El Real Madrid despide a Toril pero no quiere perderlo

Alberto Toril, entrenador del Real Madrid Castilla, en una rueda de prensa.
El entrenador cordobés es destituido al frente del filial de Segunda División y recibe una propuesta del club blanco para seguir como director de la cantera

El cordobés Alberto Toril ya no es el entrenador del Real Madrid Castilla. Pero sigue en el club. Al menos, eso es lo que pretende la entidad de Florentino Pérez, que ha ofrecido al de Peñarroya un puesto como director de formación de la cantera. Habrá que esperar acontecimientos. El comunicado oficial publicado esta misma tarde en la web madridista no causó excesiva sorpresa. De hecho, en las últimas semanas se había especulado en el entorno merengue con un relevo en el banquillo del filial. Un vistazo a la clasificación ofrece unos números que espantan: sólo 7 puntos sumados en 14 encuentros. El conjunto blanco es colista de la Liga Adelante. El pasado fin de semana recibió una escandalosa goleada en Ipurua, donde el Eibar le endosó un 6-0. A pesar de eso, el filial del Madrid no lleva muchos más tantos encajados que el Recreativo, que va líder. Pero únicamente ha marcado siete. A medio gol por partido no le gana absolutamente a nadie. Y Toril ha sido el que ha pagado. Su sustituto será José Manuel Díaz, hasta ahora responsable del Real Madrid C. Toril cierra así un ciclo de tres años al frente del segundo equipo madridista.

Miguel Pardeza le llamó después de una etapa inicial en las divisiones formativas del Albacete para que ingresara en el cuerpo técnico de la cantera blanca. Obviamente, Toril aceptó. Tenía una cuenta pendiente en el Bernabéu. Aterrizó en el Castilla en enero de 2011 en sustitución de Alejandro Menéndez procedente del juvenil A, al que estuvo a punto de llevar a un triplete histórico: fue campeón de Liga, de Copa de Campeones y subcampeón de la Copa del Rey. Ya en el filial, logró clasificar al equipo para los play off después de completar una segunda vuelta invicto. Sólo perdió un partido, ante el Alcoyano, y le costó el ascenso. En la 11-12, sin apenas refuerzos, despachó un curso intachable para ser campeón con anticipación.

El cordobés hizo del Real Madrid Castilla de la temporada 2011-12 un equipo récord, superando registros de una época en la que el filial de Chamartín ocupaba un sitio destacado en el ranking. El Castilla conquistó su cuarto campeonato de grupo de Segunda B a tres jornadas del final, obteniendo además la mayor renta de puntos con el segundo clasificado. En comparación con la plantilla que logró el último ascenso a Segunda A, la escuadra de Toril sumó una victoria, dos puntos y 17 goles más que el de la campaña 2004/05. Aquella plantilla estaba entrenada por Juan Ramón López Caro y contaba con futbolistas como Rubén de la Red, Javi García, Roberto Soldado, Álvaro Arbeloa o Borja Valero. En el play off destrozó al Cádiz por 5-1 y 0-3, la mayor diferencia de goles en toda la historia de la categoría con su actual formato.

El técnico cordobés promocionó a jugadores como Morata, Joselu, Nacho, Carvajal o Jesé. Toril ha manejado a una de las generaciones blancas más prometedoras de los últimos tiempos. En la última temporada, la 12-13, el Real Madrid Castilla logró una permanencia holgada y sacó al escaparate a un ramillete de talentos. En la presente campaña, todo cambió. Los mejores hombres volaron y el filial quedó descompensado y en posiciones de ataque, evidentemente cojo. Los números retratan una situación grave: sólo siete puntos y siete goles en catorce partidos. Último en la tabla y goleado en la jornada más reciente. El cambio en el banquillo no será la única operación que el Real Madrid practicará a su filial. Se prevé una buena batería de fichajes, a precios prohibitivos para el resto de los clubes de la Liga Adelante, para multiplicar el nivel del filial y salvar la categoría.

Etiquetas
stats