Rafa Sanz vuelve a casa para lanzar al Bball Córdoba

Rafa Sanz, en las pistas del Colegio Europa | MADERO CUBERO
El técnico cordobés, tras 14 años en el 'exilio', asume un proyecto con base de cantera en la Liga EBA | Sanz tiene, con 466, el récord de partidos dirigidos en las ligas LEB

¿Quién no se acuerda de Rafa Sanz? Han pasado catorce años desde que un joven entrenador cordobés irrumpió en el panorama nacional del baloncesto con un aire rebelde que enamoró a la afición del Cajasur, el club más emblemático de la ciudad allá por el cambio de siglo. Al frente del equipo granate protagonizó dos cursos extraordinarios, exprimiendo al límite los recursos de sus plantillas y enloqueciendo al público con un baloncesto valiente y vistoso. Vista Alegre registraba entradas que superaban los dos mil espectadores cada día de partido. Sanz, una suerte de Paco Jémez del basket, alborotó el orden establecido y ofreció un torrente de sensaciones de alto calibre emotivo que aún permanecen en el recuerdo. Luego, todo terminó. Tras catorce años ininterrumpidos en banquillos de las ligas LEB, Rafa Sanz vuelve a casa. Lo hace para integrarse en el proyecto del Bball Córdoba, que pretende poner las bases de su futuro con raíces locales. El club cordobés ha oficializado el acuerdo a través de su web y redes sociales.

"Hay que intentar hacer un equipo que transmita pasión e ilusión a la afición. Será un proyecto muy humilde, pero con paciencia y perspectiva dará sus frutos", dice Sanz, que se ha comprometido por una temporada con el club que preside Francisco Gutiérrez. Sanz sustituye en el banquillo a Manuel Jiménez Junior, que aceptó una oferta de dos años en el CB Villarrobledo, de la Liga EBA. El montillano, después de tres campañas en el cargo, dejó alto el listón. En la Liga 14-15, el Bball peleó hasta la última jornada por el play off de ascenso y terminó cuarto, el mejor puesto de su historia. Los tres que le precedieron (Morón, Coín y Granada) lograron subir a la LEB Plata. Ahora Sanz, que también llevará la dirección del equipo junior y de un infantil, armará un plantel con sello cordobés de manera casi absoluta. Se prevé algún refuerzo foráneo. En las dos últimas campañas, el Bball llevó el indiscutible sello de Adrian Bowie, que busca destino en estos meses de verano.

Rafael Sanz Armada (Córdoba, 1976) lleva entrenando desde los 14 años –se inició en el Colegio Salesianos- y con 23 se hizo cargo del Cajasur Córdoba, en la Liga LEB, batiendo una plusmarca nacional de precocidad en los banquillos. Con el equipo granate logró disputar los play offs de ascenso a la Liga ACB, llegando hasta la fase de cuartos de final en la temporada 1999-2000.

Tras salir en 2001 de Córdoba inició una carrera de catorce años ininterrumpidos en competiciones LEB, con notables éxitos que le llevan a ser el entrenador cordobés con mejor palmarés. Ha ocupado el banquillo en competición LEB en 466 ocasiones (372 en Oro y 94 en Plata), siendo el técnico con más partidos dirigidos en la historia de estas ligas. A lo largo de su trayectoria ha disputado cinco play offs de ascenso a la Liga ACB, dos Finales a Cuatro y una Copa Príncipe; tres play offs de ascenso a la LEB Oro y un título de campeón de la LEB Plata con ascenso a LEB Oro.

Entre 1990 y 1997, Sanz logró con el Colegio Salesianos tres títulos provinciales, un quinto puesto andaluz y un subcampeonato de Andalucía junior (Estepona 1997). Con 19 años ingresó en el CB Montilla, por entonces en Segunda División, logrando por dos años seguidos la clasificación para el grupo de ascenso a EBA. En 1999 llegó al Cajasur, de Liga LEB, donde estuvo dos temporadas de éxito deportivo, alcanzando las series de ascenso a la ACB con plantillas modestas. Después fichó por la UB La Palma (cinco temporadas: las dos primeras en LEB Plata y tres en Oro), CB Tenerife (tres temporadas en LEB Oro), UB La Palma (LEB Oro), CB Ourense (tres temporadas, una de ellas en LEB Plata y dos en Oro) y CB Alcázar (Liga EBA).

Etiquetas
Publicado el
21 de julio de 2015 - 10:33 h
stats