiosa, estar en la actualidad con la misma puntuación que el Real Madrid.

Al Deportivo le costó más sumar, pero también lo hizo. En el último suspiro obtuvo su primer punto ante el Rayo Vallecano. Sucedió en la segunda jornada, después de que en la primera vendiera cara la derrota al Granada en el Nuevo Los Cármenes. Sea como fuere, los tres inauguraron su casillero en la tabla -el Córdoba ante un Celta que dio muestras de poder luchar por una plaza europea- y repitieron, de forma menos brillante eso sí, el comienzo de los tres ascendidos la pasada campaña. Tanto Almería como Elche contaban con un punto en la segunda jornada del curso 2012-13, igual que blanquiverdes y coruñeses, pero el Villarreal realizó una entrada a lo grande: ganó los dos partidos iniciales del campeonato. Así, para hallar a un recién ascendido a cero tras dos citas ligueras hay que acudir a la temporada 2012-13: el Celta. Idéntica situación vivieron anteriormente otros como Granada, Levante o Xerez.

Los números, por el momento, también reflejan la intención de luchar de los humildes ascendidos. Los tres abrieron su cuenta goleadora, aspecto en que el mejor dato es para el Deportivo, que anotó ya tres tantos. Aunque fue el que más encajo, pues Éibar y Córdoba recibieron tres dianas por las cuatro del cuadro blanquiazul. Ese apartado ofrece otra nota curiosa, pues tanto guipuzcoanos como andaluces vieron perforadas sus redes una ocasión menos que el Real Madrid. Si bien es cierto que les queda mucho camino por delante para alcanzar la deseada permanencia, los recién llegados dejan claro que vienen con ganas de dar guerra.

Etiquetas
stats